Perrita pierde a su cachorro en un tubo de desagüe durante 10 horas hasta que logran rescatarlo

Por Catherine Bolton
27 de Agosto de 2019 Actualizado: 27 de Agosto de 2019

Cuando la policía de Phoenix, Arizona, fue a entregar una orden de arresto por drogas a una casa en el lado suroeste de la ciudad, lo último que esperaban era terminar involucrada en un rescate animal de 10 horas con la Humane Society de Arizona.

Sin embargo, el descubrimiento de un pequeño cachorro atrapado en un tubo de alcantarilla debajo de la casa, resultó en el tipo de esfuerzo de rescate que tuvo a los equipos de rescate participantes observando con los corazones en sus gargantas todo el tiempo.

Los oficiales llegaron a la casa planeando servir la orden de arresto por drogas, pero en su lugar encontraron a dos cachorros muertos y a su madre dando vueltas en la propiedad. Entonces se sorprendieron cuando se dieron cuenta de que había otro cachorro, que aún estaba vivo, pero que estaba atrapado en un pequeño desagüe que corría por debajo de la propiedad.

Según los vecinos, la madre había golpeado accidentalmente al cachorrito, que se creía que tenía apenas unas semanas, hacia el tubo en miniatura cuando llegó la policía. Su miedo debido a todo el ruido y la conmoción provocó la terrible experiencia, que dejó a la policía con otra situación de la que ocuparse por completo.

A partir de ahí, se necesitaron los esfuerzos de coordinación de una compañía local de plomería y de la Arizona Humane Society para realizar el rescate, que duró más de 10 horas.

Primero, se enroscó una pequeña cámara en el tubo, que tenía s0lo 7,6 centímetros de diámetro. El cachorro fue localizado a unos 7 metros de la abertura de la tubería, donde fue rescatado después de horas y horas de monitoreo por parte de los trabajadores de la Humane Society en el lugar de los hechos.

“La tubería era muy pequeña, así que apenas pude meter mi brazo allí abajo”, dijo. “Me agaché. Lo saqué de allí, y fue absolutamente abrumador pensar de pronto: `¡Finalmente! ¡Te tengo!'”.

Finalmente fue sacado a la luz a eso de las 10:30 p.m., de acuerdo con los informes de prensa, para alivio de todos los que la habían estado animando y esperando a ver qué pasaba.

“Dios mío, estoy tan aliviada. No quiero llorar”, dijo la trabajadora de AHS Nicole McCormick, según la KTLA Channel 5. El trabajador de la Humane Society pasó todo el día en la casa con la policía, ayudándoles a rescatar al cachorro. “Oh, ha sido todo el día. Estoy tan contenta de que esté bien”, agregó.

El cachorro fue traído para recibir tratamiento médico, primero en una clínica de emergencia y luego en el Hospital de Animales de Segunda Oportunidad de la AHS para recibir atención continua.

Quizás la parte más feliz de toda la historia, sin embargo, fue la increíble reunión entre el cachorro y su madre. Aunque el cachorro era tan pequeño que cabía en la palma de la mano de un adulto, era evidente que su madre estaba encantada con la oportunidad de volver a bañar a su bebé con un poco de amor.

La madre y sus bebés (otros dos hermanos también sobrevivieron) fueron tratados por el abuso y la negligencia que habían sufrido por parte de su antiguo dueño.

El cachorro atrapado y sus hermanos supervivientes fueron dados en adopción unos meses después de ser rescatados, disponibles para dirigirse a un hogar para siempre, lejos de las horrendas condiciones en las que comenzaron su vida.

Estos perritos son traviesos, muy traviesos

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS