“Occidente está ganando”, dice EE.UU. en la Conferencia de Seguridad de Munich

Por Ella Kietlinska
17 de Febrero de 2020
Actualizado: 17 de Febrero de 2020

El Secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo defendió la fuerza y la sostenibilidad del mundo occidental a pesar de las dudas en Europa en su discurso en la Conferencia de Seguridad de Munich el 15 de febrero.

Más de 500 funcionarios de alto nivel de todo el mundo se reúnen anualmente en la Conferencia de Seguridad de Munich, en Munich, Alemania, para discutir las políticas de seguridad internacional y abordar los actuales desafíos de seguridad. Entre los asistentes se encuentran jefes de estado, ministros, miembros del parlamento, líderes empresariales, científicos y miembros de alto rango de la sociedad civil.

El tema central de la conferencia de este año fue el debilitamiento de Occidente, y “el proyecto occidental”, un fenómeno llamado “Westlessness” por el Informe de Seguridad de Munich 2020, una cartilla oficial para la conferencia de este año. En el mundo actual, lo que se ha entendido como la base de Occidente: la democracia liberal, los derechos humanos, la economía de mercado y el estado de derecho, “es cada vez más cuestionado”, lo que a su vez plantea retos de seguridad, según el informe.

“El mundo se está volviendo menos occidental (…) el propio Occidente podría volverse menos occidental también”, dice el informe.

El tema principal del discurso de Pompeo fue sobre “Occidente está ganando”.

“Las naciones libres son simplemente más exitosas que cualquier otro modelo que se haya probado en la historia de la civilización. Nuestros gobiernos respetan los derechos humanos básicos, fomentan la prosperidad económica y nos mantienen a todos seguros”, dijo Pompeo. Occidente no se limita a la ubicación geográfica, ya que “cualquier nación que adopte un modelo de respeto por la libertad individual, la libre empresa, la soberanía nacional … [es] parte de esta idea de Occidente”, explicó.

Para ilustrar su punto, Pompeo habló de los muchos refugiados que arriesgan sus vidas para escapar en masa a través del mar hacia Grecia o Italia, pero no hacia Irán o Cuba. Por otra parte, algunos países asiáticos pudieron salir de la pobreza y emerger como economías líderes en el mundo adoptando los principios occidentales, como Corea del Sur, lo que contrasta con la Corea del Norte gobernada por los comunistas.

Pompeo hizo hincapié en la fortaleza de la economía de Estados Unidos, destacando las bajas tasas de desempleo, el aumento de salarios, así como la resistencia del sistema político del país.

El respeto por la soberanía, la libertad y la democracia son valores críticos de Occidente que le permiten triunfar, dijo Pompeo.

(Izquierda a Derecha) La Ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur Kang Kyung-wha, el Secretario de Estado de los Estados Unidos Mike Pompeo y el Ministro de Relaciones Exteriores de Japón Toshimitsu Motegi durante una reunión trilateral durante la 56ª Conferencia de Seguridad de Munich (MSC) en Munich, Alemania del sur, el 15 de febrero de 2020. – (ANDREW CABALLERO-REYNOLDS/POOL/AFP vía Getty Images)

El compromiso de Estados Unidos con la protección de la libertad y la soberanía

Sin embargo, hay países que no respetan la soberanía y pueden representar una amenaza para Occidente, dijo Pompeo. Enumeró a Rusia, quien “se apoderó de Crimea y partes de Ucrania Oriental”, Irán, que atacó las instalaciones petroleras saudíes y tiene tropas en varios países de Oriente Medio, y China, e “invade las zonas económicas exclusivas de Vietnam, Filipinas e Indonesia” y usa “prácticas comerciales injustas”.

Está muy en desacuerdo con los comentarios hechos en los últimos años por los líderes occidentales, “cuestionando el compromiso de América con la alianza transatlántica y el liderazgo de América en el mundo”. También citó a un líder occidental que dijo el día anterior que “Estados Unidos rechaza la comunidad internacional”.

En respuesta, Pompeo dio ejemplos de la participación de Estados Unidos en la lucha y la respuesta a todo tipo de ataques contra la soberanía y la libertad de los países occidentales. Estados Unidos se ha esforzado por hacer frente y contrarrestar esas amenazas mediante sanciones y acciones militares.

Estados Unidos también arma a las naciones amenazadas o atacada; un ejemplo de esto es Ucrania, y les proporcionan ayuda financiera y capacitación. Estados Unidos ha liderado la lucha mundial para derrotar a ISIS, dijo Pompeo.

Estados Unidos instó a los aliados de la OTAN a que aumenten sus gastos de defensa a “400.000 millones de dólares en nuevas promesas” y participa activamente en los ejercicios militares de la OTAN en Europa, dijo.

“Apoyamos las naciones independientes. (…) Nuestro proyecto militar característico es una alianza defensiva”, dijo Pompeo.

Pompeo anunció un nuevo compromiso de Estados Unidos para “proporcionar hasta 1000 millones de dólares en financiación a los países de Europa Central y Oriental de la Iniciativa de los Tres Mares”. El objetivo es “impulsar la inversión del sector privado en el sector de la energía para proteger la libertad y la democracia en todo el mundo”, dijo Pompeo.

El Presidente de Estados Unidos Donald Trump y otros líderes asisten a la Cumbre de la Iniciativa de los Tres Mares de los países de Europa del Este en el Castillo Real de Varsovia (Polonia), el 6 de julio de 2017. (Saul Loeb/AFP/Getty Images)

La Iniciativa de los Tres Mares es una plataforma política a nivel presidencial que reúne a 12 países de Europa Central y Oriental, situados entre los mares Adriático, Báltico y Negro, en un esfuerzo por construir un corredor de infraestructura Norte-Sur que conecte a los países de esta región.

La mayoría de los participantes de los Tres Mares solían formar parte del antiguo Bloque Comunista del Este, dominado por la Unión Soviética. Por lo tanto, su infraestructura no solo estaba subdesarrollada en comparación con Europa Occidental, sino que también se centraba principalmente en las interconexiones a lo largo del eje Este-Oeste. Esto fue un gran impedimento para el crecimiento económico de la región. En cuanto a la energía, la región seguía dependiendo de un único proveedor de gas y petróleo: Rusia.

En la iniciativa de los tres mares se incluyen proyectos para crear un mercado energético que permita la diversificación de las fuentes y los proveedores de energía, y uno de los nuevos proveedores de energía de los países que participan en la iniciativa es un productor estadounidense de gas natural licuado (GNL).

Reuters contribuyó con este reporte.

***

A continuación

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

TE RECOMENDAMOS