¿Podría este escudo de aire invisible protegernos del COVID-19 en los aviones?

Por Agencia de noticias
20 de Junio de 2020 4:44 PM Actualizado: 20 de Junio de 2020 4:44 PM

Un simple dispositivo que encaja en los conductos de ventilación existentes dentro de la cabina de los aviones podría ayudar a reducir el riesgo de infecciones de COVID-19 en vuelo.

La compañía de tecnología Teague, de Seattle, informó que su nuevo dispositivo AirShield mejora los flujos de aire que ya contribuyen a minimizar la propagación de los gérmenes a bordo, creando un “escudo” invisible alrededor de los pasajeros.

AirShield es un componente impreso en 3D que encaja en la Unidad de Servicio al Pasajero que se encuentra encima de cada pasajero en la cabina de un avión. La unidad suele contener una luz de lectura y respiraderos, conocidos como “gasificadores de aire”, que envían aire hacia abajo al ocupante del asiento.

Normalmente, cada pasajero puede controlar la dirección y la velocidad del aire que le llega, de la misma manera que puede decidir si quiere encender o apagar la luz.

El dispositivo de AirShield esculpe el flujo en láminas que aseguran que cualquier gota respiratoria sea retenida dentro del espacio de un solo pasajero, y no deba ser respirada por el ocupante de un asiento vecino.

Anthony Harcup, director senior de experiencia en aerolíneas en Teague, dice que AirShield solo mejora lo que ya es un método bastante efectivo del flujo de aire en los aviones.

“Lo que mucha gente no se da cuenta, es que un avión es en realidad uno de los lugares más seguros en los que uno puede estar”, declaró Harcup a CNN Travel.

Normalmente, el aire a bordo de un avión de pasajeros se introduce por la parte superior de la cabina y luego se extrae por las rejillas de ventilación del suelo para ser alimentado a través de filtros de absorción de partículas de alta eficiencia (HEPA) que eliminan el 99,9 por ciento del contenido microbiano.

Esto significa que el aire que regresa a través de los gasificadores está recién purificado.

AirShield es el último de una serie de diseños, desde las elegantes imágenes del asiento central del avión hasta los asientos de dos pisos que se encuentran en posición horizontal, con el objetivo de tranquilizar a los pasajeros que viajan después de la pandemia.

“Ha habido una enorme cantidad de soporte, diseño y apoyo de ingeniería, para resolver algunos de estos problemas”, dijo Harcup. “Todos estamos tratando que el público vuelva a volar, creo que cuanto antes podamos hacer que la gente se sienta cómoda con el vuelo, mejor será la industria y el mundo”.

Solución para el interior del avión

Las aerolíneas han estado perdiendo dinero rápidamente en los últimos meses, y Harcup señala que estarán dispuestos a poner en práctica ideas que ayuden a los pasajeros a sentirse más seguros, pero sin arruinar el negocio.

El 5 de mayo, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que representa a las aerolíneas de todo el mundo, emitió una declaración sugiriendo que bloquear el asiento del medio no era algo que apoyaba.

“Las aerolíneas están luchando por su supervivencia. Eliminar el asiento del medio elevará los costos”, dijo Alexandre de Juniac, director general y CEO de IATA, según un comunicado.

Harcup considera que el diseño de Teague, que no implica reinventar drásticamente el interior de la aerolínea, podría ser más efectivo que los modelos que eliminan el asiento del medio. Él llama al distanciamiento social en los aviones “una especie de oxímoron”.

“Es todo un modelo comercial que se basa en la densificación”, dijo en relación a las cabinas de los aviones.

El director aprecia que los pasajeros puedan sentirse más cómodos al estar distanciados de sus compañeros de viaje, pero considera que la ansiedad se aliviará con una mayor comprensión de cómo funciona el flujo de aire en los aviones.

“Creo que productos como este, cosas que no (…) cambian fundamentalmente los diseños, modelos comerciales de densificación, algo que es visible(…)Creo que realmente ayudará a que la gente vuelva a los cielos”, según Harcup.

Flujo de aire en los aviones

AirShield recibió la autorización de la patente a principios de este mes, por lo que Teague acaba de iniciar las negociaciones comerciales con las aerolíneas y los potenciales fabricantes.

“Así que es un poco difícil decir cuál será el costo de la compra o el costo de la instalación”, declaró.

Aún así, sigue confiando en que Teague ha creado una propuesta factible y de bajo presupuesto para las aerolíneas y estima que las pruebas de vuelo podrían comenzar en tres o cuatro meses.

“El punto es que esto sería muy rápido de hacer, sin duda porque estamos viendo la impresión en 3D, no vamos a tener que esperar mucho tiempo para el mecanizado”.

“No estamos realmente reinventando la rueda, estamos aprovechando y refinando lo que ya está ahí”.

AirShield no es la única idea que reconsidera el flujo de aire de la cabina.

Hablando con CNN Travel sobre la higiene de los aviones en abril de 2020, Qingyan Chen, un profesor de ingeniería mecánica de la Universidad de Purdue en Indiana, destacó cómo las gotas (respiratorias) podrían ser transmitidas a los compañeros de viaje antes de que el filtro HEPA las atrape.

Hace un par de años, Chen propuso un nuevo tipo de sistema de ventilación que prevé un filtro HEPA dedicado para cada asiento y probó el sistema en una sección de siete filas de un Boeing 737, con resultados aparentemente exitosos.

CNN Wire contribuyó a este informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El Nerón de China: 20 años de una represión fallida

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.