Piloto filma su propio rescate después que su avión cae al mar y dentro del agua lo pican las medusas

Por La Gran Época
22 de Agosto de 2019 Actualizado: 22 de Agosto de 2019

Un piloto cuyo avión se desplomó en el mar frente a California, Estados Unidos, grabó el momento en que esperaba junto a su acompañante a ser rescatados.

El piloto David Lesh y su tripulante aparecen sobre el avión en los momentos en que se hunde y luego queda sumergido en las aguas en las que esperó cerca de tres cuartos de hora.

“Experimenté una falla del motor en la costa de San Francisco hoy durante un vuelo de toma de fotos, tuve que arrojarme al océano”, escribió en su Instagram el 20 de agosto.

“Quedé casi en la hipotermia y fui picado por medusas durante 45 minutos. Muchísimas gracias a @uscg y @sjcspotter por coordinar el rescate, que se animaron a salir sin un rasguño. Haré un vídeo completo lo antes posible”, dijo.

Pese a lo sonriente que esta Lesh contó más tarde a KTVU, que pasó momentos difíciles en la larga espera.

Su pequeño avión Beechcraft Bonanza falló y chocó contra el agua de Half Moon Bay, a unas 9 millas (14 kilómetros) de San Francisco mientras era filmado por su amigo Owen Leipelt. El piloto y su acompañante fueron rescatados con vida, informó Infobae.

Luego usó su teléfono a prueba de agua para filmar.

“Saltamos por el agua unos cientos de pies y el impacto fue muy mínimo, no fue difícil en absoluto e inmediatamente abrimos la puerta y salimos al ala. Hicimos un rápido inventario de lo que había en el avión; agarré mi teléfono celular y las llaves del auto”, dijo el accidentado en el vídeo.

“Sabía que teníamos unos 20 o 30 segundos antes de que se hundiera”, añadió sugiriendo que gasolina de baja calidad causó el mal funcionamiento del avión.

Mientras tiene el cuerpo y las manos semicongeladas Lesh ríe y bromea.

“Había medusas por todos lados. Había un pez globo y ballenas rompiendo a nuestro alrededor”, contó.

Junto con su amigo Leipelt habían salido del aeropuerto Reid-Hillview en San José y se habían elevado al cielo para tomar las fotos de su nuevo avión. Lesh lo compró hace casi tres meses. Lo había adquirido por más de USD 200.000 y gastó alrededor de USD 40.000 en actualizaciones. Ni siquiera tenía seguro, reportó KTVU, y el vuelo del martes fue su primer viaje real en su nueva adquisición. Lo más importante es que sobrevivió al accidente.

El “corazón se hunde cuando escuchas,’ Mayday, no tengo poder’. Es algo que no quieres escuchar, y lleva un segundo entrar en acción”, comentó Leipelt a KTVU.

El piloto añadió que cuando Lesh lo llamó 10 minutos después de la caída sintió que “nunca había estado tan aliviado en mi vida de escucharlo por teléfono”.

“Travesuras criminales”

El accidente aéreo está siendo investigado por la Administración Federal de Aviación y la Junta Nacional de Seguridad del Transporte.

El piloto es conocido entre la comunidad de esquí en Colorado después que el año pasado, el Día de los Inocentes, publicó en Facebook una broma de que había sido secuestrado por un cartel mexicano de drogas, dice la KTVU.

Además la compañía de ropa de Lesh, produjo un vídeo en 2014 y desencadenó un incendio mientras lo producía. La policía en Boulder lo arrestó y se declaró culpable de travesuras criminales.

También en 2014, la División de Vida Silvestre de Colorado lo multó por acoso a la vida silvestre, después conocer que estuvo persiguiendo a un alce con su automóvil y a pie mientras intentaba grabar un vídeo.

Otra vez en 2004, Lesh fue arrestado y sentenciado a libertad condicional por intentar eludir a la policía en Oregon.

Lesh declaró a KTVU que su reputación temeraria probablemente es merecida.

Cuando se le preguntó si estaba preocupado por morir en este último accidente, dijo que “en algún momento me preocupaba que tal vez me congelaría y moriría, y estaba temblando bastante por la hipotermia”.

Además aclaró a quienes en las redes sociales manifestaron dudas, “creo que si observan los hechos, se darán cuenta rápidamente de que no es un truco”. 

“Grabo todos los vídeos para mi compañía. He estado tomando fotos y vídeos durante 15, 20 años”, explicó a la cadena de noticias.

También comentó a KTVU que no esperaba estar allí tanto tiempo y estaba sorprendido de que la Guardia Costera tardara tanto. Ellos tuvieron que regresar a tierra para dejar a las personas que tenían a bordo y dejarles espacio para hacer el rescate.

“Hay una cierta calma que te invade cuando estás en una experiencia surrealista. Definitivamente es eufórico. Estás ahí afuera flotando en medio del océano”, dijo Lesh. Tomar un vídeo lo ayudó a olvidarse de la situación en la que se encontraba.

***

¿Sabía?

Cada año miles de personas se reúnen en Taiwán para inspirar a los perseguidos en China continental

TE RECOMENDAMOS