ONU denuncia que los últimos orangutanes silvestres se extinguen ante pérdida del hábitat por invasión humana

12 de Agosto de 2015 Actualizado: 12 de Agosto de 2015

Un informe del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), la Universidad de Liverpool John Moores y la Asociación para la Supervivencia de los Grandes Simios, concluyó que estos grandes primates, entre los más pacíficos de los simios gigantes, desaparecerán de la faz de la Tierra antes de 2080, a menos que se modifiquen las actuales políticas de uso del suelo en la isla de Borneo.

Los 55.000 sobrevivientes, enfrentan a los productores oleaginosos como sus mayores enemigos en la actualidad: la producción de aceite de palma, exige cada vez más tierras de cultivo y está llevando a una deforestación como nunca antes en la isla, el último reducto de los orangutanes en el planeta.

Los orangutanes son particularmente inteligentes y algunos científicos aseguran que los más inteligentes de todos los monos, alcanzando incluso rarezas como la existencia de distintas “culturas” entre las subespecies, según publicó la revista Science en un estudio de principios de este siglo. De hecho los malayos de Borneo tienen un dicho afirmando que los orangutanes, son tan inteligentes que no han aprendido a hablar solo para que no los hagan trabajar. Existen pruebas que los orangutanes adultos, visitan establecimientos humanos donde buscan huérfanos de su especie con los que interactúan presumiblemente para llevarlos y readaptarlos a la vida silvestre.

La deforestación y el fin de la vida de holganza

Los orangutanes se enfrentan al mayor problema de su existencia como subespecie: la deforestación de Borneo para cultivar aceite de palma es la mayor de la historia en los últimos veinte años. Los especialistas denuncian que el fenómeno afecta no solo a los animales sino también incide en el cambio climático y favorece inundaciones y variación de temperaturas extremas, además de disminuir la producción. Los autores del estudio de ONU, afirman que el problema de la deforestación de la isla, sin un cambio de modelo racional, afectará no solamente a los primates, sino también a todos los habitantes de un área que va camino a hacerse inhabitable.

Artículo original aquí

TE RECOMENDAMOS