Pelosi habla sobre las prioridades de los demócratas en la Cámara y Afganistán

Por Joseph Lord
25 de Agosto de 2021 8:29 PM Actualizado: 25 de Agosto de 2021 8:29 PM

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), habló el miércoles sobre las prioridades políticas de los demócratas luego de dos grandes victorias de los demócratas en líneas partidarias en una sesión de emergencia de la Cámara ayer: el progreso de la resolución presupuestaria de USD 3.5 billones del senador Bernie Sanders (I-Vt.) y la aprobación por la cámara baja del ‘Proyecto de Ley John R. Lewis para el Avance de los Derechos Electorales’ de la representante Terri Sewell (D-Ala.), el proyecto de ley HR4, el cual Pelosi llamó “histórico”.

La Cámara utilizó un procedimiento parlamentario para aprobar una regla sobre el proyecto presupuestario de Sanders y aprobarla sin ningún voto republicano. En una votación por línea partidaria de 220-212, la Cámara envió instrucciones a los comités pertinentes para redactar la legislación de acuerdo con las asignaciones presupuestarias.

Posteriormente, la Cámara tomó el HR4. Los republicanos criticaron la legislación como una toma de control federal de las leyes electorales que beneficiaría injustamente a los demócratas. En un último esfuerzo por detener la legislación, el liderazgo del Partido Republicano exigió una votación registrada para enviar el proyecto de ley al Comité Judicial y posponer la votación sobre la legislación. Esta medida fue rechazada por todos los demócratas de la Cámara y el proyecto de ley se aprobó rápidamente en otra votación de 220-212.

En su conferencia de prensa esta mañana, Pelosi habló primero sobre el HR4. Dijo que el proyecto de ley era necesario después de que dos casos históricos de la Corte Suprema–Shelby v. Holder y Brnovich v. el Comité Nacional Demócrata–deshicieran disposiciones clave de la Ley de Derechos Electorales de 1965.

Desde estas decisiones, dijo Pelosi, los republicanos a nivel estatal han emprendido una campaña dirigida a la “supresión del voto” y la “anulación de las elecciones”. Este cargo ha sido un tema clave de conversación demócrata desde después de las elecciones presidenciales de 2020, cuando las cámaras estatales del Partido Republicano comenzaron a aprobar nuevas leyes electorales para abordar las preocupaciones sobre el fraude electoral.

Pelosi afirmó que “el Partido Republicano quiere suprimir el voto entre las personas de color, pero también lo están suprimiendo entre todos los demás”. Ella dijo que a través de estas supuestas leyes de supresión de votantes, “los republicanos quieren reducir la libertad” y “resucitar (…) su mundo de Jim Crow”.

El HR4, escrito con la ayuda del fallecido John Lewis, abordaría estos esfuerzos al restablecer las disposiciones de la Ley de Derechos Electorales que fueron derogadas o limitadas por la Corte Suprema.

Pelosi luego pasó brevemente a la resolución presupuestaria.

Dijo que algunas de las prioridades de los demócratas que avanzan con la aprobación de la resolución serían el desarrollo de la fuerza laboral, ayudar a las mujeres en la fuerza laboral a través de programas como el cuidado infantil pagado por el gobierno y “abordar la crisis climática”. La presidenta de la Cámara estableció un cronograma ambicioso para lograr estos objetivos de amplio alcance, y dijo que los demócratas de la Cámara de Representantes esperaban tener todos los comités listos con la legislación para el 15 de septiembre.

El enfoque de estos comités, dijo Pelosi, será redactar un proyecto de ley aceptable para el Senado. Este es un movimiento esperado, ya que algunos moderados del Senado–los senadores Joe Manchin (D-W.Va.) y Kyrsten Sinema (D-Ariz.)–han expresado su desgana o se han negado rotundamente a votar por el enorme paquete.

Un portavoz de Sinema, John LaBombard, dijo que “los procedimientos en la Cámara de Representantes de EE. UU. no tendrán ningún impacto en las opiniones de Kyrsten sobre lo que es mejor para nuestro país, incluido el hecho de que no apoyará un proyecto de ley de reconciliación presupuestaria que cueste 3,5 billones de dólares”.

Manchin dijo en un comunicado en Twitter a principios de este mes que, “dado el estado actual de la recuperación económica, es simplemente irresponsable continuar gastando a niveles idóneos para responder a una Gran Depresión o Gran Recesión”.

Si bien los demócratas lograron ayer una gran victoria que rompió un estancamiento de una semana entre los moderados de la Cámara y los progresistas de la Cámara, el proyecto de ley de presupuesto que elabora la Cámara aún enfrentará un desafío significativo cuando se apruebe en el Senado.

Pelosi tampoco prometió que el proyecto de ley se pagaría en su totalidad, una promesa repetida a menudo por los demócratas del Congreso desde la introducción del presupuesto. Pelosi dijo, “queremos pagar la totalidad de este proyecto de ley (…) [pero] veremos qué es posible”.

Luego, Pelosi respondió algunas preguntas de los periodistas. Varios se centraron en la crisis actual en Afganistán.

Ella dijo que sus “esperanzas, pensamientos y oraciones están con la gente de allí” y enfatizó que los talibanes tendrán que proteger los derechos de las mujeres “si esperan participar en la comunidad global de una manera significativa”.

Un periodista preguntó si había sido un error salir del país antes de la fecha límite del 31 de agosto del presidente Joe Biden con tantos estadounidenses y afganos todavía atrapados en el país.

“El juicio sobre la retirada es un juicio que ha hecho el presidente, y tiene que equilibrar la equidad de ‘cuál es la amenaza para nuestro ejército y la gente en el aeropuerto’ versus la ventaja de quedarse”, respondió. “Creo que (…) se irá desarrollando más en ese sentido”.

Ella dijo que en una reunión del caucus demócrata ayer “la gente realmente quería alentar al presidente a quedarse más tiempo”.

Biden fue criticado por los republicanos de la Cámara de Representantes el martes por su manejo de la crisis de Afganistán, y es poco probable que esta respuesta de Pelosi satisfaga a los miembros de ambos partidos que sienten que la fecha límite del 31 de agosto es simplemente demasiado pronto.

Finalmente, se le preguntó a Pelosi sobre el estancamiento con los demócratas moderados que duró varias semanas.

“Respeto a nuestros miembros y sus puntos de vista, pero al final del día lo que tenía que prevalecer era la visión del presidente y las necesidades de las familias trabajadoras de Estados Unidos, y [los moderados] vieron eso”, respondió, y agregó: “El vapor que estuvo en nuestro caucus fue para hacer [esta legislación] (…) y nuestra unidad era nuestro poder “.

Con información de Masooma Haq.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.