Pompeo condena la decisión del gobierno de Hong Kong de aplazar las elecciones

Por Nicole Hao
02 de Agosto de 2020
Actualizado: 11 de Agosto de 2020

El Secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, condenó la decisión del gobierno de Hong Kong de posponer las próximas elecciones de la legislatura unicameral de la ciudad por un año.

“No hay ninguna razón válida para un retraso tan largo”, dijo Pompeo en un comunicado emitido el 1 de agosto, enfatizando que los hongkoneses han demostrado su deseo de celebrar elecciones libres y justas en las últimas décadas.

Si bien la ciudad estaba programada para votar el 6 de septiembre, la alta funcionaria de Hong Kong, Carrie Lam, anunció el 31 de julio que la elección del Consejo Legislativo (LegCo) se pospondría, alegando que las reuniones de votantes el día de la votación amenazarían la salud pública en medio de un aumento de Casos de virus CCP en la ciudad.

Las elecciones municipales cuentan actualmente con mecanismos del comité electoral que favorecen a los candidatos que apoyan a Beijing. Las protestas prodemocracia de los últimos años han exigido el sufragio universal.

Pompeo planteó la preocupación de que la ciudad gobernada por China “nunca más pueda votar por nada ni nadie” si Beijing continúa ignorando sus compromisos, tal como se estipula en la Declaración Conjunta Sino-Británica.

El tratado se firmó antes de que Hong Kong transfiriera la soberanía de la dominación británica a china en 1997, garantizando que se preservarían las libertades básicas del territorio, así como su sistemas político y económico separado.

Pompeo instó a las autoridades de Hong Kong a que permitieran que las elecciones se acercaran lo más posible al calendario original.

“Si no lo son, entonces lamentablemente Hong Kong continuará su marcha hasta convertirse en una ciudad más, dirigida por los comunistas en China”, dijo.

Varios legisladores estadounidenses, gobiernos y grupos de derechos humanos también criticaron la decisión de posponer las elecciones.

Un día antes del aplazamiento, el gobierno descalificó a 12 de los candidatos prodemocracia para las elecciones, con el argumento de que no eran aptos para defender la miniconstitución de Hong Kong, la Ley Básica, o la lealtad al gobierno de Hong Kong bajo el mando de China.

Los funcionarios de la ciudad dijeron que las actividades que invalidaban a los candidatos incluían la promoción de la independencia de Hong Kong, el apoyo a la autodeterminación y la oposición a la ley de seguridad nacional de China.

La nueva ley de Beijing entró en vigor el 1 de julio, castigando las actividades consideradas como secesión, subversión del poder estatal, terrorismo y colusión con países extranjeros, con una pena máxima de cadena perpetua.

A mediados de julio, unos 610,000 hongkoneses habían votado en una elección preliminar no oficial para seleccionar los candidatos prodemocracia que les gustaría ver en campaña contra el sector que apoya a Beijing. La gran participación también fue vista como un voto simbólico de protesta contra la nueva ley de seguridad.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Hong Kong: reprimen las nuevas protestas contra ley de “seguridad” china

TE RECOMENDAMOS