Policía busca a un hombre que pidió a empleado de Walmart “algo capaz de matar a 200 personas”

Por Zachary Stieber - La Gran Época
08 de Agosto de 2019 Actualizado: 08 de Agosto de 2019

La policía de Florida está buscando a un hombre que se acercó a un empleado de Walmart y le pidió un arma para matar a cientos de personas.

El Departamento de Policía de Port St. Lucie dijo que el hombre se acercó al empleado el miércoles 7 de agosto y “preguntó sobre la compra de un arma que capaz de matar a una gran cantidad de personas”.

El incidente tuvo lugar en un Walmart fuera de la autopista 1.

Según WPTV, el hombre preguntó al empleado: “¿Puedes venderme algo (o un arma) que pueda matar a 200 personas?”.

El empleado respondió: “Eso no es gracioso”.

“Lo sé”, dijo el hombre, antes de volver a preguntar por el arma.

El sospechoso fue descrito como un hombre blanco de entre 50 y 60 años de edad, con pelo gris/negro y barba de chivo, que llevaba una camisa negra de manga corta, pantalones cortos de color y un reloj negro en la muñeca izquierda.

El hombre medía alrededor de 1,7 metros y pesaba alrededor de 95 kilos, dijeron las autoridades.

Una mujer se arrodilla en un monumento improvisado a las afueras de Walmart, cerca de la escena del tiroteo en masa que dejó a 22 personas muertas, el 5 de agosto de 2019, en El Paso, Texas. (Mario Tama/Getty Images)

No se dispone de más información.

La alerta se produjo después de que un tiroteo masivo tuvo lugar en un Walmart en El Paso, Texas, el fin de semana, dejando 22 muertos y una serie de heridos. En respuesta, el director ejecutivo de Walmart, Doug McMillon, dijo que la compañía respondería de manera “atenta y deliberada”.

Gobernador de Texas dijo que no hubo “señales de alerta” en el pasado del sospechoso

El gobernador Greg Abbott dijo el miércoles que no está al tanto de ninguna “señal de alerta” en el pasado del presunto tirador de El Paso y no hizo mención de tomar medidas importantes de control de armas en Texas, donde tres tiroteos masivos desde 2017 han matado a más de 50 personas.

Abbott, un republicano, dijo que el racismo debe ser confrontado y que se debe iniciar una campaña de represión contra los sitios de Internet utilizados por extremistas violentos después del ataque del fin de semana que dejó 22 personas muertas en la ciudad fronteriza, en su mayoría latina.

“La gente de Texas ha sido víctima de varios tiroteos masivos. Esto debe terminar”, dijo Abbott, quien se reunió con los legisladores el miércoles en El Paso y dijo que el Estado actuará rápidamente para responder a sus llamados a la acción.

En la reunión con Abbott, los legisladores, todo demócratas de El Paso, presionaron sin éxito para que se impusieran restricciones más estrictas a las armas de fuego en la Legislatura estatal. Se reunieron para una discusión horas antes de que Abbott le diera la bienvenida al Presidente Donald Trump a El Paso.

El año pasado, 10 personas murieron en un tiroteo en Santa Fe High School cerca de Houston. Y en 2017, un tiroteo en una iglesia de la zona rural de Sutherland Springs dejó más de dos docenas de fieles muertos.

En el tiroteo del sábado en El Paso, las autoridades creen que el presunto tirador, Patrick Crusius, de 21 años de edad, publicó en Internet un comentario racista antes de abrir fuego contra un Walmart. Horas más tarde, en Dayton, Ohio, otro joven mató a nueve personas en un distrito de entretenimiento.

Un abogado de la familia de Crusius dijo el miércoles que la madre del sospechoso se puso en contacto con la policía semanas antes del alboroto por la preocupación de que su hijo tuviera un rifle.

Abbott no dio detalles sobre los cambios que impulsará después del último tiroteo masivo en Texas. Dijo que las armas de fuego deben mantenerse alejadas de los “asesinos trastornados”, pero añadió que “los derechos constitucionales no van a ser violados”.

*****

Mira a continuación:

¿Cuál es el origen del grupo de extrema izquierda Antifa?

TE RECOMENDAMOS