Pakistán detiene investigación sobre venta de novias a China por temor a represalias de Beijing

Por Isabel van Brugen
05 de Diciembre de 2019 Actualizado: 05 de Diciembre de 2019

Una investigación sobre el tráfico de más de 600 jóvenes y mujeres pakistaníes, que fueron vendidas como novias a hombres chinos y llevadas a China después de 18 meses, fue suspendida por temor a dañar los vínculos con Beijing, según un alarmante informe.

Testigos e investigadores fueron amenazados y presionados a guardar silencio con sobornos de parte de funcionarios del gobierno pakistaní temerosos de dañar los lucrativos lazos de Pakistán con Beijing, descubrió una investigación de The Associated Press (AP).

La agencia de noticias obtuvo una lista con los nombres de las 629 jóvenes y mujeres, compilada por investigadores pakistaníes decididos a desmantelar las redes de trata de personas que explotan a los pobres y a los vulnerables del país.

El mayor caso contra los traficantes se cerró en un tribunal en Faisalabad, que en octubre absolvió a 31 chinos acusados de tráfico. Varias mujeres, a las que la policía entrevistó inicialmente, se negaron a testificar debido a las amenazas de funcionarios del gobierno, dijeron a AP un funcionario de la corte y un investigador policial familiarizado con el caso.

Saleem Iqbal, un activista cristiano que ayudó a los padres a rescatar a varias jóvenes de China y a prevenir el tráfico de otras mujeres, dijo a AP que el gobierno ha estado ejerciendo una “inmensa presión” sobre los funcionarios de la Agencia Federal de Investigación (AFI) que persiguen a las redes de tráfico, restringiendo efectivamente las investigaciones.

“Algunos [funcionarios de la AFI] incluso fueron transferidos”, dijo Iqbal. “Cuando hablamos con los gobernantes pakistaníes, no prestan atención”.

Un alto funcionario familiarizado con los hechos dijo a la agencia de noticias, a condición de que se mantenga su anonimato, que las autoridades se niegan a seguir adelante con las investigaciones sobre la trata de personas en la región y, como resultado, la situación está empeorando.

“Nadie está haciendo nada para ayudar a estas niñas”, dijo un funcionario. “Todo el negocio [de la trata] continúa, y está creciendo. ¿Por qué? Porque saben que pueden salirse con la suya”.

“Las autoridades no van a seguir adelante, todo el mundo está siendo presionado para que no se investigue. Ahora, la trata está aumentando”.

“¿Dónde está nuestra humanidad?”, dijo el funcionario cuando se le preguntó por qué decidió hablar.

En una declaración realizada el 2 de diciembre enviada por fax a la Oficina de Beijing de AP, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo que no tenía conocimiento de la lista de las casi 630 jóvenes mujeres compilada por los investigadores pakistaníes.

“Los dos gobiernos de China y Pakistán apoyan la formación de familias felices entre sus pueblos de manera voluntaria, de acuerdo con las leyes y regulaciones, al mismo tiempo que tienen cero tolerancia y luchan resueltamente contra cualquier persona que se involucre en conductas matrimoniales transfronterizas ilegales”, dijo el ministerio.

The Associated Press contribuyó a la elaboración de este informe.

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal

TE RECOMENDAMOS