Perrita es abandonada en un refugio para que su familia pueda llevar a su nuevo perro de paseo a Hawái

Por Robert Jay Watson
16 de Septiembre de 2019 Actualizado: 16 de Septiembre de 2019

Una familia de California se va de vacaciones a Hawái y descubre una pequeña y adorable beagle en Hilo, en la gran isla. Ellos creen que se han enamorado y la han adoptado, trayéndola de vuelta a su casa en el condado de San Bernardino.

Pero luego, seis años después, deciden volver a Hawái para unas vacaciones de seis semanas, y ¿qué hacen con su amada perrita? Obviamente, encontrar una niñera o un embarque son opciones costosas. En su lugar, deciden simplemente entregarla a su refugio local en lugar de encontrarle un lugar mientras están fuera.

¿Suena demasiado terrible para ser verdad? Desafortunadamente, esto es exactamente lo que le sucedió en el Refugio de Animales de San Bernardino a una perrita llamada Toots.

Todo comenzó a principios de junio de 2017 cuando un hombre llevó a Toots al refugio, que está financiado con fondos públicos. Esto significa que está abierto a la admisión y contractualmente obligado a recibir a cualquier animal que se entregue en sus instalaciones. Esto también significa que el refugio practica la eutanasia a los animales que no han sido adoptados para dejar espacio a los recién llegados.

En este caso, la familia propietaria de Toots iba a estar ausente hasta finales de julio. Andrea Neyses, una defensora del bienestar animal y amiga del refugio, logró filmar la declaración, sin revelar la identidad del hombre que entregó a Toots, y la publicó en Facebook. Empezó su posteo, claramente enfadada y conmocionada por lo que había presenciado. “HOY VEO LO MÁS EGOÍSTA DE LOS HUMANOS”, comenzó.

En el video, claramente una nerviosa Toots se arrastra incómodo entre los ladridos de otros perros en el refugio. Cuando Andrea se entera de las razones del hombre, le pregunta con incredulidad: “¿Esa es una razón para abandonar a su perra?”. Cuando Andrea le pregunta si el hombre ha considerado el embarque, simplemente le dice que ya no la quiere.

“¿Es solo toda su vida contigo?” pregunta Andrea, aparentemente con la esperanza de obtener algún tipo de respuesta del insensible dueño. Como si no bastara con abandonar a la perra de la que habían prometido ocuparse, Andrea escribió: “Tienen un perro nuevo que se llevan con ellos. ¿Quién puede mirarla a la cara y saber que eres todo su mundo y aun así alejarse?”.

Tratando con desesperación de no contender, se despide diciendo: “Que tengas unas buenas vacaciones”.

Este impactante video provocó una indignación generalizada en las redes sociales y pronto tuvo cientos de miles de visitas. Afortunadamente, toda la atención sobre el caso de Toots tenía docenas de personas haciendo cola para adoptarla. La expresión de su mirada asustada y triste llamó la atención de una organización del sur de California que no iba a dejar que Toots desapareciera.

Antes de que el refugio cerrara ese día, Andrea pudo compartir la gran información. “Toots está muy asustada, pero agradecida de no haber dormido en el refugio una noche”, escribió. “Rescatada en el cierre del refugio por un rescate increíble”.  El santuario de perros sin fines de lucro que recogió a esta perrita con el corazón roto se llama Chiquita’s Friends Animal Rescue y tiene su base en Malibú.

Dirigida por Geraldine Gilliland, una reconocida chef dueña de un pub irlandés y un restaurante mexicano en Santa Mónica, esta organización es el hogar de animales que no tienen adónde ir. Al igual que Toots, la mayoría de los perros de Chiquita’s Friends habrían sido sacrificados o habrían muerto en las calles.

Aunque Toots fue rescatada a tiempo, muchos otros perros no tienen tanta suerte. El Refugio de San Bernardino, donde se entregó, ha estado en dificultades financieras durante años y está siendo manejada por el vecino Riverside County Animal Services, de acuerdo con el San Bernardino Sun.

Con los rumores de los planes del refugio de  practicar la eutanasia a todos sus animales restantes circulando en las redes sociales, los defensores de los animales salieron en masa para adoptar el 9 de mayo de 2019. Aunque los rumores han sido negados por el condado, está claro que estas mascotas merecen un mejor hogar que un pequeño recinto en un refugio hacinado.

Uno puede esperar que además de  Toots  que fue lo suficientemente afortunada como para encontrar un ángel guardián, otros perros también tengan esa oportunidad.

Ver esta publicación en Instagram

Hello from Malibu

Una publicación compartida por chiquitas Friends (@chiquitasfriends) el

Estos bomberos tratan de rescatar a un pobre cachorro atrapado en un agujero

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS