Policías argentinos ayudan a una mamá a dar a luz a su bebé en medio de una plaza pública

Por Romina Garcia
23 de Marzo de 2021 9:02 PM Actualizado: 23 de Marzo de 2021 9:02 PM

El inesperado milagro de la vida ocurrió en una plaza pública de Salta, Argentina. Gracias a la acción de dos policías que patrullaban la zona una joven madre pudo traer a su bebé al mundo.

Dos policías, la sargento ayudante Melina Ríos y el sargento ayudante Carlos Córdoba, reaccionaron ante el pedido de un vecino que se hizo presente en la comisaría alertando sobre una mujer que yacía en el suelo de una plaza en el barrio Villa Mitre, y que estaba en labor de parto, según El Tribuno de Salta.

En plena madrugada, a las 3:15 horas del sábado, los dos policías miembros de la Dirección de Unidades Especiales acudieron a ayudar a la gestante.

Los oficiales dieron los primeros auxilios a la mujer embarazada. Sin embargo, la bebé estaba dispuesta a nacer en ese preciso momento.

“Es la primera vez que nos pasa”, comentaron ambos a Multivisión Federal.

Los policías procedieron a llamar a una ambulancia mientras asistían a la mamá.

Algunos vecinos se acercaron a alumbrar el lugar y a rodear a la joven para cubrirla del viento, de acuerdo a El Tribuno de Salta.

“Recepcionamos al recién nacido de forma rápida y segura, de inmediato lo cubrimos con mi gabán para protegerlo de las condiciones climáticas adversas y mantener su calor corporal con el fin de preservar la vida del recién nacido”, sostuvo Ríos.

Ríos comentó que mientras esperaban a los profesionales de la salud, el servicio de emergencia le daba indicaciones vía telefónica de lo que debía hacer. “Me dijeron desde el Samec que mantenga el cordón y que ponga a la bebé en el pecho de la madre, pero la tuve que abrigar y la mantuve así hasta que llegó la ambulancia, dijo Ríos a Multivisión Federal.

Además dijo que se emocionó al recibir a la bebé en sus manos “pero primero había que darle tranquilidad a la madre, a los vecinos y a la familia que iba llegando al lugar en ese momento”.

Cuando sostenía a la bebé, la oficial recordó que esa semana había tenido un sueño muy singular, que relacionó inmediatamente con el nacimiento.

“Yo soñé antes de esto, que tenía un bebé en brazos y era una nena. Horas después recibí a una recién nacida. No estaba preparada, uno tiene las capacitaciones siempre, pero en la práctica es otra”.

“Me siento privilegiada por haber recibido una vida que Dios mandó al mundo, tal vez no en las mejores condiciones, pero salió todo bien y estoy contenta”, dijo Melina Ríos.

La mamá y la bebé fueron trasladadas al hospital Materno Infantil donde ingresaron aproximadamente a las 3:30 a.m., ambas estables y fuera de peligro.

La oficial Ríos aseguró que el sábado visitó hospital para saber cómo se encontraba la bebé y la mamá, y que primero no la dejaron ingresar, debido al protocolo. Finalmente, pudo verlas. Felicité a la madre que se llama María Luz y ahí cruzamos un par de palabras, pude entrar un momentito, la vi a la nena y salí”.

El otro oficial, Carlo Córdoba que también participo del inesperaado nacimiento dijo que no es lo mismo presenciar una situación durante los cursos de capacitación que una en la vida real. “Como dijo mi compañera, es otra realidad, es muy difícil. A mí tampoco me había pasado, es la primera vez que me pasa”, aseguró el policía.

Afortunadamente, a pesar de las circunstancias inusuales, la bebé llegó sana y salva al mundo con la  ayuda de estos dos compasivos policías.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.