Periódico de Martha’s Vineyard publica 50 ofertas de empleo pese a afirmaciones de que no hay trabajo

Por Alice Giordano
18 de Septiembre de 2022 7:59 PM Actualizado: 18 de Septiembre de 2022 7:59 PM

MARTHA’S VINEYARD, Massachusetts – Mientras que algunos habitantes de la zona han afirmado que los inmigrantes ilegales que llegaron a esta rica isla deberían irse a otra parte, ya que no habrá trabajo para ellos al desaparecer la fiebre del verano, el periódico local publicó 50 anuncios de ofertas de empleo en un número reciente, y se sabe que la cadena de supermercados local necesita ayuda durante todo el año.

La sección de anuncios clasificados de The Vineyard Gazette publicó más de 50 puestos de trabajo en el mismo número en el que se publicó un artículo sobre los extranjeros ilegales, refiriéndose a ellos como “migrantes varados”. Los anuncios de empleo incluían puestos para obreros, conserjes, paisajistas, panaderos, cocineros, lavavajillas, técnicos, asistentes de biblioteca y varios puestos de trabajo en comercios.

La YMCA local también ofrecía varios puestos de trabajo, como personal de limpieza, trabajadores de la pista de hielo y un administrador de la recepción. La espaciosa Y, cerca de donde los inmigrantes pasaron la noche en la Iglesia Episcopal de San Andrés, comparte un complejo con The Martha’s Vineyard Community Services (MVCS), que también publicó un anuncio de oferta de empleo en el periódico que incluía un puesto de asistente administrativo “preferiblemente bilingüe”.

El MVCS no devolvió las llamadas telefónicas de The Epoch Times. El centro de ayuda y el refugio para personas sin hogar de la isla dijeron a los medios de comunicación que no tenían espacio para ellos.

Un sábado por la tarde, el gran complejo del MVCS tenía varias puertas de sus edificios abiertas de par en par, pero no se pudo encontrar personal. Uno de los edificios abiertos constaba de dos plantas con varias habitaciones vacías, incluidas las habitaciones con cocinas completas y sofás.

Un grupo de amigas que disfrutaba de un almuerzo al aire libre en el aeropuerto de Martha’s Vineyard le dijo a The Epoch Times que si bien la ola de trabajos de verano ha terminado, todavía hay suficientes oportunidades laborales en la isla.

Las mujeres, residentes durante todo el año que crecieron en la isla, señalaron Stop & Shop, una cadena de supermercados con tres ubicaciones en la isla. Según las mujeres, las tiendas siempre buscan ayuda y tienen dormitorios para los trabajadores, que según ellas “ahora están vacíos” ya que la mayor parte de la ayuda del verano se ha ido.

“Martha’s Vineyard es una historia de dos ciudades”, dijo una de las mujeres que habló bajo condición de anonimato.

Pero Charles Rus, director musical de St. Andrew’s, una iglesia episcopal en Edgartown donde se alojaban los inmigrantes, dijo a The Epoch Times que no había trabajo para ellos en la isla.

“Hay espacio, pero no hay trabajo”, dijo Rus a The Epoch Times. Se había ofrecido a alojar a algunos de los inmigrantes en su apartamento de dos habitaciones, “si hubieran venido cuatro meses antes, cada uno de ellos habría tenido un trabajo de USD 20 por hora”.

En respuesta a las críticas de que los inmigrantes fueron obligados a abandonar la isla, Rus dijo que los venezolanos tuvieron que abandonar la isla por “razones prácticas”, incluyendo la necesidad de asistir a las audiencias judiciales programadas.

Según un artículo publicado el 16 de septiembre en la Vineyard Gazette, el Island Counseling Center proporcionó a cada uno de los 50 inmigrantes asesoramiento jurídico individual por parte de un abogado especializado en inmigración.

La llamada a Baker

La aparente abundancia de puestos de trabajo en Martha’s Vineyard no es el único punto de contradicción con la narrativa que han hecho algunos residentes locales y que han retomado los medios de comunicación del establishment.

Algunos lugareños cuestionan si los funcionarios locales desconocían el avión de inmigrantes ilegales fletado por el gobernador de Florida, Ron DeSantis, y que llamaron al gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, para retirar a los visitantes no invitados.

“No creo que Baker se haya levantado por la mañana y dijera, oye, creo que quitaré a esos 50 inmigrantes de las manos de Martha’s Vineyard”, dijo Richard Rooney, quien vive y es dueño de una agencia de bienes raíces en la isla a The Epoch Times.

Menos de 24 horas después de su llegada a Martha’s Vineyard, una comunidad autoproclamada santuario para los inmigrantes ilegales, Baker, un republicano, aprobó el traslado de los inmigrantes, en su mayoría venezolanos, fuera de la isla a una base militar en Bourne, que se encuentra a pocos minutos de la terminal del ferry a Martha’s Vineyard. El grupo recibe refugio, comida, ropa y otros suministros en Bourne. Baker comprometió a 125 miembros de la Guardia Nacional de Massachusetts como parte del traslado.

Rooney, un republicano que ha estado activo en el gobierno local en Martha’s Vineyard durante unos 30 años, también se unió a otros que señalaron los requisitos de notificación por parte del Aeropuerto de Martha’s Vineyard para vuelos no programados.

Los demócratas han atacado a DeSantis, un republicano, por enviar a los inmigrantes a Martha’s Vineyard en lo que han descrito como una emboscada.

“No nos dieron aviso”, dijo el representante demócrata de Massachusetts, Dylan Fernandes, que representa a Martha’s Vineyard, el día que los inmigrantes llegaron a Martha’s Vineyard en televisión.

El secretario de Seguridad y Protección Pública de Massachusets, Terrence Reidy, designado por Baker en 2021, también calificó su llegada a Martha’s Vineyard como “inesperada” en un comunicado de prensa del 16 de septiembre en el que anunciaba los planes de la Administración Baker para recibir a los migrantes.

Los requisitos de notificación de vuelos del aeropuerto de la isla establecen que se requiere una notificación de 24 horas antes del despegue para cualquier avión con más de nueve pasajeros y sugiere que también se debe proporcionar una lista de pasajeros con anticipación. Un video de Fox News muestran a inmigrantes bajando del avión poco después de llegar a Martha’s Vineyard.

Rooney se pregunta por qué alguien estaba en el aeropuerto filmando el descenso, especialmente si se envió un avión “en secreto”.

El domingo, un hombre que respondía a la línea telefónica de operaciones del aeropuerto se negó a proporcionar información general sobre los requisitos de notificación del aeropuerto, diciendo inicialmente a The Epoch Times que no había requisitos de notificación. Cuando The Epoch Times leyó la política de notificación con 24 horas de antelación para los vuelos con nueve o más pasajeros, la persona dijo que no debía hablar con la prensa.

El Aeropuerto de Martha’s Vineyard se financia con el dinero de los impuestos y recibe importantes subvenciones estatales y federales.

El aeropuerto recibió USD 1.2 millones en ayuda de COVID en 2020. En 2019, el condado de Dukes, el gobierno a nivel de condado en Martha’s Vineyard, le otorgó USD 1.2 millones para “mejoras”.

El general del aeropuerto, Jeffrey Freeman, no pudo ser contactado para solicitar comentarios.

A la acusación que hicieron los demócratas de que DeSantis usó a los inmigrantes como peones políticos, Rooney dijo a The Epoch Times que él ve que “la decisión de DeSantis de llevar a los inmigrantes a la isla en avión no es diferente a la de Biden, que ha llevado a escondidas a millones de inmigrantes ilegales por todo el país en la oscuridad de la noche en autobús y avión”.

“Al menos DeSantis lo hizo a la luz del día”, dijo Rooney.

Las especulaciones sobre quién se contactó con el republicano Baker, desde esta isla dominada por los demócratas son generalizadas.

Entre los nombres que arrojaron los residentes locales está el de Joseph Solmonese, un conocido estratega político que fue director general del Comité Nacional Demócrata de 2020, expresidente de transición de Planned Parenthood y expresidente de Human Rights Campaign, la mayor organización de defensa del colectivo LGBT del país.

Solmonese vive todo el año en la isla, en la localidad especialmente acomodada de Chilmark. No se pudo contactar con él para que realizara comentarios. No ha surgido ninguna prueba de que Solmonese haya tenido algo que ver con contactar a Baker.

Amanda Orlando, directora de la campaña del candidato republicano a gobernador de Massachusetts, Geoff Diehl, dijo a The Epoch Times el viernes que Diehl, que también tiene curiosidad por saber quién hizo la llamada a Baker, ha presentado una solicitud de la Ley de Libertad de Información para averiguarlo.

El expresidente estadounidense Barack Obama, propietario de una mansión de 6982 pies cuadrados y una finca de 29 acres en la isla, también surgió regularmente como una posibilidad.

A las 12 horas de la llegada de los inmigrantes a la isla, las redes sociales en Facebook y Twitter estaban plagadas de críticas dirigidas a los demócratas ricos por no ofrecer sus alquileres de verano vacíos.

Rus, el director musical de St. Andrew’s, dijo a The Epoch Times que hubo vecinos que pidieron burlonamente “ponerlos en la Casa de Obama”.

“Pero eran una minoría”, dijo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.