Parque Nacional Acadia: Vida silvestre que lo lleva de regreso a los primeros días de Estados Unidos

Por The Epoch Times
13 de Octubre de 2020
Actualizado: 13 de Octubre de 2020

Talladas como una escultura por el último gigantesco glaciar norteamericano, las redondeadas cimas de las montañas del Parque Nacional Acadia en Estados Unidos se erigen como estoicas centinelas que custodian los sagrados tesoros naturales. Acadia, que está entre los 10 parques nacionales más visitados del país, recibe más de 3.5 millones de visitantes cada año. Este impresionante parque cuenta con más de 27 millas de carreteras históricas, casi 160 millas de senderos para caminar y al menos 45 millas de antiguos caminos para carruajes, y más aún, el esplendor de esta maravilla estadounidense está más allá de toda medida.

El Parque Nacional Acadia recibe más de 3,5 millones de visitantes cada año. Parque Nacional Acadia, Maine, EE.UU. (Thedesigndept /Pixabay)

Acadia es una parte de Maine que hace que la gente regrese a los días de los grandes pioneros. Aquí, en la salvaje costa noreste de la nación, los bosques prístinos marchan como si se formaran para asaltar el Océano Atlántico. Es el primer parque nacional al este del río Mississippi, es aquí donde los habitantes de Nueva Inglaterra tradicionalmente regresan a la naturaleza. Además, en ningún lugar la naturaleza es más convincente y asombrosa que en este lugar de pura melancolía, encanto y misterio. Acadia es una clara ventana a nuestro país al no estar marcado por la marcha del progreso. Lugares como este nos recuerdan los giros erróneos y correctos que hicimos en la ruta hacia el presente.

El presidente Lyndon B. Johnson dijo una vez: “Si las generaciones futuras nos recuerdan con gratitud en lugar de desprecio, debemos dejarles algo más que los milagros de la tecnología. Debemos dejarles un vistazo del mundo como era al principio, no solo después de que lo conseguimos”.

Parque Nacional Acadia, Maine, EE.UU.(ArtTower/Pixabay)

Tierra de los Algonquines

Como un lugar de recursos sorprendentemente diversos, el área alrededor de la Isla Mount Desert ha atraido a los seres humanos por más de 12,000 años. Primero, los nativos americanos hicieron campamentos y luego vivieron aquí permanentemente. La famosa Confederación Wabanaki (“Pueblo de la Tierra del Amanecer”) fue establecida en esta región por las cinco naciones algonquinas: las tribus Maliseet, Mi’kmaq, Passamaquoddy, Abenaki y Penobscot. Exploradores y pioneros franceses e ingleses se asentaron en la zona y comerciaron con los algonquinos. En el siglo XIX, los colonos de estas tierras habían construido pesquerías a gran escala, astilleros, granjas y explotaciones madereras.

Parque Nacional Acadia, Maine, EE.UU. (Pixabay/ ID 12019)

La mayor parte del Parque Nacional Acadia se encuentra en la Isla Mount Desert, pero la península Schoodic y otras siete islas están incluidas en los más de 48,000 acres de una costa prístina de Maine. Hay 26 montañas dentro del parque, ocho de ellas superan los 1000 pies, siendo la montaña Cadillac la más alta, con 1530 pies. El parque también tiene 26 lagos y lagunas, entre las cuales la más profunda es la laguna de Jordania (150 pies). Los visitantes tienen la oportunidad de descubrir 1101 especies de plantas con flores y 40 especies de mamíferos. Acadia también es el hogar de más de 330 especies de aves.

Parque Nacional Acadia, Maine, EE. UU. (Joemoffett89/Pixabay)

Las mejores experiencias en el parque

Toda visita al Parque Nacional Acadia debe comenzar en Bar Harbor, que en su día de la era victoriana estaba llena de actividad, lo que derivó en la fundación del parque. Fue aquí donde los acaudalados, los creativos y los llamados rusticadores de América emigraban para estar en contacto con la naturaleza. Hoy en día, el antiguo territorio de los Rockefellers, Carnegies, Morgans, Fords, Vanderbilts y los Astors, es un lugar donde se realizan avistamientos de ballenas, se organizan aventuras de navegación y existe una misteriosa simbiosis entre la civilización y la naturaleza.

Parque Nacional Acadia, Maine, EE.UU. (Pixabay/ ID 12019)

Desde Bar Harbor, asegúrese de hacer la caminata a través del puente terrestre de Bar Island con la marea baja, a una de las pequeñas islas menos visitadas y más fascinantes del parque. También en Bar Harbor, encontrará interesantes el Museo Abbe, dedicado a la Alianza Wabanaki de Nativos Americanos, y el Museo Dorr, llamado así por el hombre considerado el “Padre del Parque Nacional Acadia”, el conservacionista George Dorr.

Parque Nacional Acadia, Maine, EE. UU. (Jen_Thompson/Pixabay)

No lejos de Bar Harbor, para orientarse visite el Centro de Visitantes de Hulls Cover. Desde aquí los visitantes pueden tomar el camino Park Loop hasta la famosa montaña Cadillac. Para los excursionistas, el centro de visitantes también es un punto de partida perfecto para hacer senderismo hasta la cima de la montaña y las islas cercanas. Sieur de Monts es donde se encuentran los impresionantes Jardines Salvajes de Acadia, así como el centro de esta naturaleza.

Parque Nacional Acadia, Maine, EE.UU. (Pixabay/ ID 12019)

Una vez que haya visitado la montaña Cadillac, otra carretera baja hasta la costa y hacia Sand Beach, la playa de arena. La zona entre Sand Beach y Hunters Head es un icono y un lienzo de costa escarpado y lleno de rocas que los visitantes nunca olvidan. El choque del mar a través del famoso Agujero del Trueno simboliza el choque entre el mar y la tierra que formó el carácter de los continentes del mundo. Para los kayakistas, Loop Road también lleva a Jordán Pond y al lago Eagle, y a los asombrosos senderos de excursión. Los caminos para carruajes construidos por el multimillonario John D. Rockefeller, Jr., también están en esta parte del parque.

Parque Nacional Acadia, Maine, EE.UU.(Pixabay/skeeze)

En el centro de Acadia, Somes Sound, es un país de maravillas con senderos de excursión que conducen a la montaña Bernard, bajando por la costa a través del sendero natural Ship Harbor y alrededor de Long Pond. La principal atracción turística en esta parte del parque es el faro Bass Harbor Head Lighthouse en lo alto de un impresionante acantilado. Otras experiencias en el parque incluyen el viaje en ferry a las islas Isle au Haut, Town Landing y Duck Harbor. En estos lugares más remotos, los excursionistas y los entusiastas de la naturaleza encontrarán refugios ocultos y algunos de los paisajes marinos más fantásticos de Estados Unidos. En la isla Baker, a la que solo se puede acceder mediante una excursión en barco dirigida por un guardabosques, encontrará casas de pioneros y una extraña losa de granito natural conocida como “pista de baile”.

Parque Nacional Acadia, Maine, EE.UU.(ArtTower/Pixabay)

Un patio de recreo natural

El Parque Nacional Acadia es un patio de recreo natural. Para muchas personas, el parque es el hogar de la esencia de lo que hizo de Estados Unidos una gran nación. Es como si el espíritu de maravilla y aventura que dio origen a la idea de Estados Unidos aún viviera dentro de las fronteras de este extraordinario refugio. Los turistas y aventureros encontrarán oportunidades ilimitadas para acampar, pescar, hacer excursiones, ver la vida salvaje, montar en bicicleta, hacer excursiones guiadas y no guiadas y oportunidades únicas de fotografía. Cada sendero y camino de carruaje del parque lleva al visitante a un tiempo y a un mundo en el que las prioridades se transforman.

Parque Nacional Acadia, Maine, EE.UU. (Pixabay/ ID 12019)

Aquí, el sonido de las olas azules del Atlántico chocando contra la orilla de granito inamovible ahoga el ajetreado mundo moderno. En la orilla, los gigantescos abetos y cicutas hacen eco de la llamada de los halcones peregrinos en las cimas de los acantilados, encantando a los amantes de la naturaleza como estoicas sirenas del verde. Mucha gente afirma que Acadia es el parque más hermoso de Estados Unidos, pero como dijo un visitante reciente: “Hermoso no es suficiente”.

Phil Butler es un editor, escritor y analista, experto y ampliamente citado en temas que van desde los medios digitales y sociales hasta la tecnología de los viajes. Ha cubierto un espectro de redacciones asignadas a The Epoch Times, Huffington Post, Travel Daily News, HospitalityNet, y muchos otros medios en todo el mundo.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


 

¿Sabía?

El libro chino más traducido en la historia se lee en 40 idiomas pero está prohibido en China

TE RECOMENDAMOS