Nuevo México: Gran preocupación por bloqueo de Biden de nuevos arrendamientos de petróleo y gas

Por Bowen Xiao
26 de Enero de 2021
Actualizado: 26 de Enero de 2021

La moratoria de 60 días del presidente Joe Biden sobre las nuevas concesiones de petróleo o gas natural y los permisos de perforación en terrenos federales está provocando una gran ansiedad en Nuevo México, uno de los principales productores de energía del país, ya que una amplia coalición argumenta que dicha medida obliga a todo el país a ser más dependiente de la energía extranjera, impidiendo al mismo tiempo un progreso medioambiental.

Los líderes empresariales de Nuevo México, las figuras republicanas, la industria petrolera, y los trabajadores del estado se apresuraron a expresar su oposición a la orden ejecutiva, diciendo que destruiría la economía del estado. Algunos dijeron a The Epoch Times que la medida obligaría a los trabajadores a trasladarse a estados como Texas, mientras que a otros les preocupaba que el bloqueo se volviera permanente. La mitad de la producción de petróleo y gas de Nuevo México se encuentra en terrenos federales y asciende a cientos de millones de dólares en regalías cada año.

“Nos va a obligar a comprar más petróleo de las naciones que apoyan el terrorismo”, dijo Steve Pearce, presidente del Partido Republicano de Nuevo México, a The Epoch Times. “Y eso va a dañar la economía de Nuevo México, que ya ha sido devastada por la respuesta del gobernador frente al COVID”.

Bajo las acciones de Biden, se podrían perder aproximadamente 50,000 empleos en el estado con pérdidas potenciales de USD 3500 millones, ya que la mayor parte de la producción central del estado proviene de tierras federales, dijo Pearce, quien advirtió que Estados Unidos enfrentaría una “escasez tremenda”.

El petróleo y el gas proporcionan alrededor del 40 por ciento de los ingresos para el presupuesto estatal, dijo Pearce. Un informe publicado en septiembre del año pasado por la Asociación de Petróleo y Gas de Nuevo México (NMOGA) dijo que la industria de petróleo y gas natural del estado apoyó a crear 134,000 empleos en el estado y agregó USD 16,600 millones a la economía de Nuevo México en 2018.

Para resaltar el impacto inmediato, el presidente republicano mencionó un mensaje de texto que recibió de un soldador hace unos días. A este soldador, quien estaba trabajando en tres o cuatro perforaciones, se le canceló el contrato justo después de que Biden firmara su orden ejecutiva y cuando el soldador se dirigía a su lugar de trabajo. Los jefes del soldador le dijeron que iban a trasladar sus camiones a Texas, que apenas tiene terrenos de propiedad federal y tiene más terrenos privados que cualquier otro estado de Estados Unidos.

La gente en Nuevo México está “muy nerviosa” por lo que está sucediendo, no solo por sus propios empleos sino por todo el estado, según el alcalde Dale Janway, quien desde 2010 se ha desempeñado como alcalde de Carlsbad, una ciudad al suroeste de Nuevo México con una población de más de 49,000 personas. Él también criticó a la administración de Biden por promocionar la unidad, mientras que en realidad no habla ni escucha a los afectados por su orden ejecutiva.

“¿Cómo pagará Nuevo México sus escuelas y carreteras? Seguimos escuchando hablar sobre el deseo de trabajar juntos, pero nos gustaría desempeñar un rol en estas discusiones”, dijo Janway a The Epoch Times.

“Este debería ser un momento para la reconstrucción”, agregó. “Nuestra mayor preocupación es que este bloqueo de 60 días se convierta en un bloqueo a largo plazo. (…) ¿Y para qué? Las compañías petroleras simplemente trasladarán sus recursos a Texas y seguirán perforando”.

Una gran parte del presupuesto del estado también se financia mediante la perforación en terrenos federales, dijo Janway, quien describió que el estado ya enfrenta numerosos desafíos, al igual que la mayoría de los lugares del país. Los empleos en Nuevo México ya han caído debido a los cierres y varios trabajadores quedaron sin empleo luego de una caída en los precios del petróleo a principios de este año.

The Epoch Times se contactó con la administración de Biden, pero aún no ha recibido una respuesta.

Los tanques de almacenamiento de petróleo se muestran cerca de Maljamar el 23 de abril de 2020 en el condado de Lea, Nuevo México. (PAUL RATJE/AFP a través de Getty Images)

Estados Unidos se convirtió en un país independiente en materia de energía en 2019 por primera vez desde 1957, según el Institute for Energy Research. La producción total de energía de EE. UU. aumentó un 5,7 por ciento en 2019, dijo el instituto, mientras que la demanda de energía por parte de EE. UU. disminuyó un 0,9 por ciento.

Las medidas de Biden para bloquear el petróleo se describieron en el sitio web de su campaña como parte de una de sus promesas clave para combatir el cambio climático. Según su sitio web, bajo su plan de Energía Limpia, Biden dijo que prohibiría “nuevos permisos de petróleo y gas en tierras y aguas públicas” y también pidió “modificar las regalías para justiciar los costos climáticos”.

“Se puede imaginar que con la mitad de nuestra producción proveniente de tierras federales, las empresas simplemente se van a mudar fuera del estado”, dijo Pearce. “El petróleo en Nuevo México ha logrado mucho para hacernos autosuficientes energéticamente”.

“Esta fue una decisión muy política para recompensar a los partidarios”, agregó. “Esta [decisión] apesta a mal juicio y mala política económica. Cuarenta centavos de cada dólar provienen del petróleo y el gas”.

Los grupos de la industria dijeron que la orden frena efectivamente toda la actividad reguladora, desde solicitudes de rutina que surgen durante el curso normal de los negocios hasta solicitudes de derechos de vía para nuevos ductos diseñados para recolectar más gas natural como parte de los esfuerzos para reducir las llamaradas y fugas–procedimientos que los demócratas han orientado en su agenda de cambio climático.

El tema ha sido delicado de tocar para los demócratas en Nuevo México, donde la industria del petróleo y el gas ha sido difamada por las preocupaciones sobre la contaminación a pesar de su papel como principal motor económico del estado.

El efecto de “filtración”

Carla J. Sonntag, presidenta y fundadora de New Mexico Business Coalition (NMBC), dijo que la industria del petróleo y el gas representa alrededor de 100,000 empleos directos e indirectos en el estado y también es el principal financiador de la educación en Nuevo México. Sonntag dijo que su equipo se comunica con algunos de los operadores de petróleo y gas en el estado, quienes dijo que ciertamente están descontentos con la medida de Biden. Pero Sonntag advirtió que esto afecta más que solo a la industria petrolera.

“Incluso las empresas en general están muy disgustadas–ellos comprenden el impacto en el presupuesto del estado”, dijo a The Epoch Times.

“Más importante aún, si es una industria relacionada con el petróleo y el gas, si es una industria de apoyo que brinda servicios o suministros, ellos están muy preocupados por cómo continuaría su negocio”, dijo.

La NBMC representa a cientos de empresas de Nuevo México y miles de personas que desean limitar su dependencia del gobierno y expandir el sector privado. Sonntag señaló que debido a que la gran parte de la tierra en Nuevo México es de propiedad federal, depende de la concesión federal y de las oportunidades para desarrollar petróleo y gas. Si ellos pierden esa capacidad en Nuevo México, las compañías de petróleo y gas buscarán oportunidades en otros estados.

Si las empresas de soporte no pueden operar en Nuevo México, también buscarán salir del estado, dijo Sonntag. También dijo que el bloqueo de Biden sobre el petróleo no tendrá el impacto positivo en el clima que él dice que tendrá.

Un camión que transportaba petróleo pasa por una cantera el 23 de abril de 2020 en el condado de Eddy, Nuevo México. (PAUL RATJE/AFP a través de Getty Images)

“Vamos a depender más de la energía extranjera, lo cual nos pone en riesgo”, agregó. “Pero también es un mal paso en el progreso ambiental que hemos logrado porque muchos de estos países extranjeros tienen estándares ambientales más bajos que los Estados Unidos”.

“Todo a su alrededor es malo para el país–y es horrible para Nuevo México”, agregó.

Pero no todo el mundo está en contra de la moratoria de Biden y la postura más amplia de la administración sobre el cambio climático. La medida ha recibido elogios de los ambientalistas, quienes han estado tratando de frenar el desarrollo en todo el mundo occidental.

“Cualquier paso hacia la reparación del programa federal de concesión de petróleo y gas que no funciona es un paso en la dirección correcta”, dijo Mark Allison, director del grupo ambientalista New Mexico Wild, a The Associated Press.

Por su parte, otra medida de la administración Biden que está provocando un furor similar entre los críticos, es la decisión del presidente de cancelar el permiso para el oleoducto Keystone XL.

Terry Cunha, portavoz de TC Energy Corp, dijo a The Epoch Times por correo electrónico que “como resultado de la revocación del permiso presidencial para Keystone XL, se perderán 1000 puestos de trabajo sindicalizados en las próximas semanas”. The Epoch Times pidió detalles más específicos sobre los recortes de empleo, pero no recibió una respuesta.

Sin embargo, Cunha le dijo a Bloomberg que la cifra de 1000 comprende a los trabajadores que “construyen en ambos lados de la frontera”, refiriéndose a Canadá y Estados Unidos. No está claro cuántos de esos trabajos son estadounidenses.

Con información del Associated Press.

Siga a Bowen en Twitter: @BowenXiao_


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS