Población estadounidense nacida en el extranjero alcanza la cifra récord de casi 50 millones, según studio

Por Katabella Roberts
30 de Noviembre de 2023 2:41 PM Actualizado: 30 de Noviembre de 2023 3:45 PM

El número de personas nacidas en el extranjero que viven en los Estados Unidos superó casi 50 millones en octubre del 2023, marcando un nuevo récord, según un nuevo informe publicado el 30 de noviembre.

Aproximadamente 49,5 millones de personas nacidas en otro país —incluidos inmigrantes legales e ilegales— vivían en Estados Unidos el mes pasado, lo que representa aproximadamente el 15 por ciento de la población, según la Encuesta de Población Actual (CPS) de la Oficina del Censo.

Esa cifra es la más alta jamás registrada en la historia de Estados Unidos y también marca un aumento de 4,5 millones desde que el presidente Joe Biden asumió el cargo, según el Centro de Estudios de Inmigración.

“En pleno debate sobre la actual crisis fronteriza, este resultado es importante porque las cifras administrativas, como los encuentros fronterizos o incluso las llegadas de inmigrantes legales, no miden el tamaño real de la población inmigrante, que es lo que en última instancia determina el impacto de la inmigración en el país”, señaló el think tank estadounidense.

Según el Centro de Estudios sobre Inmigración, más de la mitad del aumento de 4,5 millones de la población nacida en el extranjero que reside en Estados Unidos desde que el Presidente Biden asumió el cargo se debe probablemente a la inmigración ilegal.

“Si se ajustara para tener en cuenta a las personas no incluidas en la encuesta, el aumento sería mayor”, afirmó la organización sin ánimo de lucro.

A principios de este mes, la Oficina del Censo publicó unas estimaciones según las cuales la población nacida en el extranjero aumentaría hasta el 19,5 por ciento en 2100.

Señalando que las proyecciones se ven influidas por los supuestos relativos a la migración internacional, la Oficina del Censo dijo que en un escenario de alta inmigración, esas cifras podrían aumentar al 24,4 por ciento, y en un escenario de baja inmigración, podrían aumentar al 14,9 por ciento, lo que significa que el número de personas nacidas en el extranjero que viven en los Estados Unidos ya superó el extremo inferior de esas proyecciones.

Posibles “implicaciones” para la sociedad estadounidense

El Centro de Estudios de Inmigración calcula que, si la inmigración legal e ilegal continuara al nivel actual, la población total nacida en el extranjero alcanzaría casi los 59 millones y el 17,3 por ciento de la población al final del segundo mandato del presidente Biden, en diciembre del 2028, en caso de que fuera reelegido.

“Añadir tantas personas al país tan rápidamente puede complacer a los empleadores y a los grupos de defensa de la inmigración, pero cualquier debate serio sobre política de inmigración tiene que lidiar con estas cifras y las implicaciones que tienen para la sociedad estadounidense”, dijo el think tank.

El último informe llega cuando el expresidente Donald Trump —que actualmente lidera las encuestas para la candidatura presidencial de su partido en 2024— prometió renovar su ofensiva contra la inmigración ilegal si es reelegido de nuevo.

El presidente Trump hizo los comentarios a principios de este mes mientras visitaba la frontera entre Estados Unidos y México en Texas después de asegurar un respaldo del gobernador Greg Abbott.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, y el expresidente Donald Trump se dan la mano durante una reunión informativa sobre seguridad fronteriza en Weslaco, Texas, el 30 de junio del 2021. (Brandon Bell/Getty Images)
El gobernador de Texas, Greg Abbott, y el expresidente Donald Trump se dan la mano durante una reunión informativa sobre seguridad fronteriza en Weslaco, Texas, el 30 de junio del 2021. (Brandon Bell/Getty Images)

Trump promete “restaurar la ley y el orden”

Durante la visita, el presidente Trump prometió “restaurar la ley y el orden” en la frontera y hacer el trabajo del Sr. Abbott “mucho más fácil”, lo que le permite “centrarse en otras cosas” en el estado.

Si bien se abstuvo de detallar las políticas exactas que implementaría si fuera elegido, en los últimos meses, el presidente Trump promocionó una prohibición de visado a los inmigrantes de Libia, Somalia, Siria y Yemen “o cualquier otro lugar que amenace nuestra seguridad”.

También prometió aplicar esa prohibición a los inmigrantes que apoyen al grupo terrorista Hamás o su ideología.

La seguridad fronteriza se convirtió en un problema importante desde que el presidente Trump dejó el cargo, ya que las ciudades fronterizas se vieron desbordadas por un número récord de inmigrantes ilegales.

En respuesta a la crisis, el Sr. Abbott transportó en autobús a miles de migrantes a las llamadas “ciudades santuario” como Nueva York y Chicago, donde los funcionarios previamente dieron la bienvenida a sus llegadas, pero luego pidieron a la administración de Biden que ayudara a la afluencia de inmigrantes que estiró los presupuestos de la ciudad y colocó una carga significativa en los sistemas de refugio.

El miércoles, el gobernador republicano dijo que planeaba transportar en autobús a otros 70,000 inmigrantes a ciudades santuario como parte de los esfuerzos para aliviar la carga de las ciudades fronterizas.

En un post en X, antes conocido como Twitter, el Sr. Abbott dijo que el estado tiene la intención de transportar a más de 12,500 migrantes al Distrito de Columbia, 25,000 a la ciudad de Nueva York, 20,000 a Chicago, 3200 a Filadelfia, 7400 a Denver, y más de 1000 a Los Ángeles con el fin de proporcionar “alivio vital”.

“Texas enviará a los migrantes en autobús a las ciudades santuario hasta que Biden asegure la frontera”, dijo el gobernador.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.