Otra ciudad del norte de China ordena pruebas masivas de COVID-19 a medida que el brote crece

Por Nicole Hao
06 de Enero de 2021
Actualizado: 06 de Enero de 2021

Otra ciudad del norte de China ha emitido controles estrictos tras el aumento de los casos de COVID-19.

El 6 de enero, el gobierno de Shijiazhuang dictaminó que todos sus 11 millones de residentes se deben realizar pruebas de ácido nucleico de COVID-19 en los siguientes tres o cuatro días.

Un especialista en vacunas chino también compartió sus comentarios en las redes sociales sobre la nueva vacuna COVID-19 aprobada por las autoridades, diciendo que podría potencialmente provocar efectos secundarios negativos.

Encubrimiento del brote

El miércoles, la Comisión Nacional de Salud de China anunció docenas de nuevas infecciones en la provincia de Hebei. Los pacientes eran de las ciudades de Shijiazhuang y Xingtai.

La comisión designó entonces todo el distrito de Gaocheng de la ciudad de Shijiazhuang como “región de alto riesgo” para contraer el virus del PCCh, que causa la enfermedad COVID-19. De acuerdo con el gobierno de la ciudad, el distrito de Gaocheng tenía 790,100 residentes a finales de 2019.

Según las directrices del gobierno central, se determina que una región es de “alto riesgo” cuando se diagnostica a más de 50 residentes como pacientes de COVID-19 (sin contar a los portadores asintomáticos, que se consideran una categoría aparte en China).

Pero el miércoles, la empresa estatal Xinhua publicó inesperadamente un comentario en el que criticaba al gobierno provincial de Hebei por no haber informado sobre el brote local.

“En los últimos días, [el gobierno de Hebei] realmente no ha publicado suficiente información relacionada con el brote, especialmente los detalles sobre los pacientes diagnosticados, como el lugar donde viven y sus actividades en las últimas semanas”, decía el comentario.

En el artículo se explicaba que la publicación de información sobre las infecciones podría “calmar a la gente”, y se instaba a los gobiernos locales a que prepararan cuidadosamente las conferencias de prensa relacionadas con el brote y las organizaran regularmente.

Controles estrictos

La falta de información transparente ha frustrado a los residentes locales, ya que las autoridades adoptaron políticas estrictas en un intento de contener los brotes.

El gobierno de Shijiazhuang prohibió todas las reuniones y solo permitió fiestas familiares pequeñas para bodas y funerales.

También canceló un gran número de vuelos que entraban y salían de la ciudad, suspendió todos los autobuses de pasajeros a otras ciudades y puso en funcionamiento menos servicios locales de autobuses y metro.

La ciudad tampoco permitió que ningún vehículo saliera de la ciudad.

Además, los conductores de vehículos con matrícula de Shijiazhuang reportaron el miércoles de que las autoridades de Beijing no les permitían entrar en la ciudad y les obligaban a seguir conduciendo por las autopistas.

El Hospital Provincial del Torso de Hebei, el Hospital No. 5 de Shijiazhuang y varios otros hospitales de Shijiazhuang anunciaron que habían dejado de recibir nuevos pacientes.

Pánico

Los residentes de Shijiazhuang también han comenzado a abastecerse de alimentos para prepararse para un cierre completo.

En las plataformas de redes sociales chinas, los lugareños se quejaron de que no podían comprar col, apio, huevos, fideos instantáneos y otros alimentos que pueden reservarse durante un tiempo relativamente más largo, ya que los estantes de las tiendas estaban vacíos.

Lin Ming (seudónimo), un estudiante de la Universidad Médica de Hebei, dijo a Epoch Times la razón por la que los estudiantes de su universidad gritaron desde las ventanas de sus dormitorios en la noche del 4 de enero.

“Hemos estado encerrados dentro del campus desde el comienzo de este semestre en septiembre. En los últimos meses, los profesores, los estudiantes de postgrado y los de último año podían entrar y salir libremente del campus, pero a nosotros —los estudiantes de las otras clases— no se nos permitía salir”, dijo Lin.

73 efectos secundarios

Tao Lina es un especialista en vacunas con sede en Shanghai. Posteó en Weibo, una plataforma parecida a Twitter, una foto de las instrucciones de la vacuna COVID-19 desarrollada por Sinopharm, en la que se enumeraban 73 efectos secundarios.

“Es muy probable que tenga efectos secundarios graves como hipertensión arterial, pérdida de visión, pérdida del sentido del gusto e incontinencia urinaria”, decía la etiqueta, según el posteo de Tao.

Otros efectos secundarios listados, como el dolor de cabeza, son efectos secundarios comunes de las vacunas inactivadas, señaló Tao. Otros efectos comunes incluyen dolor en el área de la vacuna, fiebre, fatiga, dolor muscular, dolor en las articulaciones, tos, náuseas, diarrea, estreñimiento y dificultad para respirar.

Tao comentó: “Esta vacuna se ha convertido con éxito en la vacuna menos segura del mundo”.

Desde entonces, el posteo en Weibo ha sido borrado por los censores.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Critican a un académico chino por cuestionar el recuento de muertes por virus del PCCh en China

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS