Padres de niño que murió de un extraño cáncer dicen: “El tiempo que pasamos juntos fue lo más valioso”

Por The Epoch Times
26 de Enero de 2021
Actualizado: 27 de Enero de 2021

Cuando un niño de 12 años que estaba luchando contra el cáncer murió antes de cumplir su objetivo de obtener los resultados del examen de fin de estudios de primaria (PSLE), sus padres decidieron compartir su mensaje de compartir más tiempo valioso con sus hijos.

El hijo de William y Winnie Lee, Raphael, padecía el síndrome de Li-Fraumeni, una rara enfermedad genética que lo predisponía a varios tipos de cáncer. Raphael quería presentarse al PSLE en la escuela primaria Alexandra de Singapur antes de someterse a una operación el 12 de noviembre de 2020.

Trágicamente, falleció por complicaciones tras la intervención, antes de recibir los resultados de su examen.

(Cortesía de William Lee)

William, de 47 años, y su esposa, Winnie, de 45, de Singapur, recibieron los resultados de su hijo en su nombre. Raphael obtuvo un sobresaliente en matemáticas y ciencias, y un aprobado en el examen en inglés y de su lengua materna.

“Las matemáticas y las ciencias eran sus asignaturas favoritas en la escuela, y le gustaba desafiarse a sí mismo con problemas matemáticos sorprendentes en su tiempo libre”, dijo Winnie a The Straits Times.

La batalla contra el cáncer de Raphael comenzó a los 8 meses de edad.

En 2008, Raphael desarrolló un raro cáncer de tejidos blandos, llamado rabdomiosarcoma, que fue erradicado mediante quimioterapia, radioterapia y cirugía.

Tras una breve remisión, la enfermedad reapareció en 2016, reportó The Straits Times. En ese momento se confirmó que Raphael padecía un cáncer de huesos u osteosarcoma y le amputaron un antebrazo; ese año se encontraba en segundo grado de primaria.

(Cortesía de William Lee)

Pero el resistente Raphael se adaptó.

En 2019, los médicos descubrieron un tumor en la clavícula derecha de Raphael. Eliminaron el tumor mediante una cirugía, pero el cáncer ya se había extendido a sus pulmones.

Winnie dijo que Raphael parecía saber que iba a morir. Quería que donaran su cuerpo a la investigación científica.

(Cortesía de William Lee)

El valiente espíritu de lucha de Raphael conmovió a muchas personas en el Hospital KK de Mujeres y Niños, e incluso le otorgó el Premio al Paciente y Cuidador más Inspirador de 2020.

Sin embargo, cuando estaba a punto de ser operado, Raphael estaba demasiado débil para caminar hasta su clase en el séptimo piso de la escuela, reportó Today Online. Sus profesores le ofrecieron un acompañante, pero el joven Raphael lo rechazó, porque no quería ser una carga para los demás.

Raphael le pidió a su madre que lo llevara a la escuela antes de tiempo, dándole la oportunidad de caminar a su propio ritmo.

“Me decía que no molestara a los profesores porque ellos ya tienen sus propias responsabilidades”, dijo Winnie a Today Online.

(Cortesía de William Lee)

Raphael será recordado como un niño activo y atento. Le encantaban los juegos en Internet, el Lego y la robótica; el último regalo que hizo a sus padres fue una maqueta de Lego de su familia. Esperaba, algún día, construirse un brazo robótico.

Recordando el momento previo a su operación del 12 de noviembre de 2020, Winnie dijo: “Justo cuando lo estaban sedando para empezar la operación, me dijo: ‘Mami, no quiero acostarme […] quiero que me abraces'”.

“Así entró en un sueño profundo, y esa fue la última vez que lo vimos, alerta y despierto”, dijo a The Straits Times.

A pesar de su profunda pérdida, los Lee encuentran consuelo al saber que su hijo partió en paz; los resultados de la biopsia que recibieron tras su fallecimiento revelaron que su cáncer había hecho metástasis.

Miles de personas participaron en la transmisión en directo del funeral de Raphael. Una amiga de la familia de la Iglesia de Santa Bernadette, Amy Tong, de 50 años, dijo que su hijo, también de 12 años, “solo quiere fingir que [Raphael] se recuperó y que Dios lo recompensó con una estadía en el Cielo”.

(Cortesía de William Lee)

Como consejo para otros padres, los Lee dijeron a Today Online: “Piensen en las necesidades sociales y emocionales de sus hijos. Sean generosos y sinceros con sus halagos, porque estos son la adrenalina que les permitirá seguir adelante”.

“No demuestren su miedo delante de su hijo”, dijeron, “pues él se aferra a ustedes en busca de apoyo”.

“Los resultados académicos pueden ser importantes para tener mejores perspectivas en el desarrollo de la carrera”, dijo la pareja. “[Pero] lo más valioso es el tiempo que se pasa junto a los hijos, especialmente en sus años de crecimiento”.

“[E]n el fondo de nosotros, él superó la prueba de la vida con distinción y éxito. Simplemente estamos orgullosos de él”.

Louise Bevan contribuyó con este artículo.

¡Nos encantaría conocer sus historias! Puede compartirlas con nosotros aquí: emg.inspired@epochtimes.com Fuente: The Epoch Times en español


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS