Operador respaldado por multimillonario siguió financiando a Steele y Fusion GPS en 2019

Por Ivan Pentchoukov
04 de Mayo de 2021
Actualizado: 04 de Mayo de 2021

Un antiguo empleado de la senadora Dianne Feinstein ( D-Calif.) siguió pagando grandes sumas de dinero en 2019 al exespía británico Christopher Steele y a Fusion GPS, la firma que contrató a Steele para trabajar en un dossier de desinformación financiado por Hillary Clinton, incluso cuando la credibilidad tanto de Steele como de las afirmaciones de su dossier se evaporara.

El Proyecto de Integridad de la Democracia (TDIP), una organización sin fines de lucro operada por el exmiembro del personal de Feinstein, Daniel Jones, pagó USD 1,222,714 en 2019 a Bean LLC, la empresa fantasma que controla Fusion GPS, y USD 700,000 a Walsingham Partners Ltd., una empresa británica de la que Steele es copropietario, según una declaración de impuestos.

Jones siguió financiando a las empresas a pesar de las revelaciones de 2018 y 2019 que socavaron gravemente la credibilidad del dossier y de su autor. El dossier, compilado en 2016, contenía rebuscadas acusaciones sobre el entonces candidato Donald Trump y Rusia, ninguna de las cuales se ha podido probar al día de hoy, y algunas de ellas han sido directamente desmentidas.

A mediados y fines de 2019, el Departamento de Justicia empezó a revertir la situación de los operativos involucrados en el dossier, ampliando su investigación sobre el espionaje a la campaña de Trump para incluir a las agencias de inteligencia extranjeras y, posteriormente, convirtiendo la indagación en una investigación penal.

A medida que avanzaba el año, aumentaban las pruebas que sugerían que el dossier era parte de una campaña de desinformación, en lugar de un documento convencional de investigación de la oposición basado en pruebas. En diciembre de 2019, The New York Times expuso a otro grupo financiado por Jones, New Knowledge, por su participación en una operación autoproclamada de “etiqueta falsa” para influir en las elecciones al Senado de Estados Unidos de 2017 en Alabama, sembrando la discordia entre los republicanos.

Las revelaciones de New Knowledge fueron especialmente notables porque el Comité de Inteligencia del Senado lo había identificado semanas antes como una de las empresas que retuvo para examinar los datos que había obtenido de las empresas de redes sociales sobre la participación de Rusia en las elecciones de 2016

A pesar de su contundente informe sobre New Knowledge, el propio NY Times cayó en una operación de desinformación de Jones a principios de este año, publicando un artículo sobre The Epoch Times cuya fuente era únicamente Advance Democracy Inc, otra organización sin ánimo de lucro estadounidense operada por Jones que también había financiado New Knowledge en 2018 y 2019. Jones utilizó dos de sus organizaciones sin fines de lucro para pagar a New Knowledge 665,000 dólares en esos años, según las declaraciones de impuestos. El nombre legal de New Knowledge es Popily Inc. Desde entonces, la empresa se ha rebautizado como Yonder.

En 2017 y 2018, Jones utilizó sus dos organizaciones sin fines de lucro para canalizar más de 5.3 millones de dólares a Fusion GPS y casi un millón de dólares a Steele. Él declaró al FBI en marzo de 2017 que el financiero multimillonario George Soros y un grupo de 7 a 10 multimillonarios de Silicon Valley financiaron su operación Trump-Rusia con 50 millones de dólares. Se ofreció a dar sus hallazgos a la oficina y “planeó compartir la información que obtuvo con los responsables políticos (…) y con la prensa”.

El Proyecto de Integridad de la Democracia recibió 1.5 millones de dólares de una filial de la Open Society Foundations de Soros, según el sitio web de la fundación.

El proyecto recibió 2 millones de dólares del Fund for a Better Future y 500,000 dólares de la Silicon Valley Community Foundation. Ninguno de los dos grupos revela la identidad de sus donantes. El periodista de investigación Chuck Ross fue el primero en sacar a la luz las conexiones.

A fines de 2019, la Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia publicó su informe fundamental sobre las cuatro solicitudes de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) que el FBI utilizó para obtener órdenes de espiar al exasesor de la campaña de Trump, Carter Page. El inspector general encontró que el dossier Steele jugó un papel crucial en la decisión del FBI de buscar la primera orden FISA, a pesar de la falta de verificación y del conocimiento de los orígenes políticos del dossier.

The Epoch Times no recibió una respuesta inmediata a una solicitud de comentarios enviada a la dirección de correo electrónico que figura en el sitio web de Advance Democracy Inc.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov
Siga a Ivan en Parler: @IvanPentchoukov


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS