Por qué algunas personas nunca se infectan con COVID-19

Una mirada a la inmunidad a nivel microscópico
Por Dr. Yuhong Dong
24 de Enero de 2023 10:29 PM Actualizado: 28 de Enero de 2023 10:06 AM

Opinion

Con el actual aumento de las infecciones por COVID-19 en China, muchos están conmocionados por su magnitud y preocupados por la posibilidad de que una nueva oleada afecte al resto del mundo.

¿Cómo puede protegerse mejor si otra oleada llega a su región? A continuación, analizamos los factores que influyen en nuestra inmunidad antivírica.

Algunas personas nunca se infectan por virus

Si nos fijamos en las pandemias a lo largo de la historia, no podemos ignorar el impacto de la peste negra, que arrasó Europa y redujo la población de algunas zonas a más de la mitad. Sin embargo, algunas personas nunca enfermaron.

El cólera casi arrasó Europa, pero algunas personas no se infectaron a pesar de que comían los mismos alimentos contaminados y bebían la misma agua contaminada por el cólera.

Algunos médicos y enfermeras dedicaron su vida a las tribus leprosas y, sin embargo, nunca tuvieron lepra en su vida.

Durante la gripe española de 1918, dos grupos independientes de médicos de Boston y San Francisco realizaron dos ensayos de desafío en humanos con 62 y 50 voluntarios sanos, respectivamente.

Por muchos medios agresivos que se utilizaran para intentar infectar a las personas (incluso dejando caer mucosidades o fluidos corporales de pacientes con gripe en los ojos, narices o gargantas de los voluntarios sanos), ninguno de los participantes se infectó.

En el experimento de desafío humano del virus COVID-19 en el Reino Unido, casi la mitad no resultaron infectados. (The Epoch Times)
En el experimento de desafío humano del virus COVID-19 en el Reino Unido, casi la mitad no resultaron infectados. (The Epoch Times)

Durante la pandemia de COVID-19, un estudio de desafío humano con el virus SARS-CoV-2 publicado en Nature en 2022 descubrió que de los 36 voluntarios sanos a los que se inoculó el virus SARS-CoV-2 por vía intranasal, solo algo más de la mitad se infectó con síntomas leves, y la otra mitad no se infectó. Dos fueron excluidos del análisis por protocolo, por lo que el experimento continuó con 34 participantes.

Este experimento demuestra que algunas personas simplemente no se infectan.

Los virus “ven” a las personas con inmunidad debilitada

Aunque las personas se parezcan por fuera, en el mundo microscópico de los virus somos muy diferentes. Nuestros sistemas inmunitarios también parecen diferentes.

El sistema inmunitario con el que ambos contamos está sofisticadamente diseñado, capa sobre capa, y actúa como un ejército que nos protege contra diversos virus y bacterias 24 horas al día, 7 días a la semana.

Los virus necesitan células adecuadas para replicarse

Si las células de una persona están en buen estado antiviral, no hay terreno para que el virus extienda sus raíces, por así decirlo, de modo que esa persona no se infectará.

Nuestro cuerpo resiste a los virus mediante la inmunidad innata y la inmunidad adaptativa. (The Epoch Times)
Nuestro cuerpo resiste a los virus mediante la inmunidad innata y la inmunidad adaptativa. (The Epoch Times)

Por ejemplo, las células epiteliales de la mucosa de nuestra nariz pueden segregar automáticamente una sustancia que pone a esta célula en un estado antiviral.

El cuerpo tiene varias capas de defensa contra los virus. (The Epoch Times)
El cuerpo tiene varias capas de defensa contra los virus. (The Epoch Times)

Esta sustancia se llama interferón. Interfiere en la replicación del virus, descomponiendo sus proteínas, enzimas y ARN para que el virus no pueda sobrevivir en estas células.

Los interferones interfieren en la replicación del virus. (The Epoch Times)
Los interferones interfieren en la replicación del virus. (The Epoch Times)

Profundizando más, hay una gran variedad de células inmunitarias, como las células asesinas naturales (NK), los macrófagos y los linfocitos. Cada célula es como un soldado especial que posee habilidades especiales para luchar contra los virus.

Cinco barreras de la inmunidad innata humana. (The Epoch Times)
Cinco barreras de la inmunidad innata humana. (The Epoch Times)

Aunque se infecte, si su sistema inmunitario es fuerte, solo sufrirá una enfermedad leve y podrá recuperarse rápidamente.

Una investigación publicada en la revista Scientific Reports of Nature demuestra que en la fase inicial de la infección, cuanto mayor es la presencia de interferón, menor es la incidencia de desarrollar síntomas graves de COVID.

Por el contrario, si una persona tiene una inmunidad antiviral deficiente, es más probable que el virus se desboque en su organismo.

Dos estados de inmunidad

En general, existen dos estados distintos de inmunidad.

Uno es el estado antiviral. Se caracteriza por una fuerte inmunidad antiviral de las células inmunitarias que pueden segregar interferones para erradicar los virus. El otro es el estado de inflamación crónica sistémica. Este estado hace que las personas sean susceptibles a las infecciones víricas.

Hay dos estados que determinan si alguien va a enfermar: el estado antivírico y la inflamación crónica sistémica. (The Epoch Times)
Hay dos estados que determinan si alguien va a enfermar: el estado antivírico y la inflamación crónica sistémica. (The Epoch Times)

Un estudio publicado en Nature Medicine resume las causas de la inflamación crónica y sus consecuencias.

Causas de la inflamación crónica sistémica que provoca síntomas graves de COVID. (The Epoch Times)
Causas de la inflamación crónica sistémica que provoca síntomas graves de COVID. (The Epoch Times)

Tener un propósito favorece la inmunidad antivírica

Cuando hablamos de reforzar la inmunidad, la gente suele pensar en mejorar la nutrición o desarrollar anticuerpos.

Esos factores son importantes; aumentar la nutrición y añadir ejercicio a nuestro régimen sin duda ayudarán. Al mismo tiempo, hay otras formas internas de mejorar nuestra capacidad para luchar contra los virus.

Todo el mundo tiene emociones, pensamientos, características y estados mentales diferentes. La gente cree que nuestros pensamientos son intangibles, pero en realidad tienen aplicaciones materiales. La ciencia ya demostró este punto.

En psicología, hay dos tipos de conceptos relacionados con la felicidad: hedónico y eudaimónico. El hedónico se refiere a la felicidad obtenida a través de la experiencia placentera, y el eudaimónico se refiere a la felicidad que proviene de alcanzar un propósito y un significado. Un estudio del 2013 publicado en una revista de primer nivel descubrió que las personas inclinadas a perseguir la justicia y objetivos nobles (eudaimónicos) tenían una mayor expresión de genes de interferón, una mayor capacidad para producir anticuerpos y una expresión significativamente menor de genes inflamatorios crónicos.

El impacto del bienestar hedónico y eudaimónico en la inmunidad. (The Epoch Times)
El impacto del bienestar hedónico y eudaimónico en la inmunidad. (The Epoch Times)

Además, según un estudio de la Universidad de Harvard y la Universidad de California en Berkeley publicado en Current Opinion in Psychology en 2015 (pdf), las personas con un corazón honesto son menos propensas a las infecciones virales. Esto se debe a que la respuesta al cortisol de los mentirosos es significativamente mayor que la de los que dicen la verdad. Y cuanto mayor es la capacidad de respuesta del cortisol, más fácil es que aumenten los niveles de la hormona del estrés en el organismo.

Los corticosteroides y el cortisol tienen un efecto inhibidor sobre las células inmunitarias y suprimen la capacidad del organismo para luchar contra los virus. Por lo tanto, un comportamiento deshonesto provocará una disminución de la capacidad antiviral.

La honestidad disminuye el estrés y refuerza la inmunidad. (The Epoch Times)
La honestidad disminuye el estrés y refuerza la inmunidad. (The Epoch Times)

Además, la investigación descubrió que las personas que buscan un propósito en la vida tienen una función de las células asesinas naturales y una inmunidad más fuertes.

Buscar un propósito en la vida refuerza el sistema inmunitario. (The Epoch Times)
Buscar un propósito en la vida refuerza el sistema inmunitario. (The Epoch Times)

El Centro Rush para la Enfermedad de Alzheimer de los Departamentos de Ciencias del Comportamiento y Ciencias Neurológicas del Centro Médico de la Universidad Rush de Chicago llevó a cabo un estudio sobre el importante factor determinante de los resultados sanitarios y la mortalidad en ancianos residentes en la comunidad en Estados Unidos.

Los investigadores descubrieron que tener un mayor sentido de propósito en la vida previene eficazmente los sucesos letales. Una persona con una puntuación alta en la medida del propósito en la vida tenía un 43 por ciento menos de riesgo de mortalidad que una persona con una puntuación baja. Así pues, desarrollar y perfeccionar el sentido de propósito de las personas puede proteger la salud y, potencialmente, salvar vidas.

Establecer un objetivo vital reduce el riesgo de muerte. (The Epoch Times)
Establecer un objetivo vital reduce el riesgo de muerte. (The Epoch Times)

La evidencia científica apoya que nuestros pensamientos, mentalidades y normas morales pueden afectar a los genes y las funciones de las células inmunitarias, afectar a los niveles hormonales e incidir en la inmunidad antiviral holística.

En conjunto, nuestros pensamientos pueden contribuir a que nos infectemos o no en una epidemia, o a que enfermemos gravemente después de infectarnos.

En las culturas tradicionales, las personas que son amables, altruistas, honestas y que tienen un corazón tranquilo y una actitud humilde son normalmente más sanas. Ahora entendemos que se debe a que producen altos niveles de interferón, una fuerte función de las células asesinas naturales y una fuerte inmunidad antiviral. Estas personas son menos susceptibles a las infecciones víricas.

Las personas con estas cualidades suelen tener una mente estable y mejor salud mental y no se ponen ansiosas, deprimidas o tienen emociones negativas e intensas con facilidad.

Tengo una amiga que tiene fe, es amable, a menudo se ofrece voluntaria para ayudar a los demás y estuvo en la sala de COVID todos los días durante toda la pandemia. Esta amiga nunca se infectó con COVID-19. También tengo muchos otros amigos parecidos a ella que no se infectaron durante la pandemia.

A lo largo de la reciente oleada de COVID en China, hubo un número inusual de funcionarios chinos de alto nivel que fallecieron por presuntas infecciones de COVID-19. Como funcionarios de alto rango en China, disfrutan de atención médica de vanguardia y se les suministró adecuadamente alimentos, nutrientes y suplementos dietéticos de primera clase. Entonces, ¿por qué murieron durante esta oleada?

Todos conocemos las noticias falsas y la falsificación en China, incluido el encubrimiento y la ocultación de los datos de COVID-19, la supresión de los denunciantes y la supresión de las personas que se atreven a decir la verdad.

Los altos funcionarios chinos, no todos, pero sí muchos, no dijeron la verdad al pueblo. Ejecutaron el encubrimiento o ayudaron a encubrirlo. Desde una perspectiva biológica, los niveles de hormonas del estrés de sus cuerpos pueden ser mucho más altos que los de las personas que no soportan el estrés de la deshonestidad. Si vivieran en ese estado constantemente, las hormonas del estrés crónicamente elevadas habrían causado un gran daño a su inmunidad.

Estos funcionarios no anteponen el bienestar del pueblo chino a los beneficios o el poder. Por lo tanto, se espera que el nivel de expresión del gen interferón de sus células inmunitarias sea inferior al de las personas que se preocupan por los demás.

Si estos funcionarios hubieran tenido mentes más virtuosas y corazones más bondadosos, habrían sido menos propensos a las infecciones víricas o habrían corrido menos riesgo de sufrir enfermedades graves.

Hay un dicho tradicional chino: “Las enfermedades tienen un 70 por ciento de causa mental y un 30 por ciento de causa física”. Durante la pandemia, no solo es importante mantener un buen estado físico, sino también una mentalidad amable y virtuosa para ayudar al sistema inmunitario.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de The Epoch Times.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.