Persiste preocupación por invasión rusa a Ucrania tras conversaciones la semana pasada: Casa Blanca

Por Nick Ciolino
19 de Enero de 2022 12:19 PM Actualizado: 19 de Enero de 2022 12:19 PM

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el martes a los periodistas que el gobierno de Biden sigue considerando las tensiones entre Rusia y Ucrania como “una situación extremadamente peligrosa”.

Esto ocurre después de tres rondas de conversaciones de alto nivel celebradas la semana pasada, en las que participaron Estados Unidos, Rusia y varios países europeos, y que tenían como objetivo desescalar la situación y encontrar una vía diplomática para avanzar.

En las últimas semanas, Rusia reunió a unos 100,000 soldados a lo largo de su frontera con Ucrania y en la Crimea anexionada a Rusia. Recientemente, Rusia anunció ejercicios militares conjuntos con la vecina Bielorrusia, que también comparte frontera con Ucrania.

“Ahora estamos en una etapa en la que en cualquier momento Rusia podría lanzar un ataque contra Ucrania”, dijo Psaki el 18 de enero.

El secretario de Estado Antony Blinken habló el martes con su homólogo ruso, el ministro de Asuntos Exteriores Sergey Lavrov, y ambos han acordado reunirse en Ginebra, Suiza, a finales de esta semana.

Blinken viajará a Kiev el miércoles para reunirse con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy, y luego se trasladará a Berlín antes de reunirse con Lavrov el viernes, según el Departamento de Estado. Los funcionarios afirman que el viaje pretende ser una muestra de apoyo de Estados Unidos a Ucrania y hacer otro llamado a Rusia para que desescalen y busquen la diplomacia.

Esto seguirá a una delegación bipartidista del Congreso estadounidense que viajó a Kiev para reunirse con Zelensky el lunes para reafirmar el apoyo de Estados Unidos a Ucrania.

El presidente Joe Biden ha hablado directamente con el presidente ruso Vladimir Putin en las últimas semanas. Durante las llamadas, Biden dijo que Estados Unidos y sus aliados impondrían severas sanciones contra Rusia si ésta sigue invadiendo.

La ministra alemana de Asuntos Exteriores, Annalena Baerbock, viajó a Washington el 5 de enero para presentar un frente común con Blinken al afirmar que la concentración militar rusa cerca de la frontera con Ucrania supone un “desafío inmediato y urgente” para la seguridad europea y que cualquier intervención tendría graves consecuencias.

Alemania suspendió el proceso de certificación del gasoducto Nord Stream 2, aún no aprobado, que transportaría 55,000 millones de metros cúbicos de gas natural de Rusia a Alemania cada año si los reguladores lo aprueban.

Blinken dijo que probablemente el gas no fluirá a través de Nord Stream si Rusia invade Ucrania.

Funcionarios estadounidenses también han acusado a Rusia de llevar a cabo una “operación de bandera falsa” y una campaña en redes sociales para utilizarla como pretexto para una invasión de Ucrania. Rusia lo ha negado.

Funcionarios ucranianos dijeron el domingo que Rusia estaba detrás de un ciberataque que desfiguró los sitios web del gobierno ucraniano.

El mes pasado, Moscú presentó un proyecto de documentos de seguridad en el que exigía que la OTAN denegara el ingreso a Ucrania y a otros países de la antigua Unión Soviética y redujera sus despliegues militares en Europa Central y Oriental.

El lunes, Lavrov, máximo responsable de la diplomacia rusa, rechazó las acusaciones de Estados Unidos de que su país estaba preparando un pretexto para invadir Ucrania. En declaraciones a los periodistas, desestimó la afirmación estadounidense como “desinformación total”.

Lavrov reafirmó que Rusia espera una respuesta escrita esta semana de Estados Unidos y sus aliados a la petición de Moscú de garantías vinculantes de que la OTAN no abrazará a Ucrania ni a ningún otro país exsoviético ni estacionará sus fuerzas y armas allí.

Con información de Associated Press.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.