Pena de muerte para Gu Junshan, el ex general chino con una estatua de Mao de oro

10 de Agosto de 2015 Actualizado: 10 de Agosto de 2015

Cuando el año pasado, la policía paramilitar inspeccionó una de las casas de Gu Junshan durante su investigación por corrupción, tuvo que trabajar durante dos noches para recuperar todo el botín, el cual ocupó cuatro camiones. Al Teniente General Gu le gustan los objetos caros y brillantes: entre sus posesiones había un bote hecho de oro, un lavabo dorado y una estatua del Comandante Mao de oro puro.

En un juicio a puertas cerradas realizado este lunes, un tribunal chino encontró a Gu, ex vicejefe de logística del Ejército Popular de Liberación, culpable de sobornos, malversación de fondos públicos y abuso del poder del Ministerio de Defensa de China, y lo sentenció a la pena de muerte en suspenso, según anunció el Ministerio de Defensa de China mediante un comunicado en su sitio web.

La pena en suspenso, que según el portal de noticias chino Sina se le otorgó a Gu por sus “méritos” –aunque el vocero del Ministerio de Defensa no dijo qué méritos– probablemente entre en efecto después de dos años de buen comportamiento, dada la historia del Partido Comunista de ser indulgente con sus oficiales de alto nivel purgados.

La residencia de Gu Junshan en Puyang, provincia de Henan, 17 de enero de 2014.
La residencia de Gu Junshan en Puyang, provincia de Henan, 17 de enero de 2014. (AFP/Getty Images)

Gu fue acusado en 2014 de vender cargos militares, una práctica que le permitió acumular una gran fortuna. En la casa de Gu en su ciudad natal de Puyang, al centro de China, se encontraron la estatua de Mao en oro, cajas de licores caros y otros objetos de lujo durante un allanamiento anterior, en 2012, según la revista de economía china Caixin. Una fiscalía en la ciudad de Hebei, al Este de China, valuó la fortuna de Gu en más de 200.000 millones de yuanes (unos U$S 32.000 millones), informó la revista de finanzas china Caijing.

El pasado abril, Dong Mingxiang, otro ex jefe de logística del Ejército, habría sido arrestado por corrupción, según Caixin. El Departamento General de Logística del Ejército Popular de Liberación es un caldo de cultivo para la corrupción debido a su poco supervisado control de las vastas sumas de dinero para proyectos de construcción militares.

También podría haber otra razón para esta campaña contra oficiales de alto rango de la logística: el Departamento General de Logística maneja los hospitales militares, que de acuerdo a varias investigaciones están involucrados directamente en la sustracción de órganos de prisioneros de conciencia, especialmente de practicantes de Falun Gong, una disciplina espiritual de la Escuela Buda severamente perseguida en China desde 1999.

Gu Junshan encabezó el programa de mejoramiento de barracas y viviendas militares entre los años 2001 y 2009, por lo que no está claro si él estuvo involucrado en esos crímenes.

Aunque su mecenas en las fuerzas armadas, Xu Caihou, fue señalado por un ex cirujano militar retirado como el supervisor del sistema de sustracción de órganos del Ejército.

En una entrevista para la Hong Kong Cable TV, el Dr. Jiang Yanyong, conocido por haber expuesto la epidemia del SARS en 2003 y que también expuso estos crímenes del Ejército, dijo: “La absoluta mayoría de los suministros de hígados en China provienen de prisioneros ejecutados”, y dijo que la sustracción de los órganos se realiza mientras las víctimas están vivas, para así asegurar que el órgano esté fresco. “En el sitio de la ejecución, las ambulancias del Hospital Militar 301 van hasta allí con un grupo de cirujanos”, dijo Jiang.

Más de 30 oficiales de alto rango del Ejército han sido purgados durante la campaña anti-corrupción que impulsa el cabecilla chino, Xi Jinping. Guo Boxiong, ex vicepresidente de la Comisión Militar Central, fue expulsado del Partido Comunista a fines de julio por “serias violaciones a la disciplina del Partido”, y su hijo, el Teniente General Guo Zhenggang, está siendo investigado por corrupción. Xu Caihou, el otro vicepresidente de la Comisión Militar Central, fue investigado el año pasado y murió hace poco de cáncer de vejiga, antes de que fuera enjuiciado.

Los recientes cambios en los altos rangos del Ejército chino coinciden con los pronósticos de varios analistas de la política china, que indican que Xi, al apuntar a los funcionarios corruptos, está desarmando la red política anterior y fortaleciendo la suya propia.

Tanto Guo Boxiong como Xu Caihou le deben sus cargos al ex cabecilla chino Jiang Zemin. Gu Junshan está relacionado con la banda de Jiang a través de Xu Caihou y de su otro mecenas, el General Jia Tingan, ex vicedirector del Departamento General de Política del Ejército Popular de Liberación y un aliado cercano de Jiang.

Un día después de que Guo fuera purgado en julio, Xi Jinping promovió a 10 generales militares, algunos de los cuales son conocidos oponentes de la banda de Jiang Zemin.

TE RECOMENDAMOS