Pequeñas especies restablecen equilibrio ecológico en el Caribe

26 de Enero de 2017 Actualizado: 26 de Enero de 2017

Una investigación que se está llevando a cabo en el pequeño archipiélago de Bocas del Toro, en la costa caribeña de Panamá, ha determinado que pequeñas especies subacuáticas están restableciendo el equilibrio de sectores de fondo marino en donde han desaparecido los corales.

El erizo Echinometra viridis, tan pequeño como una pelota de ping pong, y el Scarus iseri, un tipo de pez loro rayado, escapan de las redes de los pescadores pues no son especies comerciables.

Estos dos pequeñines podrían evitar el reemplazo del coral por algas en los arrecifes degradados, pues son herbívoros y se alimentan de las algas, concluyeron biólogos implicados en las observaciones.

[insert page=’belugas-alteran-migraciones-culpa-deshielo-artico’ display=’template-relacionadas.php’]

Una extraña enfermedad hace 30 años exterminó a los erizos negros de espinas largas en esta región del Caribe, y esto provocó que el excesivo crecimiento de algas perjudicara a los corales estos terminaran muriendo. Esta conclusión se desprende de la investigación del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI, por sus siglas en inglés).

Pez loro rayado (foto Wikipedia)
Pez loro rayado (foto Wikipedia)

Positiva sorpresa

Los biólogos marinos Catie Kuempel y Andrew Altieri no dejaron de mostrar su sorpresa, a pesar de la alegría por las buenas noticias que representa el hecho de que las áreas de corales deteriorados no estuvieran cubiertas de algas.

Las dos especies animales antes mencionadas comprenden el 95% de la biomasa herbívora de la zona.

Biólogos marinos ya habían vaticinado que la desaparición del erizo negro -cuyas poblaciones suman actualmente solo el 12% de lo que eran antes de 1984- iba a tener consecuencias devastadoras sobre los arrecifes de coral.

Erizo Echinometra viridis. Foto: Wikimedia Commons.
Erizo Echinometra viridis, Foto Wikipedia

Kuempel y Altieri creen que la frecuencia de las enfermedades de los corales podría aumentar con el calentamiento global y el exceso de pesca, por lo que creen que recuperar al Diadema antillarum (erizo negro) puede ser la solución.

Mientras los programas de recuperación poblacional dan resultados, los otros pequeños pueden ser importantes agentes de restauración de corales en el hermoso archipiélago panameño.

Artículo original aquí

TE RECOMENDAMOS