Policía acudió a albergue de inmigrantes ilegales cientos de veces en Chicago en 2023

Los frecuentes disturbios violentos en Inn de Chicago han preocupado a los residentes

Por Samantha Flom
03 de Abril de 2024 3:46 PM Actualizado: 03 de Abril de 2024 3:46 PM

La policía de Chicago fue llamada a un refugio de inmigrantes ilegales cientos de veces a lo largo del año pasado, en muchos casos para investigar denuncias de delitos violentos, según muestran los registros obtenidos mediante una solicitud de la Ley de Libertad de Información.

Los documentos, obtenidos por el residente Terry Newsome y revisados por The Epoch Times, revelan que la policía fue enviada al Inn of Chicago, un hotel que ahora sirve de refugio para inmigrantes ilegales, más de 250 veces entre enero de 2023 y febrero de 2024.

Aunque muchas de esas llamadas fueron por infracciones de estacionamiento y tráfico, una parte significativa fueron por presuntos delitos como agresión con agravantes, agresión doméstica, secuestro de menores y maltrato infantil, incluida la agresión sexual.

En un caso, una víctima de 4 años denunció haber sido “tocada indebidamente” varias veces por un delincuente desconocido que vivía en el albergue. En otro caso, muy confidencial, tres niños fueron trasladados al Hospital Infantil Lurie tras una presunta agresión doméstica y una agresión sexual previa.

El aumento de la actividad delictiva en el albergue de Chicago no ha pasado desapercibido para los residentes del barrio de Streeterville del hotel. Las quejas han sido numerosas, lo que ha llevado al concejal del distrito 42, Brendan Reilly, a pedir el cierre del albergue.

“He oído a cientos de residentes del barrio expresar su preocupación por los continuos problemas relacionados con el albergue de inmigrantes que funciona en el Inn of Chicago”, escribió Reilly en un correo electrónico a sus electores en octubre del año pasado.

El Sr. Reilly dijo que él y otros residentes habían presenciado “multitud de actividades delictivas” en el lugar, como venta de estupefacientes, robos al por menor y “aparente tráfico sexual”, por nombrar algunas. También dijo que se habían acumulado montones de basura y excrementos humanos en los callejones que rodeaban el hotel.

“El ‘experimento’ de alojar a 1500 migrantes en el Inn de Chicago ha sido un fracaso lamentable”, escribió. “Las condiciones allí son deplorables y la propiedad no es segura para las familias migrantes que viven allí y que están mezcladas con cientos de varones adultos jóvenes que vienen solos. No solo me preocupa la salud y el bienestar de estas jóvenes familias migrantes, sino también la seguridad de mis electores y de los miles de turistas y visitantes que acuden a la zona cada día”.

Esa preocupación fue compartida por el Sr. Newsome, que señaló la proximidad del hotel al bullicioso distrito comercial de la ciudad, a lo largo de la avenida North Michigan.

“Está a solo una manzana de la Magnificent Mile. La gente viene en avión de todo el país, o del mundo, para ir de compras”, declaró a The Epoch Times.

El Sr. Newsome, que vive en Downers Grove, un suburbio de Chicago, añadió que los costes asociados a la respuesta a las llamadas de emergencia no harían sino añadirse a la ya onerosa carga que supone para los contribuyentes alojar y alimentar a los miles de inmigrantes ilegales de la ciudad.

“Tenemos que pagar para que la policía salga de su ronda, tenemos que pagar la ambulancia, tenemos que pagar para llevarlos al hospital, para que los atiendan de urgencia. Son costes ocultos de los que no tenemos ni idea”, dijo.

El contrato de alojamiento de inmigrantes ilegales del Inn of Chicago con la ciudad expiraba el 31 de diciembre, pero sigue cerrado a los clientes. Según el sitio web del hotel, permanecerá “cerrado temporalmente” hasta julio de 2024, aunque los intentos de reservar online algo después del 1 de julio producen un mensaje de “No se puede acceder a este sitio”. El número de teléfono del hotel suena ocupado, y una solicitud de comentarios por correo electrónico no obtuvo respuesta.

La ciudad de Chicago informa de haber acogido a más de 37,000 inmigrantes ilegales desde agosto de 2022. En total, la ciudad ha gastado casi 300 millones de dólares en acogerlos.

El alcalde demócrata de Chicago, Brandon Johnson, promulgó el mes pasado una política de estancia máxima de 60 días para los inmigrantes ilegales en albergues temporales, en medio de preocupaciones por la superpoblación. Inicialmente estaba previsto que la política entrara en vigor en enero, pero las inclemencias del tiempo retrasaron su puesta en marcha.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con el Departamento de Policía de Chicago y con la oficina del alcalde para obtener sus comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.