Perro policía muere tras quedar encerrado en el auto caliente de su entrenador

Por Mimi Nguyen Ly - La gran Época
24 de Agosto de 2019 Actualizado: 24 de Agosto de 2019

Un perro policía en Long Beach, California, fue encontrado muerto después de que su adiestrador lo dejó encerrado dentro de su automóvil, dijo la policía el 23 de agosto.

El policía K-9 del Departamento de Policía de Long Beach (LBPD) fue encontrado la tarde del 14 de agosto por su encargado. El perro, cuyo nombre era Ozzy, tenía 6 años.

“El #LBPD se entristece enormemente triste al anunciar la muerte del K-9 Ozzy”, anunció la policía el viernes.

“En ese momento, Ozzy y su adiestrador estaban fuera de servicio y Ozzy se encontraba dentro de un vehículo utilizado por el oficial de su departamento. La muerte fue reportada inmediatamente al LBPD y se inició una revisión de las circunstancias”, agregó LBPD.

Ozzy era uno de los dos perros policías que estaban en la Sección de Investigación de Drogas del departamento. Según The Signal Tribune, hasta octubre de 2018, Ozzy había servido cinco años con el departamento, y él junto con otro perro ayudaron a recuperar más de 25 millones de dólares en efectivo y drogas.

El periódico informó que Ozzy, mitad belga Malinois y mitad ovejero alemán, también había contribuido con otras agencias policiales, incluyendo el FBI, la DEA, la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, y la Guardia Costera de Estados Unidos.

En una declaración al Los Angeles Times, la oficial de información pública del departamento de policía, Arantxa Chavarría, dijo que los resultados preliminares del veterinario mostraron que el perro murió de una enfermedad relacionada con el calor.

“Nuestros vehículos para K-9 están equipados con equipos a prueba de fallos para generar una alerta. En este momento, creemos que esta alerta podría no haber funcionado”, señaló Chavarría.

Explicó que el controlador de calor funciona al tener una aplicación telefónica que indica cuando el vehículo se calienta demasiado. El adiestrador también puede presionar un botón manual para apagar el sistema, agregó.

Según el LA Times, Chavarría no aclaró si era una práctica común que los perros policía se quedaran solos en los vehículos de sus cuidadores. Sin embargo, dijo que desde la muerte de Ozzy, todos los adiestradores de perros de la policía han estado revisando los sistemas de calefacción de sus propios vehículos antes de cada turno.

“Les pedimos que respeten al adiestrador y a su familia”, dijo Chavarría. “Nuestro departamento está de luto por la pérdida de Ozzy como lo haríamos con cualquiera de nuestros empleados. Nuestros K-9 son una parte indispensable de nuestro departamento, y continuaremos viéndolos como socios”.

El día que Ozzy murió, las temperaturas en la zona a media tarde eran de 27 a 29 °C. No está claro cuándo murió exactamente, ni cuánto tiempo estuvo desatendido en el coche.

Bajo una ley en California que entró en vigor en 2017, es legal que los residentes irrumpan en un vehículo si piensan que un animal fue dejado abandonado y está en problemas.

De acuerdo con la Asociación Médica Veterinaria Americana, la gente en general no debería dejar a los perros solos en un vehículo.

“La temperatura dentro de un vehículo puede subir casi 20 grados en sólo 10 minutos. En 20 minutos, puede subir casi 30 grados, y cuanto más tiempo se espera, más alto sube”, señaló la asociación en un comunicado de prensa.

“A los 60 minutos, la temperatura en un vehículo puede llegar a ser 40 grados más alta que la temperatura exterior. Incluso en un día de 21 grados, hay 43 grados dentro del vehículo”, agregó el grupo.

“Aún en un día que no parece caluroso, un vehículo puede alcanzar rápidamente una temperatura que pone a las mascotas en riesgo de enfermedad grave e incluso de muerte. Abrir las ventanas no hace ninguna diferencia”.

Tras el anuncio de la muerte de Ozzy por parte del Departamento de Policía, una persona comentó en Facebook: “Mi corazón está lleno de tristeza. Solo puedo imaginar la pena y el dolor del adiestrador de Ozzy por la pérdida de su compañero.

“El amor y la dedicación que un oficial de K-9 tiene por su contraparte es increíble. Es lamentable que esto haya ocurrido. Mi corazón está con la pérdida de Ozzy. Más importante aún, con el adiestrador de Ozzy y el resto del equipo de la policía de Las Vegas”.

Otra persona comentó: “Mi corazón está con el oficial responsable del cuidado de Ozzy. Parece que cometió un terrible error. Que Dios lo bendiga en esta tragedia. Estoy seguro de que tiene el corazón roto y se siente culpable…. RIP hermoso Ozzy”.

*****

Descubre a continuación:

El increíble viaje de un hombre para convertirse en un maestro de Kung Fu

TE RECOMENDAMOS