Pompeo: Tras la caída del Muro de Berlín, el régimen chino es la mayor amenaza comunista

Por Nicole Hao
08 de Noviembre de 2019 Actualizado: 08 de Noviembre de 2019

En un discurso en Alemania con motivo del 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, advirtió que las amenazas actuales que plantea el Partido Comunista Chino son similares a las que enfrentaron los ciudadanos de Alemania Oriental durante la era soviética.

Pompeo pronunció un discurso en el centro de estudios de la Koerber Stiftung, ubicado cerca de la histórica Puerta de Brandenburgo de Berlín, el 8 de noviembre.

“El presidente (Ronald) Reagan pensó que el comunismo era una ‘enfermedad’ y lo llamó una ‘locura’. Cuánta razón tenía”, dijo Pompeo.

Le dijo a la audiencia que fue destinado como teniente del ejército en Alemania en 1986 y fue testigo de primera mano del sufrimiento bajo el dominio comunista.

30 años después, “pensamos que las sociedades libres florecerían en todas partes… Tristemente, estábamos equivocados”, dijo Pompeo.

Comenzó a hablar de las amenazas del régimen chino al mundo libre.

“El Partido Comunista Chino (PCCh) está dando forma a una nueva visión del autoritarismo… (este) utiliza tácticas y métodos para reprimir a su propio pueblo que serían terriblemente familiares para los ex alemanes orientales”, dijo.

El funcionario comenzó describiendo cómo Beijing ha incrementado su presencia militar para hacer valer sus reclamos territoriales -probablemente una referencia a la agresión de China en el Mar del Sur de China, además de que las autoridades niegan la entrada a quienes han hecho comentarios críticos sobre el régimen chino, y acosan a las familias de los musulmanes uigures que han buscado refugio en el extranjero.

“Debemos mezclar la celebración con la sobriedad…. Nosotros -todos nosotros, todos en esta sala- tenemos el deber de reconocer las amenazas de China”, dijo Pompeo.

Advirtió sobre la “adquisición de Beijing de empresas tecnológicas estratégicas y la intención de las empresas chinas de construir las próximas redes del mundo”, calificando al gigante chino de telecomunicaciones Huawei en particular de poco fiable, “porque está sujeto al poder del Partido Comunista Chino”.

A principios de octubre, el gobierno alemán confirmó que permitiría a Huawei suministrar las redes 5G del país, rechazando un llamado de Estados Unidos para que las naciones occidentales excluyeran a la compañía por razones de seguridad.

Pero la semana pasada, la ministra alemana de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, dijo que el país aún podría prohibir la firma china, si sus estándares de seguridad 5G no podían ser garantizados.

Pompeo terminó su discurso prometiendo que Estados Unidos tomaría la delantera en la defensa de los valores del mundo libre. “Como dijo Reagan, dos cosas no eran negociables: nuestra libertad colectiva y nuestro futuro colectivo”.

Observaciones

Esta es la segunda vez durante su viaje a Alemania que Pompeo critica al régimen chino.

El 7 de noviembre, Pompeo comentó por primera vez sobre el tema durante una conferencia de prensa con el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, en Leipzig, en la que habló sobre la infraestructura de la 5G en Alemania.

“(Decidir si se utiliza el sistema de Huawei) es complicado, pero se enfrenta a los desafíos que presenta el Partido Comunista Chino”, dijo Pompeo.

En respuesta a la pregunta de un reportero sobre los comentarios de Pompeo del 7 de noviembre, Geng Shuang, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, arremetió contra el funcionario estadounidense: “Sugerimos a Pompeo que deje de acusar a China sin ninguna prueba, de lo contrario será como levantar una piedra y aplastarse los pies con ella”.

En Nueva York, Pompeo pronunció un discurso en el Instituto Hudson el 30 de octubre, en el que dijo que tenía previsto esbozar los desafíos que el régimen chino plantea a Estados Unidos en una serie de futuros discursos.

Aclaró que el régimen del PCCh “no es lo mismo que el pueblo chino”, al tiempo que criticó a las anteriores administraciones de Estados Unidos por no despertar a la agresión de China, permitiéndole extender su influencia por todo el mundo.

“Acomodamos y alentamos el ascenso de China durante décadas, incluso cuando ese ascenso fue a expensas de los valores estadounidenses, la democracia occidental, la seguridad y el buen sentido común”, dijo Pompeo.

Descubre

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

TE RECOMENDAMOS