Opositores de la “teoría crítica de la raza” de Texas ganan las elecciones de la junta escolar

Por Isabel van Brugen
04 de Mayo de 2021
Actualizado: 04 de Mayo de 2021

Dos candidatos que se oponen a la enseñanza de la teoría crítica de la raza (CRT, por sus siglas en inglés) en las clases de las escuelas públicas fueron elegidos para un consejo escolar de Texas.

Nueve meses después de que Hannah Smith y Cameron “Cam” Bryan presentaran una propuesta para evitar la enseñanza de la CRT en el Distrito Escolar Independiente de Carroll del área de Dallas, la pareja recibió casi el 70 % de los votos en sus respectivas candidaturas, ganando dos escaños en la junta.

La elección se produjo luego de que apareciera un video de 2018 que mostraba a dos estudiantes gritando la palabra con N. En respuesta, el distrito propuso un “Plan de acción de competencia cultural”, provocando reacciones violentas de los padres y los dos candidatos, quienes criticaron abiertamente a CRT.

Algunos padres argumentaron durante las reuniones de la junta escolar que la propuesta del distrito, lo cual exigiría capacitación en diversidad e inclusión, crearía una “policía de la diversidad” y discriminaría a los niños blancos.

Smith y Bryan ganaron las elecciones del sábado de manera aplastante, ocupando dos puestos vacantes en la junta escolar.

“Los votantes se unieron en números récord para restaurar la unidad”, dijo Smith, un abogado de Southlake y el exsecretario del juez de la Corte Suprema, Samuel Alito, y agregó: “Por un voto abrumador, ellos no quieren que se les enseñe a sus hijos la teoría crítica de la raza racialmente divisiva o que sea impuesta a sus profesores. Los votantes estuvieron de acuerdo con mi visión positiva de nuestra comunidad y su futuro”.

El oponente de Smith, Erik Hernandez, dijo luego de la votación que estaba preocupado por cómo afectaría el resultado a los estudiantes del distrito escolar próspero.

“No quiero pensar en todos estos niños que compartieron sus historias, sus testimonios”, dijo Hernandez, y agregó: “No quiero pensar en eso ahora mismo porque es muy, muy difícil para mí. Me siento muy mal por todos esos niños, cada uno de ellos que compartió una historia. No tengo palabras para ellos”.

La noticia se genera mientras un número cada vez mayor de líderes republicanos en todo el país dijeron que tienen como objetivo prohibir la enseñanza de CRT en escuelas, lugares de trabajo y agencias gubernamentales.

El presidente, Joe Biden, en una de sus primeras acciones ejecutivas en la Casa Blanca, anuló la prohibición de la CRT de su predecesor en los lugares de trabajo federales. La orden ejecutiva de septiembre de 2020 del expresidente Donald Trump declaró que la capacitación en diversidad e inclusión para empleados federales no debe promover conceptos “antiamericanos” y “divisivos”.

En cambio, Biden emitió una orden ejecutiva que indica que el gobierno federal debe perseguir “un enfoque integral para promover la equidad para todos”.

La CRT ha proliferado gradualmente en las últimas décadas a través de la academia, de las estructuras gubernamentales, de los sistemas escolares y del mundo empresarial. Se redefine la historia humana como una lucha entre los “opresores” (los blancos) y los “oprimidos” (todos los demás), de manera similar a la reducción del marxismo de la historia de una lucha entre el “burgués” y el “proletariado”. Esto califica a las instituciones que surgieron en las sociedades de mayoría blanca como racistas y “supremacistas blancos”.

Al igual que el marxismo, esta aboga por la destrucción de instituciones, tales como el sistema de justicia occidental, la economía de libre mercado y las religiones ortodoxas, al tiempo que exigen que esas sean reemplazadas por instituciones que cumplan con la ideología de la CRT.

En febrero, la Chinese American Citizens Alliance of Greater New York condenó la CRT, describiéndola como una consecuencia de la escuela marxista europea de la teoría crítica que interpreta la vida social y política estadounidense a través de la lente de una lucha de poder entre la raza del opresor y la de los oprimidos.

Los defensores de la CRT argumentaron que la teoría es simplemente “demostrar cuán generalizado es realmente el racismo sistémico”.

El jueves, la Cámara de Representantes de Oklahoma votó a favor de prohibir que las escuelas públicas y las universidades enseñen la CRT. El proyecto de ley, HB1775, ahora se dirige a la oficina del gobernador, Kevin Stitt, para convertirse en ley. Él ha recibido solicitudes para vetar el proyecto de ley.

Días antes, el gobernador de Idaho, Brad Little, promulgó un proyecto de ley, H 377 (pdf), el cual impedirá la enseñanza de la CRT en las escuelas y universidades públicas del Estado de la Gema.

Y el mes pasado, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, denunció a la CRT como despreciable.

“No hay espacio en nuestras aulas para cosas como la teoría crítica de la raza”, dijo, y anunció que el nuevo plan de estudios cívico del estado excluirá explícitamente la teoría crítica de la raza. “Enseñar a los niños a odiar a su país y a odiarse unos a otros no vale ni un centavo del dinero de los contribuyentes”.

Con información de Petr Svab.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS