Organizaciones médicas denuncian el problema de sobre-tratamiento

23 de Julio de 2015 Actualizado: 23 de Julio de 2015

Por lo menos 45 test y procedimientos médicos de rutina son realizados en pacientes a través de una amplia gama de especializaciones, que generalmente no son necesarios y que pueden ser dañinos, dijo un grupo de organizaciones médicas en Estados Unidos, la semana pasada.

“Muchas de las cosas que son hechas de rutina son cosas que los pacientes esperaban y los médicos las ordenan de forma rutinaria”, dijo la Dra. Chsitine Cassel, presidenta y directora ejecutiva del American Board of Internal Medicine (ABIM).

“Estas no son cosas que nunca se deban hacer, sino que son cosas que frecuentemente se usan excesivamente”.

Estos test incluyen escaneos cerebrales que son hechos después que la persona tuvo un desmayo, o por un dolor de cabeza; escaneos de tomografía computada o el uso de antibióticos por sinusitis crónica, y pruebas rutinarias de detención de cáncer cuando no hay signos o síntomas de cáncer.

Nueve especialidades médicas compilaron una lista de sus respectivos campos de medicina, titulada” : Cinco cosas que pacientes y médicos deben preguntar”.

Ellos dicen que esto es un esfuerzo para reducir los costos y los posibles daños innecesarios, mientras se espera una conversación más profunda entre pacientes y doctores.

La lista fue compilada por de  grupos médicos en conjunción con la Unión de Consumidores, y la Fundación del ABIM en un reporte del National Press Club en Washington, D.C., del 4 de abril.

La iniciativa es parte del Choosing Wisely Program [Programa Eligiendo Sabiamente] de la Fundación del ABIM, que lista en su página web los 45 tests de rutina y procedimientos en cuestión.

“Nosotros apoyamos la meta de la campaña delPrograma Eligiendo Sabiamente y esperamos que nos lleve a que mejoren las decisiones compartidas entre pacientes y sus médicos y [signifique] finalmente una reducción de daños por causa de los procedimientos médicos innecesarios”, dijo el Dr. Steven Weinberger del Colegio Americano de Médicos [American College of Physicians].

El grupo incluye los colegios americanos de cardiología, colegios médicos, y rediología; las sociedades americanas de oncología clínica, nefrología, y cardiología nuclear; y la academia americana de médicos de familia.

La academia americana de médicos de familia incluye estudios radiológicos del dolor de la baja espalda en las primeras 6 semanas, como cuestionables.

El dolor de la baja espalda es la quinta razón más común de todas las visitas médicas, pero “imágenes de la espalda baja antes de 6 semanas no mejora los resultados”, dice la organización.

Las pruebas de Papanicolaou en mujeres más jóvenes de 21 también son cuestionables. Las anormalidades en adolescentes pueden ser benignas y regresan, dice la organización. Mientras que la pruebas de Papanicolaou podrían ser causas de una ansiedad innecesaria de más exámenes y procedimientos médicos y más costos.

James Guest, presidente y CEO de Consumer Reports, en la publicación de la Unión de Consumidores, le da la bienvenida a la lista diciendo que esto no sólo llevará a un acceso más fácil de la información y a una mejor discusión entre médicos y pacientes, sino que  también reducirá los efectos dañinos de sobre tratamiento –particularmente de rayos-X, IRM (imágenes de resonancia magnética), y escaneo por tomografía computada.

Guest hace nota de los resultados positivos falsos, en los tests que no son necesarios, lo que a la vez resulta en más test que tampoco son necesarios.

“No hay justificación real en primer lugar, entonces de convertirse en una bola de nieve que, yo creo debe ser evitada”, declaró a La Gran Época.

Guest explica que ha habido un cambio en la cultura de los médicos, especialmente en los colegios de medicina del “ese médico es Dios” a un gran entendimiento del papel como “proveer un servicio al paciente”.

“Escucho más y más a los médicos decir que debemos poner al paciente primero y yo creo que a menudo ellos no saben realmente lo que significa, pero esto está comenzando a cambiar”, dijo él.

Sobre el problema de los incentivos financieros,  Shannon Brownlee, autora de bestselling, Overtreated: Why Too Much Medicine is Making Us Sicker and Poorer [Sobretratamiento: Porqué mucha medicina nos está haciendo más enfermos y más pobres], describe el reporte como “un avance importante”.

Brownlee dijo que los americanos “hacen un montón de pruebas de detección” más que cualquier otro país en el occidente y advirtió: “Con cualquier cosa invasiva [para el cuerpo o la salud del paciente], usted tiene que pensarlo cuidadosamente.

” Los test pueden hacer daño, y son costosos, y algunos procedimientos pueden tener incentivos financieros para los médicos”, dijo.

“Depende de que clase de doctor uno está hablando. Si hablamos de cardiólogos, poniendo un stent, ellos se benefician directamente de este procedimiento. Si hablamos de un médico de la familia, … ellos no ganan dinero”, dijo Brownlee.

“Realmente tu guía es el médico de atención primaria. Uno tiene que encontrar un médico que uno pueda confiar y que te escuche. Esta es la mejor manera de obtener un apropiado cuidado médico.

Brownlee explica que ella puede ver que la cultura médica cambiando pero todo va muy despacio: “Tenemos que cambiar la forma que pagamos por atención médica al mismo tiempo que cambiamos la cultura.” Hasta entonces “los pacientes tienen que empezar por hacer preguntas”, declaró.

TE RECOMENDAMOS