Pentágono anticipa más ataques de Irán y sus representantes

Por Petr Svab
03 de Enero de 2020 2:44 AM Actualizado: 03 de Enero de 2020 2:44 AM

Irán, o las fuerzas que respalda, pueden estar planeando ataques adicionales contra la presencia estadounidense en el Medio Oriente, dijo el secretario de Defensa de los Estados Unidos, Mark Esper, el 2 de enero a raíz de una serie de ataques que dejaron un estadounidense muerto y  la embajada de los Estados Unidos asaltada por grupos de terroristas respaldados por Irán. Washington podría actuar de manera preventiva para evitar nuevos ataques, dijo Esper.

“Hay algunos indicios de que pueden estar planeando ataques adicionales, eso no es nada nuevo (…) hemos visto esto durante dos o tres meses”, dijo Esper a los periodistas.

“Si eso sucede, entonces actuaremos y, por cierto, si recibimos información sobre ataques o algún tipo de indicación, también tomaremos medidas preventivas para proteger a las fuerzas estadounidenses, para proteger las vidas estadounidenses”.

En los últimos meses, grupos terroristas chiítas respaldados por Irán han atacado repetidamente las bases que albergan tropas estadounidenses en Irak.

El 27 de diciembre, uno de esos ataques causó la muerte de un civil estadounidense y heridas a cuatro soldados estadounidenses y dos miembros de las Fuerzas de Seguridad iraquíes.

En respuesta, el Pentágono desplegó aviones de combate F-15 para atacar tres sitios en Irak y dos en Siria que Esper describió el 29 de diciembre como puntos de comando y escondites de armas de Kataib Hezbollah, un grupo terrorista patrocinado por Irán.

Los grupos terroristas chiítas tomaron represalias estimulando manifestaciones violentas, durante las cuales las turbas arrojaron piedras a la embajada de Estados Unidos en Bagdad el 31 de diciembre, causando “daños a las instalaciones de entrada y edificios exteriores en el complejo de la embajada”, dijo Esper en un comunicado el 2 de enero.

Docenas de atacantes vinculados a Kataib Hezbollah rompieron una puerta principal del complejo de la embajada y prendieron fuego a un área de recepción, pero no traspasaron el recinto interior.

Los atacantes se retiraron el 1 de enero a instancias del gobierno iraquí y después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, hiciera que los infantes de marina estadounidenses y los helicópteros de ataque Apache reforzaran la embajada. Trump autorizó el despliegue de 750 tropas adicionales de la 82 División Aerotransportada a la vecina Kuwait, una medida descrita por Esper como una “acción preventiva” en una declaración del 31 de diciembre.

Acción preventiva

Esper enfatizó que la administración no tolerará acciones iraníes que pongan en peligro no solo a las tropas estadounidenses, sino también al personal civil, como diplomáticos o ciudadanos estadounidenses.

“Los ataques contra nosotros se encontrarán con respuestas en el momento, la forma y el lugar que elijamos”, dijo.

En una entrevista con Fox News el 2 de enero, Esper se negó a proporcionar detalles, pero planteó la posibilidad de que Estados Unidos pueda actuar de manera preventiva.

“No voy a telegrafiar lo que vamos a hacer, pero la gente sabe que tenemos una gran capacidad para hacer cualquier cantidad de cosas”, dijo. “Actuaremos en respuesta a las acciones de Irán o sus representantes y actuaremos para evitar cualquier ataque contra nuestras fuerzas o nuestro personal por parte de Irán o sus representantes”.

Esper señaló que se suponía que las fuerzas iraquíes vigilaban el área alrededor de la embajada de los Estados Unidos.

Trump dijo el 1 de enero que habló con el primer ministro iraquí Adil Abdul-Mahdi ese día y que el gobierno iraquí “dio un paso adelante muy bien” después del ataque a la embajada.

Abdul-Mahdi está respaldado por Irán y ya ha anunciado planes para retirarse ante las protestas antigubernamentales durante las cuales murieron más de 450 personas. La mayoría de los muertos fueron manifestantes asesinados por las fuerzas de seguridad iraquíes, que incorporaron algunos de los grupos terroristas respaldados por Irán. La influencia de Irán en el país ha sido una de las quejas expresadas por los manifestantes.

No a la guerra entre Estados Unidos e Irán

Trump dijo que no quiere una guerra con Irán, pero que si hubiera una, “no duraría mucho”.

“No creo que Irán quiera que eso suceda”, dijo.

El general Hossein Salami, Bergantín de la Guardia Revolucionaria de Irán, dijo el 2 de enero que el régimen islámico no avanzaba hacia la guerra con Estados Unidos, pero que no temía ningún conflicto, según la agencia semioficial Tasnim.

“No estamos guiando al país a la guerra, pero no tenemos miedo de alguna guerra, y le decimos a Estados Unidos que hable correctamente con la nación iraní. Tenemos el poder de romperlos varias veces y no estamos preocupados”, dijo.

El jefe del ejército iraní, mayor general Abdolrahim Mousavi, le dijo al IRIB controlado por el estado que las fuerzas iraníes estaban listas para luchar. “Nuestras fuerzas armadas (…) monitorean todos los movimientos, y si alguien comete el más mínimo error, reaccionarán decisivamente, y si la situación se calienta, mostraremos nuestras habilidades al enemigo”, dijo.

Irán bajo presión

Las protestas en Irak coincidieron con protestas masivas en Irán, donde el régimen islámico reconoció que hasta 200,000 personas tomaron las calles. Se cree que al menos 208 personas fueron asesinadas, informó Amnistía Internacional el 2 de diciembre.

En respuesta, Trump impuso sanciones a tres líderes de grupos terroristas respaldados por Irán en Irak.

La economía de Irán ha sido sometida a amplias sanciones impuestas por Trump desde 2018 después de que renunció al acuerdo nuclear de Irán de 2015 celebrado por su predecesor.

Trump ha ofrecido negociar un nuevo acuerdo, pero quiere que aborde no solo el programa nuclear de Irán, sino también asuntos como su programa de misiles balísticos y la financiación de grupos terroristas en todo el Medio Oriente. Teherán se ha negado a hablar hasta que Estados Unidos regrese el acuerdo, el cual Irán ha incumplido desde entonces, y levantar las sanciones.

Zachary Stieber, Reuters y The Associated Press contribuyeron a este informe.

A continuación

Espías soviéticos en Estados Unidos

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.