Pelosi dice que no dejará que las “payasadas” del GOP distraigan la investigación del 6 de enero

Por Mimi Nguyen Ly
22 de Julio de 2021
Actualizado: 22 de Julio de 2021

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, declaró el jueves por la noche que una comisión para investigar los eventos que se desarrollaron en el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero avanzará a pesar de lo que ella llamó “payasadas” de los republicanos.

Las declaraciones de Pelosi se dieron luego de que rechazara el miércoles a dos de los cinco legisladores republicanos que el líder de la minoría de la Cámara de Representantes Kevin McCarthy (R-Calif.) había nominado para la comisión, los representantes Jim Banks (R-Ind.) y Jim Jordan (R-Ohio).

Tras la medida de Pelosi, McCarthy dijo en un comunicado que su rechazo representaba “un abuso de poder atroz” y que los republicanos “no participarán en su proceso falso y, en cambio, continuarán con nuestra propia investigación de los hechos” a menos que Pelosi acepte todas sus nominaciones para el comité del congreso.

Pelosi declaró el jueves a los periodistas: “Es mi responsabilidad como presidenta de la Cámara asegurarme de que lleguemos a la verdad de esto, y no permitiremos que las payasadas [de los republicanos] se interpongan en el camino”.

Ella calificó la investigación del 6 de enero como una labor “mortalmente seria”.

Ella dijo que rechazó a Banks y Jordan porque habían “hecho declaraciones y tomado acciones” que, en su evaluación, “afectarían la integridad de la comisión del comité, el trabajo del comité”.

Pelosi no especificó a qué comentarios o declaraciones que habían hecho Banks y Jordan se refería.

En un comunicado el jueves, Banks dijo que Pelosi, al tomar su decisión de rechazarlos, “sabía que [Jordan] y yo íbamos a hacer las preguntas difíciles que ella no quería que se respondieran”.

Jordan dijo el miércoles en una declaración separada: “La presidenta Pelosi acaba de admitir lo obvio, que el Comité Selecto del 6 de enero no es más que una farsa política partidista”.

McCarthy dijo el jueves que el rechazo de Pelosi a Banks y Jordan fue un movimiento “políticamente motivado”, y reiteró que cree que la comisión del 6 de enero “es un comité falso impulsado políticamente por la presidenta de la Cámara Pelosi”.

“Cuando propusimos hacer una comisión en enero, ella dijo que no. Ella solo quería hacerlo político. Nosotros respondimos [y ella] esperó 10 semanas para decir algo más”.

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), ofrece una conferencia de prensa sobre el proyecto de ley de estímulo de 2.2 billones de dólares en el Capitolio en Washington el 26 de marzo de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

“Qué farsa es este comité y cuán políticamente impulsado es que ella elija quién puede servir, para decir que el miembro de mayor rango del poder judicial, que tendría jurisdicción, no puede servir”, dijo McCarthy, refiriéndose a Jordan, un alto miembro del Comité Judicial de la Cámara.

“Cuando ella decide que Jim Banks, quien sirvió a su nación en la Marina y Afganistán, no puede servir aquí”, agregó McCarthy.

La comisión del 6 de enero aún incluirá representación republicana, luego que Pelosi nombró a la representante Liz Cheney (R-Wyo.) como una de sus ocho nominadas a principios de este mes. Otros siete demócratas fueron nominados. Los nombramientos aseguraron que tengan quórum para proceder, ya sea que otros republicanos participen o no.

No está claro por ahora si Pelosi intentará nombrar más miembros para el comité selecto, que está previsto que tenga 13 miembros. Ella tiene la autoridad para hacerlo según las reglas del comité.

Ella dejó abierta esa posibilidad, diciendo que hay otros miembros a los que les gustaría participar. Pero dijo que no había decidido si nombrar al representante de Illinois Adam Kinzinger, uno de los dos únicos republicanos que votaron a favor de la creación del panel el mes pasado.

La Cámara de mayoría demócrata votó a fines de junio para formar el comité selecto, que Pelosi propuso a mediados de febrero. A fines de junio, los republicanos dijeron en ese momento que no era necesario porque otros comités de jurisdicción realizaron otras investigaciones sobre los eventos del 6 de enero.

Los legisladores se reunieron el 6 de enero en el Capitolio de los Estados Unidos en una sesión conjunta del Congreso para contar y certificar los votos electorales para las elecciones presidenciales de 2020. Los procedimientos en las cámaras se interrumpieron temporalmente cuando un pequeño grupo de alborotadores abrieron una brecha en el edificio del Capitolio mientras miles de manifestantes, en su mayoría pacíficos, permanecían afuera. No está claro quién instigó el incidente.

Se registraron un total de cinco muertes inmediatamente después del incidente del 6 de enero. De las muertes, se determinó que Ashli ​​Babbitt , partidaria de Trump, murió por homicidio, y que el oficial del Capitolio Brian Sicknick murió por causas naturales. Otras tres personas murieron fuera del edificio del Capitolio pero en los terrenos del Capitolio. Se descubrió que dos de las muertes se debieron a causas naturales. La muerte restante se calificó como accidente.

Con información del Associated Press.

Siga a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS