Nuevo estudio revela “secretos inusuales” en préstamos de Beijing con países como Argentina y Ecuador

Por Pachi Valencia
09 de Abril de 2021
Actualizado: 09 de Abril de 2021

Investigadores de EE. UU. relevaron que los acuerdos crediticios de China con países subdesarrollados–entre ellos Venezuela, Argentina y Ecuador–impiden que las naciones revelen los términos de dichos préstamos. De acuerdo con expertos, esto iría en contra de los convenios que tiene el régimen chino con la comunidad internacional.

El informe (pdf) está compuesto por una base de datos con 100 contratos del régimen chino con 24 países de bajos y medianos ingresos y fue publicado por el laboratorio de investigación AidData del William & Mary College. Los montos comprometidos suman un total de USD 36,600 millones firmados entre el 2000 al 2020; y en 84 casos, los prestamistas fueron el Banco de Exportación e Importación de China (China Eximbank) o el Banco de Desarrollo de China (CDB), señala la investigación.

En Latinoamérica, China firmó 10 contratos con Argentina por cerca de USD 9000 millones, 8 contratos con Ecuador por más de 7000 millones, 2 contratos con Venezuela por más de USD 4000 millones, y 1 con Uruguay por USD 1000 millones.

AidData descubrió que los contratos de préstamos de China contenían cláusulas de confidencialidad inusuales que impedían a las naciones prestatarias revelar los términos o, a veces, incluso la existencia de los préstamos. Los contratos también daban la libertad a los prestamistas chinos de cancelar préstamos o acelerar el pago si no estaban de acuerdo con las políticas del prestatario.

En un ejemplo sobre dicha confidencialidad, los investigadores citaron un caso en 2016 entre el CDB y el gobierno de Ecuador, en donde el banco chino se quejó con el país tras la publicación de un video de un periodista de investigación que revelaba los acuerdos de una deuda de USD 1000 millones con el CDB en 2010 respaldada por petróleo ecuatoriano.

“El jefe de la Misión Residente del CDB en Ecuador escribió a su homólogo en el Ministerio de Finanzas de Ecuador, quejándose de la aparente violación de la carta de confidencialidad por parte del prestatario, pidió al gobierno ecuatoriano que iniciara una investigación de filtración y exigió que tomara medidas para mitigar el daño a la reputación del CDB causado por el video”, dijo el informe. “La carta de CDB también amenazaba implícitamente con retener el financiamiento futuro si el prestatario no abordaba adecuadamente el incidente”, agregó.

El uso del préstamo se divide en dos tramos. El primer 80% del compromiso está a libre disposición del Ministerio para financiar proyectos de infraestructura, minería, telecomunicaciones, desarrollo social y / o energía. El 20% restante se compromete a la compra de bienes y servicios a contratistas chinos seleccionados

Asimismo, AidData menciona el uso de cuentas especiales en este mismo préstamo del CDB con Ecuador, el cual está vinculado a un contrato de compraventa de petróleo entre PetroEcuador y PetroChina.

“Este acuerdo requiere que PetroEcuador venda, durante todo el período de vigencia del Acuerdo de Facilidad, al menos 380,000 barriles de gasolina por mes y 15,000 barriles de crudo por día a PetroChina. PetroChina paga los ingresos del petróleo a la Cuenta de Ingresos, que es abierto por PetroEcuador con CDB en China y que se rige por la ley china. PetroEcuador ‘no tiene permitido realizar retiros de la Cuenta de ingresos, excepto en la medida permitida por el Acuerdo de administración de cuentas’”, dice el informe.

Por otro lado, 30 contratos de los analizados requieren que la nación prestataria tenga una cuenta bancaria especial como garantía del pago de la deuda, lo cual se hace generalmente con un banco “aceptable” para China.

“En 5 contratos de CDB (con Argentina, Ecuador y Venezuela), el prestamista también tiene la capacidad de bloquear al deudor para que no retire los fondos. Estos contratos limitan expresamente los derechos de retiro del deudor a los especificados en el contrato de cuenta”, dice el informe, el cual especifica que solo hay un acuerdo de este tipo entre el CDB y un banco de desarrollo estatal (BANDES) en Venezuela.

“En el préstamo de USD 4700 millones al Ministerio de Finanzas de Argentina por parte del CDB, el [Banco Industrial y Comercial de China] y el [Banco de China], todos los ingresos del proyecto se recaudan en una Cuenta Fiduciaria del Proyecto y los retiros se limitan al pago de tarifas, reembolsos de préstamos y gastos específicos del proyecto, en el orden prescrito de prioridad”, agregó el informe.

En otro ejemplo, los investigadores señalaron un préstamo chino de USD 2000 millones para el Ferrocarril Belgrano Cargas, en donde Beijing utiliza la “cancelación cruzada” como forma de proteger los intereses de China.

El CDB parece utilizar la cancelación cruzada como un dispositivo de seguridad para sus préstamos y como una forma de proteger los demás intereses de China en el país prestatario. Por ejemplo, un préstamo del CDB de $ 2 mil millones para el Ferrocarril Belgrano Cargas incluye entre sus cancelaciones cruzadas, según el informe, “incumplimiento o cancelación del préstamo sindicado de USD 4700 millones de Argentina de bancos chinos para construir dos represas hidroeléctricas en el río Santa Cruz en la Patagonia”.

“El CDB invocó esta cláusula y amenazó cancelar el proyecto ferroviario cuando un nuevo gobierno en Argentina intentó cancelar la construcción de la presa por motivos ambientales. El gobierno argentino rápidamente cambió de rumbo”, dijo el informe.

Uno de los coautores del informe, Scott Morris, dijo que los contratos chinos “parecen ir en contra de los compromisos de China” en el G20. China fue signataria de la iniciativa de suspensión del servicio de deuda acordada por los países del grupo G-20 el año pasado.

Sin embargo, las prácticas crediticias de China complican las iniciativas de ayuda a países que se encuentran en dificultades financieras. En los últimos años, China ha atraído a muchos países a la trampa de deuda a través de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI) el cual es uno de los programas de desarrollo más ambiciosos y controvertidos del mundo.

La mayoría de los proyectos de BRI se financian a través de prestamistas controlados por el régimen chino con falta de transparencia, dejando a las naciones prestatarias empobrecidas por el enorme endeudamiento. Beijing ha sido criticado también por implementar la “diplomacia de la trampa de deuda” para tomar el control de los activos estratégicos en los países emergentes.

Con información de Emel Akan.

Siga a Pachi en Twitter: @pachivalencia


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS