Papá mexicano decora su triciclo de raspados para pasear a su quinceañera y recibe una sorpresa viral

Por Romina Valeria García - La Gran Época
09 de Octubre de 2019 Actualizado: 09 de Octubre de 2019

Los adolescentes muchas veces se quejan y se avergüenzan de las ideas graciosas que tienen los padres para demostrar su cariño. Pero un vendedor de raspados pudo hacer no solo que su hija sonriera con su extraña idea, sino que hizo que esa idea atraiga a miles de invitados a su fiesta de cumpleaños de 15 y, obviamente, un montón de obsequios, muchos de los cuales llegaron a través de las redes sociales, según i24mujer.

Juan Manuel Duarte es un vendedor ambulante de raspados de la localidad mexicana de Sabinas, en Cohauila. Es muy querido y respetado y lo llaman “Tarzán”.

Para vender sus deliciosos raspados Juan Manuel utiliza un triciclo, el cual no solo ha sido fundamental para moverse por la ciudad y conseguir el sustento diario, sino también para celebrar el cumpleaños de 15 de su hija Perla Yadira Duarte.

Tarzán decoró su triciclo como un carruaje de princesa, con moños y papel para que combinara con el color de su vestido y le pidió un pequeño favor a su princesa: que le permitieran pasearla por las calles en su triciclo de raspados porque significaba mucho para él.

Imagen ilustrativa. (César Valeu/Pexels/CCO)

“Era una ilusión de mi padre de sacarme aquí en el triciclo, era una ilusión de él y sí me gustó la idea. Al principio me quedé con cara de ‘¡qué!, ¿es en serio?’, y luego dije ‘sí’, y pos aquí ando”, relató Perla.

Cuando papá e hija salieron a dar un paseo, los transeúntes se mostraron conmovidos no solo por el gran trabajo que hizo Tarzán con el triciclo de dulces, sino que todos conocen el sacrificio y la honradez de su trabajo como vendedor. Otros les tomaron fotos que subieron a las redes sociales.

Imagen ilustrativa. (Pixabay/aaron00023)

Las imágenes se hicieron virales y despertaron la solidaridad de los habitantes de Sabinas y de otros municipios cercanos. Todos querían ayudar en algo para la fiesta de Perla.

“Vamos a tener su quinceañera mañana, pero la gente me dijo: ‘ponga una cajita para ponerle dinero’. Nosotros ya tenemos todo para la quinceañera, pero si la gente quiere aportar algo para ayudarle a ella, pues qué bueno”, comentó él vendedor de raspados, según Noticiero Televisa.

Imagen ilustrativa. (cbaquiran/ Pixabay)

Toda la localidad se enteró del cumpleaños de Perla a través de las redes sociales y los negocios también quisieron aportar obsequios para su celebración. Fueron decenas de patrocinadores que se organizaron para poner el sonido, salón, comida, pastel, ropa, maquillaje, peinado y muchos regalos para la festejada.

La sencilla fiesta que Tarzán había preparado se convirtió en un gran evento al que asistieron más de tres mil personas.

Imagen ilustrativa. (Pixabay)

A diferencia de otras fiestas de 15 años, los invitados eran todos desconocidos, pero con un gran corazón, ya que todos se reunieron por la solidaridad para con Juan Manuel y Perla.

Perla tuvo una celebración que nunca se esperó, todo gracias al corazón y el sacrificio de su generoso papá que le enseñó a su hija que el dinero no lo es todo y que se puede ser feliz con lo que se tiene. La solidaridad de toda una comunidad demostró que vale más que todo el dinero del mundo.

La historia de un maestro cocinero que llegó a la cima profesional y luego descubrió el verdadero éxito en la vida

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS