Planificó jubilarse en un hotel en vez de un hogar de ancianos y su propuesta se hace viral

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
27 de Febrero de 2019 Actualizado: 28 de Febrero de 2019

Una persona de Texas compartió la idea de pasar el resto de sus días en hoteles de distintas ciudades y estados para evitar las costosas tarifas de los hogares de ancianos. Su propuesta en las redes sociales se hizo viral.

Te tratan como a un cliente, no como un paciente”, destacó Terry Robinson el 7 de febrero en su Facebook, sintiéndose en plena salud.

No más asilo de ancianos para nosotros”, insistió.

El costo de una casa de reposo promedio en el Estado de Texas, según sus cálculos es de USD 188 por día, lo que significa cerca de USD 70.000 al año. Por supuesto el precio varía según el servicio de personal médico calificado y la opción de una habitación privada. Un asilo en la Ciudad de México en habitación compartida puede costar desde USD 5.000 según informes del Gobierno, y en Valencia, España, desde USD .20.000.

Ya he comprobado las reservas”, dijo Robison al averiguar en una cadena de hoteles. “Con el descuento combinado de estadía prolongada y el de adultos mayores, (la tarifa) es de USD 59.23 por noche. El desayuno está incluido, y algunos tienen ‘happy hours’ por la tarde”, señaló con agrado.

(GettyImages-87226233)

“Eso deja USD 128,77 al día para el almuerzo y la cena en cualquier restaurante que queramos, o servicio de habitaciones, lavandería, propinas y películas especiales para televisión”, agregó en su Facebook.

Además resaltó el hecho de que el hotel le ofrece la posibilidad de usar el “spa, piscina, sala de ejercicios, salón y lavadora-secadora”, entre otros servicios gratuitos, y la mayoría incluye la pasta de dientes y maquinillas de afeitar gratis, además del champú y los jabones.

“El valor de USD 5 en propinas al día hará que todo el personal se esfuerce por ayudarte”, añadió.

(LUIS ACOSTA/AFP/Getty Images)

Como si fuera poco, dijo que es posible que los hoteles tengan una parada de autobús de la ciudad en el frente, y las personas mayores viajen gratis. En el caso de discapacitados, en Texas pueden usar un autobús especial que los recoge.

Si se siente solo, recomendó que “para conocer a otras personas agradables”, es bueno llamar a un autobús de la iglesia los domingos.

“Para un cambio de escenario, tome el autobús del aeropuerto y coma en uno de los buenos restaurantes del lugar. Mientras estés en el aeropuerto, vuele a algún lugar. De lo contrario, el dinero en efectivo sigue acumulándose”, ofreció como alternativa.

El Sr. Robinson apuesta por una cadena de hoteles que exista en muchas ciudades, lo que le permite cambiarse con frecuencia.

“¿TV rota? ¿Las bombillas necesitan cambiarse? ¿Necesita reemplazar un colchón? No hay problema … Lo arreglan todo y se disculpan por las molestias”, añadió como refuerzo para su idea.

La sirvienta comprueba si estás bien. Si no, llaman a una ambulancia. . . O un enterrador”.

“¿Qué más puedo pedir? Entonces, cuando yo llegue a esa edad de oro, la enfrentaré con una sonrisa”.

 

*******************

Descubra a continuación

El alto precio de contar la verdad en China hoy

TE RECOMENDAMOS