Políticas de asistencia del gobierno contribuyen a descenso laboral de estadounidenses sanos: Estudio

Por Katabella Roberts
29 de Octubre de 2021
Actualizado: 29 de Octubre de 2021

Los programas y políticas de asistencia del gobierno están contribuyendo al descenso de la actividad laboral entre los estadounidenses saludables, según un nuevo estudio realizado por los republicanos del Comité Económico Conjunto (JEC).

El estudio, titulado “Reconnecting Americans to the Benefits of Work” (“Reconectando a los estadounidenses con los beneficios del trabajo”), publicado el miércoles, busca comprender por qué menos estadounidenses en edad productiva forman parte de la fuerza laboral del país.

Si bien señalaron que la reducción de los salarios, el cambio tecnológico y el comercio internacional juegan un papel en el descenso de la actividad laboral entre los estadounidenses sanos, los republicanos del JEC dijeron que “los programas y políticas gubernamentales probablemente han hecho que el trabajo sea menos atractivo para estos estadounidenses”.

El estudio reveló que Estados Unidos ha experimentado un aumento sin precedentes de trabajadores desempleados en edad productiva en el trascurso del tiempo.

En el caso de los hombres, esta tendencia se remonta a medio siglo atrás, y su tasa de participación en la fuerza laboral cayó de más del 97 % en 1955 al 89 % antes de la pandemia. En el caso de las mujeres, el descenso de la participación en la fuerza laboral comenzó en las últimas dos décadas.

El descenso en la participación en la fuerza laboral en la edad productiva ha sido principalmente voluntaria, señala el estudio, y solo el 12 % de los hombres sanos, inactivos y en edad productiva declararon que querían trabajar o estaban dispuestos a hacerlo. Entre los hombres que dijeron que no estaban trabajando por motivos distintos a la discapacidad, jubilación, educación o tareas del hogar, el 41 % recibe personalmente asistencia del gobierno.

“Si más hombres realmente eligen quedarse en casa con los niños, ir a la escuela o jubilarse temprano, los legisladores no deberían preocuparse. Sin embargo, las políticas gubernamentales pueden inclinar la balanza hacia la inactividad y el desinterés del trabajo”, señala el estudio.

“Los dirigentes políticos deberían tomar nota si la inactividad de los posibles trabajadores se ve realmente favorecida o fomentada por beneficios gubernamentales mal estructurados o por obstáculos innecesarios al trabajo”, agrega. “Este es probablemente el caso del 41 por ciento de los hombres en edad productiva que reciben personalmente asistencia del gobierno y están inactivos por razones distintas a la discapacidad, la jubilación, la educación o las tareas del hogar”.

Los republicanos de la JEC también señalaron que un número cada vez mayor de estadounidenses estaba recibiendo asistencia del gobierno “a pesar de la mejora de las condiciones económicas previas a la pandemia”.

“La proporción de estadounidenses en edad laboral que viven en hogares entre los percentiles de ingresos  20 y 50 que reciben beneficios del sistema de ayudas aumentó del 20 por ciento a aproximadamente el 30 por ciento entre 1998 y 2014. Este crecimiento en los beneficios del sistema de ayudas probablemente hace que las actividades no laborales sean más atractivas y ha contribuido a la disminución de la participación en la fuerza laboral”, escribieron.

El estudio observó un descenso en la participación en la fuerza laboral e ingresos a partir de los programas de asistencia del gobierno, como el seguro de vivienda, Medicaid y la introducción del programa de cupones para alimentos en las décadas de 1960 y 1970.

“Pruebas más recientes luego de la Gran Recesión muestran cómo la ampliación de los beneficios del sistema de ayudas socavó las recompensas por trabajar, creando pérdidas laborales y retrasando la recuperación económica”, agrega el estudio.

El estudio se centra en múltiples programas de asistencia del gobierno en el período de tiempo antes de que el Congreso aprobara tres paquetes de estímulo masivos en un esfuerzo por apoyar la economía y ayudar a los estadounidenses a superar la pandemia de COVID-19.

El gobierno de Biden está impulsando un gasto adicional del gobierno, el cual ha dicho que ha asegurado un nuevo esquema de la Ley Build Back Better de USD 1.75 billones para el gasto económico y el cambio climático que aún no ha sido aprobado por el Senado.

El proyecto de ley es una versión revisada y reducida del proyecto de ley de gasto social de USD 3.5 billones presentado a inicios de año que fue bloqueado por demócratas moderados clave que se negaron a permitir dicho aumento de la deuda nacional.

El nuevo paquete de estímulo ha sido elogiado por demócratas como la senadora Tammy Baldwin (D-Wis.) para ayudar a los trabajadores estadounidenses a recuperarse.

Pero el apoyo adicional al estímulo también ha sido criticado por los republicanos, incluido el senador Mike Lee (R-Utah), el miembro de mayor rango de los republicanos de la JEC.

“Conforme ha aumentado el número de estadounidenses que reciben ayuda del gobierno, más estadounidenses han dejado voluntariamente sus trabajos”, dijo Lee en una declaración a Fox News. “El plan del Congreso de gastar $ 3.5 billones adicionales para brindar a los hogares nuevos subsidios y menos incentivos para trabajar solo empeoraría las cosas”.

Los republicanos de la JEC sugieren abordar la actual situación de deterioro del empleo con un enfoque triple: eliminar las barreras hacia el trabajo, como las regulaciones onerosas, eliminar los desincentivos financieros al trabajo, como los de los programas de sistema de ayudas sociales, y reforzar los incentivos y aumentar el atractivo del trabajo como un subsidio salarial financiado por el gobierno para aumentar el salario neto de los trabajadores.

“Para reincorporar a los trabajadores inactivos a la fuerza laboral se requerirá una consideración cuidadosa de los subsidios federales mal diseñados, las regulaciones de amplio alcance que excluyen a los posibles trabajadores del mercado laboral y las leyes laborales que restringen la libertad de los empleados para trabajar en sus propios términos”, dice el estudio.

“En última instancia, el trabajo es un medio para promover el bienestar, no un fin en sí mismo. Mejorar las relaciones con el trabajo y aumentar el atractivo del trabajo, especialmente entre los que corren más riesgo de estar ociosos o aislados, puede mejorar significativamente el bienestar económico, social y mental de los estadounidenses desempleados”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS