Pfizer-BioNTech y Moderna se disponen a ganar miles de millones de USD con refuerzos contra COVID-19

Por Tom Ozimek
13 de Agosto de 2021
Actualizado: 13 de Agosto de 2021

Moderna y la alianza Pfizer-BioNTech podrían obtener miles de millones de dólares de las vacunas de refuerzo de COVID-19 en los próximos años, en lo que analistas e inversionistas dicen que podría ser un mercado comparable a los USD 6 mil millones en ventas anuales de vacunas contra la influenza.

Pfizer, su socio alemán BioNTech y Moderna han asegurado juntos más de USD 60 mil millones en ventas de sus respectivas vacunas COVID-19 hasta 2022, y los acuerdos cubren las dosis iniciales y las vacunas de refuerzo, según Reuters.

Los analistas citados por el medio predicen ingresos de más de USD 6.6 mil millones para la alianza Pfizer-BioNTech y USD 7.6 mil millones para Moderna, principalmente de las vacunas de refuerzo. En un horizonte a más largo plazo, predicen que el mercado eventualmente se establecerá en aproximadamente USD 5 mil millones o más en ingresos anuales conforme los fabricantes rivales de medicamentos se incorporan al entorno.

Moderna no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre las proyecciones de ventas de vacunas de refuerzo, mientras que un portavoz de Pfizer dijo que los únicos pronósticos que la compañía está proporcionando son proyecciones para 2021 de USD 33.5 mil millones en ingresos por vacunas COVID-19.

El presidente de Moderna, Stephen Hoge, dijo en una entrevista la semana pasada que no está claro cuáles serán las fuerzas del mercado que impulsarán las ventas de la vacuna contra COVID-19, y agregó que, “en algún momento, esto se convertirá en un mercado más tradicional—estudiaremos cuáles son las poblaciones de riesgo, qué valor estamos creando y cuál es la cantidad de productos que sirven a ese valor. Eso finalmente afectará el precio”.

Los ejecutivos de Pfizer dijeron durante la llamada de resultados del segundo trimestre de la compañía que creen que será necesaria una tercera dosis de 6 a 8 meses después de la vacunación, y a intervalos regulares a partir de entonces.

Los fabricantes de vacunas han dicho que la evidencia de la disminución de los niveles de anticuerpos en personas completamente vacunadas después de seis meses, junto con una tasa en aumento de infecciones en las regiones afectadas por la variante Delta, respalda la necesidad de refuerzos.

Esto ocurre mientras los reguladores de EE. UU. autorizaron el jueves las vacunas de refuerzo de la vacuna COVID-19 de Pfizer-BioNTech y Moderna para ciertas personas vulnerables e inmunodeprimidas. La aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) se presentó en forma de una actualización de las autorizaciones de uso de emergencia existentes para las dos vacunas de ARNm. Otros países, incluidos Israel y Francia, tienen recomendaciones similares sobre las vacunas de refuerzo.

La medida de la FDA fue secundada por una decisión el viernes de un panel asesor médico clave de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), quienes votaron unánimemente para recomendar los refuerzos a los estadounidenses inmunodeprimidos. La aprobación del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización allana el camino para un asentimiento final por parte de los CDC, que se espera más tarde el viernes, lo cual permitiría el lanzamiento casi inmediato de los refuerzos.

El asesor de COVID-19 de la Casa Blanca, Anthony Fauci, dijo en una entrevista el jueves que cree que es “probable” e “inevitable” que todo el mundo necesite una inyección de refuerzo de la vacuna COVID-19.

“Es probable que eso suceda en algún momento en el futuro”, dijo Fauci a CBS News cuando se le cuestionó sobre el tema.

En una entrevista separada con NBC News el jueves, Fauci dijo que “inevitablemente, habrá un momento en el que tendremos que dar refuerzos a la población en general”.

Esto ocurre en medio de un aumento de la variante Delta del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), el patógeno que causa el COVID-19, que actualmente representa al menos el 80 % de los casos recién secuenciados en Estados Unidos.

Los funcionarios de la administración Biden indicaron por primera vez el mes pasado que ciertos grupos necesitarían vacunas de refuerzo de COVID-19.

Con información de Isabel Van Brugen y Reuters.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS