Nuevo reto viral escatológico obliga a cerrar algunas piscinas en una provincia de España

Por Jesús de León
20 de Agosto de 2019 Actualizado: 20 de Agosto de 2019

Hay muchos tipos de retos o desafíos en las redes sociales que hicieron populares y virales a través del tiempo, pero ninguno ha sido como el que se impuso ahora entre los jóvenes asiduos a las piscinas de una región en Murcia, España.

El nuevo reto forma parte de una moda veraniega que está obligando a cerrar piscinas y estropear vacaciones debido a que incita a defecar en las piscinas, de acuerdo con la publicación local La Verdad,

Antonio Ruiz, propietario de Administraciones Inmomar que gestiona numerosas comunidades en la zona de La Manga, confirmó que sufrió cuatro casos hasta ahora, la mayoría en agosto, y las pruebas apuntan a que “se trata de adolescentes”.

“No es algo fortuito”, añadió, como puede ocurrirle a algún niño que tenga un descuido involuntario, sino que “es provocado”, aseguró.

Foto ilustrativa de Pexels en Pixabay

El propietario de Inmomar explicó que estos actos “ocurren por la noche”. Horas después, cuando el encargado acude a revisar el estado del agua, se encuentra “los excrementos, que se nota que son de un adulto”, explicó.

El desagradable descubrimiento obligó a cerrar la piscina y tomar las correspondientes medidas higiénicas que consisten en echar una mayor cantidad de cloro y dejar la piscina cerrada por 24 horas.

Antonio Ruiz mencionó que en estos casos la ley es muy estricta.

Además, sostuvo que el rigor sanitario está por encima de todo aunque suponga una enorme molestia para los residentes de las urbanizaciones.

“Es un perjuicio muy grande porque la gente se queda un día o incluso dos sin poder bañarse. Además, algunas comunidades cuentan con hasta 250 apartamentos, y muchos de ellos alquilados, que vienen para una semana”, comentó.

“En estos 27 años de trayectoria como administrador, nunca se me había dado el caso de que lo hicieran a caso hecho, como un juego”.

Foto ilustrativa de Pexels en Pixabay

Juntar cigarrillos como un reto

En una noticia relacionada, este mes se conoció de otro reto que se hizo viral, esta vez entre los jóvenes franceses.

Los adolescentes de ese país lanzaron en las redes sociales una campaña titulada #FillTheBottle -llena la botella, en español- para limpiar las colillas de cigarrillos que contaminan el ambiente y su iniciativa recibió réplicas de todo el mundo.

La tendencia fue iniciada por Jason Prince el 31 de julio. Según el medio francés Rfi, Prince fue la primera persona en compartir en su Twitter la imagen de una botella llena de cigarrillos y comentar más tarde a un amigo, “Llenar la botella sería genial, creo”

Su amiga Amel Talha, de 18 años, que recolecta y recicla filtros de cigarrillos, lanzó después la etiqueta #FillTheBottle para que otras personas se sumaran a este movimiento.

Ahora #FillTheBottle ha inspirado a miles de otras personas de todas las edades en diferentes partes del mundo a llenar botellas con filtros de cigarrillos que recogen del suelo y publicar una foto en Twitter para seguir inspirando a otros.

Otros tipos de retos no resultaron tan positivos y pueden tener consecuencias desastrosas, como lo demostró una trágica historia de Arkansas en 2017.

Fue el caso de Nickolas Conrad, que tenía 15 años cuando fue víctima de un reto al que lo sometieron sus amigos.

En ese momento estaba en una fiesta de pijamas con seis de sus amigos de la escuela. Se quedó dormido, pero algunos de sus “amigos” se despertaron en las primeras horas de la mañana y decidieron jugarle una mala broma.

La travesura que eligieron estaba en boga en YouTube en ese momento, pero era potencialmente mortal. El desafío tomó diferentes formas, incluyendo beber agua caliente hirviendo de una pajita o, como en el caso de Nickolas, tirar agua hirviendo sobre una víctima desprevenida.

Cuando sus amigos le derramaron agua hirviendo encima, Nickolas terminó en el hospital con quemaduras de primer y segundo grado en el cuello.

“Fue el peor dolor de mi vida”, contó el adolescente. “Sentí un ardor muy fuerte en mi cuello y cuando me desperté, empecé a gritar y llorar”.

***

Descubre:

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas

TE RECOMENDAMOS