Policía de Hong Kong detiene a líderes de grupos prodemocráticos alegando colusión extranjera

Por Teresa Zhang
08 de Septiembre de 2021
Actualizado: 08 de Septiembre de 2021

La policía de Hong Kong detuvo el miércoles por la mañana a cuatro líderes de un grupo prodemocracia, alegando que trabajaban como “agentes extranjeros”.

El grupo Alianza de Hong Kong en Apoyo a los Movimientos Patrióticos Democráticos de China es conocido por organizar la vigilia anual de Hong Kong en conmemoración de los fallecidos durante la masacre de la Plaza de Tiananmen de Beijing en 1989.

Entre los detenidos del grupo se encuentran la vicepresidenta y abogada Chow Hang-tung, así como los miembros del comité permanente Leung Kam-wai, Tang Ngok-kwan y Chan Dor-wai.

La policía de Hong Kong envió una carta al grupo el mes pasado, citando la Ley de Seguridad Nacional introducida por Beijing el año pasado. La policía alegó que el grupo era considerado un “agente extranjero” y le pidió que entregara sus datos de afiliación y financieros a más tardar el 7 de septiembre. En respuesta, el grupo acudió a la Jefatura de Policía de Wan Chai y declaró que la petición se basaba en “motivos razonables para creer”, sin justificación, por lo que rechazó la solicitud. La mañana del miércoles 8 de septiembre, la policía acudió a la oficina de trabajo de Chow, en la torre del Bank of America, para detenerla. Según el grupo, posteriormente fueron detenidos varios miembros del comité permanente, entre ellos Leung, Tang y Chan.

Chow retransmitió la madrugada del miércoles en directo a través de Facebook cuando la policía llamaba a su timbre e intentaba abrir su puerta. Las imágenes de la detención de Leung también se emitieron en directo.

Más tarde, Chow posteó una serie de mensajes en los que decía que alguien estaba tocando el timbre de su puerta y se preguntaba si se trataba de un robo. Ella es una destacada abogada de Hong Kong. En principio tenía previsto representar en el tribunal superior a Gwyneth Ho, una política hongkonesa acusada de “conspirar para subvertir el poder del Estado”, para solicitar su libertad bajo fianza. Chow estuvo preparando la declaración de fianza de Ho en su despacho durante la noche, antes de que la policía acudiera a detenerla. Más tarde expresó su pesar por no poder representar a Ho.

Antes de la detención de Chow, ella publicó una foto del amanecer en el puerto de Victoria desde su despacho, sugiriendo que podría ser “su última vez en contemplar este paisaje”. Al mismo tiempo, muchas personas dejaron mensajes en su posteo deseando su regreso.

Por la noche, tras la detención de Chow, su asistente actualizó su Facebook. “Nosotros defenderemos con razonamientos nuestras creencias con el máximo de nuestro esfuerzo y sin miedo ni arrepentimiento”, escribió. La actualización de la página de Facebook de Chow daba a entender que estaba de buen ánimo y que ya se había reunido con su abogado. Chow se mostró muy preocupada por sus compañeros detenidos, así como por las sesiones de alegaciones de los próximos dos días de los acusados en el caso de “reunión no autorizada” por la vigilia del 4 de junio en 2020.

La policía declaró que los cuatro (Chow, Leung, Tang y Chan) fueron detenidos por “incumplimiento de la presentación requerida” en virtud del artículo 43 de la Ley de Seguridad Nacional de Hong Kong. Esto sugiere que es posible que se acuse a más personas.

Cronología de la detención

El 25 de agosto, el Departamento de Seguridad Nacional de la Policía de Hong Kong envió una carta al grupo prodemocrático en la que se le pedía que entreguen información sensible citando la Ley de Seguridad Nacional. El comité permanente del grupo se dirigió a la Jefatura de Policía de Wan Chai para entregar una carta de respuesta, en la que manifestaba su negativa, negando ser un agente extranjero. El grupo criticó a la policía de Hong Kong por no ofrecer ninguna justificación y por violar los principios de derecho natural.

El miembro del Comité Permanente del grupo, Tsui Hon-Kwong, solicitó al alto tribunal que declare inválida la carta de la policía. “El nombre completo del grupo es Alianza de Hong Kong en Apoyo a los Movimientos Patrióticos Democráticos de China”, dijo Tsui a los medios de comunicación frente a la sede de la policía, añadiendo que son patriotas y no agentes extranjeros.

Chow también se encontraba en la sede de la policía. “Al pueblo de Hong Kong: Ustedes deben seguir luchando. No cedan al poder autoritario, no vivan en la humildad. Sean ustedes mismos y vivan con vuestra conciencia”, añadió.

Chris Tang, secretario de Seguridad de Hong Kong, dijo el 7 de septiembre que si nadie entrega la información requerida por la policía de Hong Kong, se tomarán medidas coercitivas veloces. La policía también emitió un comunicado de prensa en el que denunciaba que “los grupos [no identificados] se negaban descaradamente a entregar la información”. A continuación reiteró que estos grupos podrían ser multados con 15,500 dólares y encarcelados durante seis meses si no entregaban la información a tiempo.

Grupo prodemocracia mantiene sus principios fundacionales a pesar de las presiones

Uno de los principios fundacionales de la Alianza de Hong Kong en Apoyo a los Movimientos Patrióticos Democráticos de China es “acabar con el sistema de partido único [de China]”.

El grupo prodemocrático fue acosado y amenazado repetidamente por la policía de Hong Kong, funcionarios del gobierno y los medios de comunicación estatales chinos. Hubo rumores de que su comité permanente podría disolver el grupo. El 5 de septiembre celebró una conferencia de prensa en la que declaró que celebraría una reunión especial el 25 de septiembre para debatir el tema. Sin embargo, el grupo está diseñado para que los miembros puedan elegir un nuevo presidente en su reunión, incluso si los miembros del comité permanente son detenidos. Según Chow, todavía hay más de 100 miembros en el grupo, y para disolverlo, deben estar presentes al menos 20 miembros, y el 70 por ciento de los miembros presentes deben estar de acuerdo.

Después de que Beijing aplicó la ley de seguridad nacional en Hong Kong, la facción procomunista alegó que uno de los cinco principios del grupo prodemocrático violaba la ley. En junio de este año, Luo Huining, director de la Oficina de Enlace del Partido Comunista Chino (PCCh) en Hong Kong, declaró que “acabar con el sistema de partido único” destruye los cimientos de “un país, dos sistemas” y es por lo tanto enemigo de la prosperidad y la estabilidad de Kong Hong. No obstante el grupo prodemocrático reiteró que no cambiará sus principios y directrices bajo la presión política.

El 20 de mayo de 1989, el PCCh declaró la ley marcial en Beijing, lo que desencadenó una marcha el 21 de mayo de millones de hongkoneses, que representan aproximadamente una quinta parte de la población de Hong Kong. En la entonces colonia británica de Hong Kong, el 21 de mayo de 1989, durante la masiva manifestación de protesta se creó la Alianza de Hong Kong en Apoyo a los Movimientos Patrióticos Democráticos de China, con Szeto Wah, un veterano del movimiento democrático de Hong Kong, como su primer líder.

Tras la masacre del 4 de junio en la plaza de Tiananmen, en Beijing, los objetivos principales del grupo fueron rehabilitar el movimiento democrático y exigir responsabilidades al PCCh. Desde entonces, cada año, en la noche del 4 de junio, el grupo celebra un acto conmemorativo con velas en el Parque Victoria.

A pesar de las restricciones de reunión causadas por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), el grupo siguió celebrando su acto el año pasado, que condujo a la detención de 24 personas prodemocráticas por presuntos delitos de “reunión sin aprobación”. Su entonces presidente, Lee Cheuk-yan, y su vicepresidente, Albert Ho, fueron encarcelados por participar en las manifestaciones y asambleas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS