Policía y FBI no consideran violencia de extrema izquierda, dice CEO de centro provida atacado con bomba

Por John Ransom
21 de Septiembre de 2022 4:54 PM Actualizado: 21 de Septiembre de 2022 4:56 PM

El CEO de un centro de salud provida de la zona de Buffalo, estado de Nueva York, que fue atacado con una bomba incendiaria hace más de tres meses, dijo que ni el Departamento de Policía de Amherst ni el FBI están tomando el caso en serio, en parte debido a la politización del sistema de seguridad del país bajo el mando del presidente Joe Biden.

“El FBI y la policía de Amherst nos están tomando el pelo”, dijo el reverendo Jim Harden, CEO de CompassCare, a The Epoch Times.

“El FBI no habla de ningún progreso que se esté haciendo, desde nuestra perspectiva, ningún progreso en absoluto y la Policía de Amherst sigue dándonos la típica línea mediática: ‘Nosotros estamos siguiendo todas nuestras pistas’, lo que a los 105 días, me hace pensar que no están siguiendo ninguna de sus pistas”.

Como resultado, CompassCare demandó al Departamento de Policía de Amherst (APD) para recuperar las evidencias del video que fue recogido en la escena por las autoridades y que nunca quedó bajo la custodia de los trabajadores de CompassCare, para que al menos el centro pueda tomar medidas para protegerse.

La oficina del grupo en Buffalo, que ofrece atención médica, ética y apoyo a las mujeres que están considerando abortar, fue atacada con una bomba incendiaria por activistas proabortistas en la madrugada del 7 de junio. El ataque causó grandes daños y le costó a CompassCare medio millón de dólares para reconstruir el local, que volvió a abrir sus puertas en agosto.

Un grafiti “Jane estuvo aquí” fue garabateado en la parte lateral del edificio durante el ataque, y Jane’s Revenge, un grupo proabortista de extrema izquierda, se atribuyó el mérito de la bomba incendiaria posteriormente.

Foto del centro provida, CompassCare, en Buffalo, Nueva York, presuntamente atacado con una bomba incendiaria por activistas pro-aborto en junio de 2022. (Crédito: Comunidad CompassCare)
Daños en el centro para embarazadas CompassCare en Amherst, Nueva York. A primera hora del 7 de junio de 2022 destrozaron sus ventanas y prendieron fuego en el interior. En una pared dejaron el mensaje pintado con spray, “Jane estuvo aquí”. Un grupo pro-aborto llamado Jane’s Revenge se atribuyó el ataque. (Dan Berger/The Epoch Times)

El abogado de la ciudad de Amherst, Stanley J. Sliwa, dijo al medio local Buffalo News que la policía no entregaría las evidencias del vídeo a CompassCare por temor a que cualquier difusión del vídeo comprometa la investigación.

“[Los funcionarios de la policía] no desean que el vídeo se difunda públicamente hasta que terminen su investigación”, indicó Sliwa. “Difundirlo perjudicaría la investigación. Una vez que la investigación esté completa, estaremos encantados de publicar el vídeo”.

“Aparentemente, no les gusta la explicación”, añadió el abogado sobre los directivos de CompassCare. “Ellos deberían entenderlo”.

En una entrevista con The Epoch Times, Sliwa pareció sugerir que la publicidad de la investigación policial avivaría la violencia política de la derecha.

“Ustedes son conscientes de todos los chiflados que hay por ahí con pistolas y AK-47, poniendo bombas y matando a gente porque tienen ciertas opiniones políticas”, dijo Sliwa.

“El departamento de policía está tratando de mantener el control sobre eso y tratando de mantener la investigación lo más silenciosa posible, con el fin de garantizar que estas personas no vayan más lejos en la clandestinidad, como ya pueden estarlo”, añadió el abogado.

Cuando se le preguntó qué personas con AK-47 estaban participando en actos de violencia por opiniones políticas a las que se refería, dijo que eran “personas que forman parte de la revuelta contra el gobierno de Estados Unidos” el 6 de enero de 2021.

Cuando se le preguntó si estaba afirmando que la gente de CompassCare tenía algo que ver con la revuelta del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos, Sliwa lo negó.

“No es eso lo que estoy diciendo”, dijo a continuación.

La congresista Claudia Tenney y el CEO de CompassCare, el reverendo Jim Harden, en la reapertura del centro de Servicios para Embarazadas CompassCare en Amherst, Nueva York, el 1 de agosto de 2022. (Foto cortesía de CompassCare).

Esto es terrorismo

Harden dijo que además de actuar como portavoz del departamento de policía, Sliwa también ha participado en las negociaciones entre CompassCare y el departamento de policía para la devolución de las evidencias del vídeo.

“En realidad, nosotros nos pusimos en contacto con él después de haber agotado todos nuestros esfuerzos de buena fe con el propio departamento de policía de Amherst”, dijo el CEO.

También indicó que, a pesar de que cuentan con un miembro del personal dedicado a la cooperación tanto con la policía de Amherst como con el FBI, considera que ambos organismos de seguridad no han cooperado con CompassCare, que es víctima no solo de un delito, sino que de un incidente terrorista.

“Esto no es solo una acción criminal, esto fue terrorismo, un crimen con motivación política para que otras personas dejen de hacer lo que están haciendo”, dijo Harden.

Según el CEO, la policía tiene a los sospechosos en el radar, pero por la razón que sea, se niega a detenerlos.

Además, tienen miedo de hablar por las posibles represalias de la policía de Amherst y del FBI.

“Yo no lo sé, pero creo que, basándome en su forma de actuar en el pasado, su próximo movimiento es la difamación” contra él, añadió.

El FBI respondió a la solicitud de información de The Epoch Times sobre el ataque de CompassCare, con la siguiente respuesta por correo electrónico:

“El FBI está investigando una serie de ataques y amenazas dirigidos a centros de recursos para el embarazo, organizaciones religiosas y clínicas de salud reproductiva en todo el país, así como a edificios judiciales, incluido la Corte Suprema de Estados Unidos. Los incidentes se están investigando como posibles actos de extremismo violento doméstico, violaciones de la Ley FACE o asuntos de delitos violentos, dependiendo de los hechos de cada caso. El FBI se toma muy en serio toda la violencia y las amenazas de violencia y estamos trabajando estrechamente con nuestros socios de las fuerzas del orden a nivel nacional, estatal y local para investigar estos incidentes”.

Doble estándar

Harden cree que existe un doble estándar entre los políticos progresistas, como el presidente Joe Biden, que califican a los conservadores de semifascistas, a la vez que las fuerzas del orden ignoran el terrorismo que se dirige contra los centros de emergencia provida como CompassCare por parte de los de extrema izquierda.

El CEO de CompassCare indicó que le molestaba especialmente la retórica de la senadora demócrata de Hawai, Mazie Hirono, que fue criticada la semana pasada por una “llamada a las armas” literal contra los miembros provida, lo cual hizo en el pleno del Senado.

“Así es como lo vemos cada vez más mujeres y aquellos que apoyan nuestro derecho a tomar decisiones sobre nuestro propio cuerpo. ¿Y por qué? Porque eso es lo que está ocurriendo. Señora presidenta, le cedo la palabra. Pero está claro que esto es una —literalmente una llamada a las armas en nuestro país. Cedo la palabra”, dijo Hirono el 14 de septiembre al concluir su discurso contra el proyecto de ley del senador Lindsay Graham (R-S.C.) para prohibir el aborto después de las 15 semanas.

En una declaración realizada el 20 de septiembre, Alveda King, activista provida y sobrina del fallecido icono de los derechos civiles, Martin Luther King Jr., declaró que la retórica de Biden ha sido perjudicial para el país al presentar injustamente a los conservadores como amenazas.

“Señor presidente, su retórica es dañina e irresponsable, y solo está sirviendo para dividir aún más a esta nación, a pesar de sus promesas de unidad”, dijo King.

“Lo interesante ahora mismo en Estados Unidos es que la división es extrema, lo cual es lamentable”, declaró King a The Epoch Times.

Un síntoma de ese extremismo es que Harden cree que algunas personas del Partido Demócrata están apoyando en secreto a grupos de extrema izquierda como Jane’s Revenge, que se especializan en atacar a los centros provida de emergencia para embarazadas, como CompassCare.

“Los demócratas utilizan el mismo lenguaje y han coordinado sus esfuerzos, incluso con Jane’s Revenge”, dijo Harden.

“Yo creo que si empezaran a hacer detenciones antes de las elecciones de medio mandato, los demócratas saldrían perdiendo y perderían su poder”, añadió Harden sobre la supuesta falta de progreso de la Policía de Amherst y el FBI en el caso del incendio provocado de CompassCare.

The Epoch Times informó previamente que han habido cero arrestos en respuesta a los 50 ataques contra grupos provida en todo el país entre 2021 y 2022.

The Epoch Times se puso en contacto con el Departamento de Policía de Amherst, la Casa Blanca y el Comité Nacional Demócrata para obtener comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.