California prohíbe pesticida que por años se consideró neurotóxico para los niños

Se trata del clorpirifos, introducido en 1965 en el ambiente y relacionado a efectos de por vida en la salud
Por Anastasia Gubin - La Gran Época
13 de Octubre de 2019 Actualizado: 13 de Octubre de 2019

La Agencia de Protección Ambiental de California anunció esta semana que prácticamente todo uso en California del pesticida clorpirifos -considerado neurotóxico- finalizará el próximo año por “graves efectos sobre la salud en niños y otras poblaciones sensibles”.

Estos efectos se producen “a niveles de exposición más bajos de lo que se entendía anteriormente, incluido el desarrollo neurológico y cerebral deteriorado”, comunicó la agencia el 9 de octubre.

“Todas las ventas de productos de clorpirifos a los productores en California finalizarán el 6 de febrero de 2020”, comunicó la Agencia de Protección Ambiental de California el 9 de octubre.

“A los productores ya no se les permitirá poseer o usar productos de clorpirifos en California después del 31 de diciembre de 2020”.

Un agricultor chino rocía pesticida en un campo de trigo en el condado de Chiping en Liaocheng, provincia de Shandong, en el este de China, el 15 de marzo de 2017. (STR/AFP/Getty Images)

Hasta entonces, además “todos los usos deben cumplir con las restricciones existentes, incluida la prohibición de fumigación aérea, zonas de amortiguamiento de un cuarto de milla y limitar el uso a combinaciones de plagas de cultivos que carecen de alternativas”. 

El clorpirifos, introducido en 1965 para el tratamiento de infestaciones de plagas puede tener serias consecuencias. Cuando se descubrió que el químico era neurotóxico y suficientemente dañino para los humanos, el gobierno de EE. UU. prohibió su uso residencial en 2000. Pero su uso generalizado en la industria agrícola continuó en California, donde se cultivan la mayoría de las frutas y nueces del país, informó The Guardian.

Además añade el informe, investigadores de La Universidad de California descubrieron que las mujeres embarazadas que vivían cerca de granjas que rociaban clorpirifos tenían un mayor riesgo de tener un hijo con autismo. Otros estudios mostraron que los niveles de exposición bajos a moderados durante el embarazo estaban relacionados con problemas de memoria y un coeficiente intelectual más bajo. Además se relacionó con una capacidad respiratoria reducida.

“Los investigadores estudiaban familias reales en California e identificaban problemas reales causados ​​por la exposición  y, sin embargo, ha estado en el mercado todo este tiempo”, dijo Caroline Cox, científica principal del Centro para la Salud Ambiental, según The Guardian.

“Los niños van a lidiar con estas cosas por el resto de sus vidas”, añadió Cox.

Al comunicar la decisión, el gobernador Gavin Newsom dijo que “durante años, los defensores de la justicia ambiental han luchado para sacar el pesticida dañino clorpirifos de nuestras comunidades”.

“Gracias a su tenacidad y al trabajo de innumerables personas, esto ocurrirá ahora más rápido de lo que se imaginó originalmente. Esta es una gran victoria para los niños, los trabajadores y la salud pública en California “.

El clorpirifos se estaba usando en una variedad de cultivos, incluyendo alfalfa, almendras, cítricos, algodón, uvas y nueces pero por sus efectos había disminuido su uso en la última década.

En 2015, el Departamento de Regulación de Pesticidas (DPR) designó al clorpirifos como un “material restringido” que requiere un permiso del comisionado de agricultura del condado para su aplicación.

En 2018 lo designó como contaminante tóxico del aire en 2018 y recomendó que los comisionados agrícolas del condado apliquen restricciones de permisos adicionales, incluida la prohibición de la pulverización aérea, zonas de amortiguamiento de un cuarto de milla y limitar el uso a combinaciones de plagas de cultivos que carecen de alternativas.

A principios de este año, DPR anunció que estaba actuando para prohibir el uso de clorpirifos al cancelar los registros de productos del pesticida.

Al mismo tiempo, el DPR y el Departamento de Alimentación y Agricultura de California (CDFA) establecieron un grupo de trabajo para identificar, evaluar y recomendar alternativas de manejo de plagas más seguras y sostenibles por lo cual realizarán tres talleres públicos a partir de enero.

Acuerdo a cambio de fondos

La agencia llegó a un acuerdo entre el Departamento de Regulación de Pesticidas (DPR) y los fabricantes de pesticidas para retirar sus productos a cambio de asignar más de USD 5 millones en fondos de subvenciones para el desarrollo de alternativas seguras y más sostenibles al clorpirifos.

El DPR otorgará más de $ 2.1 millones en subvenciones para financiar proyectos que identifiquen, desarrollen e implementen alternativas más seguras, prácticas y sostenibles para el manejo de plagas al clorpirifos.

El Departamento de Alimentación y Agricultura de California otorgará aproximadamente $ 2 millones en subvenciones para expandir el alcance sobre sistemas agrícolas innovadores e integrados biológicamente que reducen los insumos de insecticidas químicos. Los cultivos que han usado clorpirifos serán una prioridad.

El CDFA también financiará aproximadamente $ 1.5 millones en investigación para desarrollar alternativas al clorpirifos que brinden soluciones más seguras y más sostenibles para el manejo de plagas.

“El rápido final de la venta de clorpirifos protege a las comunidades vulnerables al retirar un pesticida dañino del mercado”, dijo el Secretario de Protección Ambiental de California, Jared Blumenfeld. “Este acuerdo evita un proceso legal prolongado al tiempo que proporciona un cronograma claro para los agricultores de California a medida que buscamos desarrollar prácticas alternativas de manejo de plagas”.

TE RECOMENDAMOS