OEA pide al régimen cubano la liberación de presos políticos durante la pandemia del virus del PCCh

Por Eduardo Tzompa
03 de Abril de 2020 3:15 PM Actualizado: 03 de Abril de 2020 4:42 PM

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, pidió este miércoles al régimen comunista de Cuba liberar a los miles de presos políticos cubanos debido a la emergencia sanitaria provocada por el virus del PCCh.

“Ante la pandemia #COVID19 y las faltas de condiciones sanitarias de las cárceles de #Cuba pedir liberar a los miles de cubanos inocentes que sufren prisión política o están en prisión sin haber cometido delito, es justo y es necesario. #OEAconCuba”, escribió Almagro a través de su cuenta de Twitter.

En su publicación Almagro compartió un video de la activista Rosa María Payá quien señaló que en Cuba hay 8000 personas acusadas de “peligrosidad predelictiva” sin haber cometido delitos.

“Hoy, la dictadura no solo los mantiene en prisión de manera injusta, hoy están poniendo en riesgo sus vidas al mantenerlos en prisión”, señaló Payá en referencia a las 8000 personas que viven en condiciones de hacinamiento en las cárceles. Asimismo, la activista recordó que el 1 de abril el líder opositor José Daniel Ferrer cumplió seis meses de prisión, tras su detención por el régimen cubano.

El régimen liderado por Miguel Díaz Canel y Raúl Castro habilitó el martes la prisión de Valle Grande como hospital para presos enfermos de coronavirus, informó a CiberCuba, Alejandro González Raga, director Ejecutivo del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH).

Además, el régimen ordenó suspender las visitas familiares y de abogados en las cárceles, así como los traslados entre prisiones, en un intento por frenar la propagación del virus del PCCh.

“La solución no es crear hospitales dentro de las cárceles, sino usar las opciones contempladas por las propias leyes y la Constitución de Cuba para favorecer una excarcelación parcial y rápida de aquellos presos que cumplan determinados requisitos”, reiteró González Raga.

La prisión de Valle Grande ubicada en el municipio de La Lisa tiene una capacidad de 1500 presos distribuidos en 18 barracas. El régimen cubano no ha confirmado casos de presos infectados por el virus del PCCh, sin embargo, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos no descartó la posibilidad de que el régimen continúe habilitando hospitales para prisioneros en otras provincias.

Hasta este miércoles las autoridades confirmaron 212 casos positivos de COVID-19 y 6 muertes luego de que comenzaron a realizarse pruebas rápidas de forma masiva a los principales grupos de riesgo.

Entre los nuevos casos recientes se encuentra un ciudadano español y 25 cubanos que tuvieron contacto con pacientes diagnosticados o que habían viajado al extranjero en los últimos días, dijo en una conferencia de prensa el doctor Francisco Durán, director de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Hasta ahora 2742 personas permanecen en aislamiento en instalaciones sanitarias, otras 26,278 están aisladas de forma preventiva en sus hogares por presentar problemas respiratorios o ser casos sospechosos.

Aunque no se reportaron nuevos fallecidos sí hay 4 personas en estado crítico -todos cubanos de edad avanzada- y un paciente grave, un francés de 72 años, mientras 12 fueron dados de alta, un estadounidense evacuado y 188 permanecen en situación estable.

Con información de EFE


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Residente encerrada informa nuevos casos de virus del PCCh desde Wuhan

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.