¿Por qué el Templo de la Tierra en China es tan tosco y pequeño?

24 de Agosto de 2015 Actualizado: 26 de Agosto de 2015

La leyenda dice que el dios de la Tierra era de apellido Han (韩), y es el tío de Han Xiangzi, uno de los ocho inmortales de la tradición daoísta que después de pasar por “las siete pruebas” de  Lǚ Dòngbīn (otro famoso inmortal de la tradición china) se convirtió en su discípulo. Un día Han Xiangzi se encontró con su tío, e intencionalmente le lanzó dos frases, a fin de predecirle el futuro: “donde la nube cruza la casa de Qin, la nieve agrupa caballos azules que no son de donde antes”.

Varios años más tarde, su tío violó las leyes del reino, y fue desterrado a Chaoyang. Al pasar por el Paso de Lan (hoy provincia de Shaanxi), una gran nevada cerró el paso de la montaña. En este momento tan difícil, Han Xiangzi le preguntó: “Tío, ¿recuerdas las dos frases que te dije hace unos años?”.

Entonces el tío se convenció de que Han podía predecir el futuro; tomó la decisión de apartarse de este abismo de miseria y cultivarse espiritualmente, de todo corazón, con el anhelo de convertirse en inmortal cuanto antes. Han, al ver que su tío estaba decidido a cultivarse, le dijo: “Tío, ¡la práctica de la cultivación requiere no tener ninguna relación con el mundo secular!”,  a lo cual éste le respondió: “Mi sobrino tiene razón, pues ve que su tío tiene un cargo oficial”. Así que donó todo el patrimonio familiar para hacer buenas obras en la región,” ¿No es éste un corazón recto? ¿No es esto lo que tengo que hacer para convertirme [en uno de ellos]?”.

Cuenta la leyenda que el Dios de la Tierra es el tío de Han Xiangzi.
Cuenta la leyenda que el Dios de la Tierra es el tío de Han Xiangzi. (La Gran Época)

Han Xiangzi le dijo: “Convertirse en inmortal depende de la relación predestinada, lo más importante es que eso depende de la sinceridad de tu corazón. Recuerdo en aquellos años cuando Chúnyang el inmortal me transformó muchas veces, hasta que en la séptima vez me pude librar de esta carne maloliente. Tío, ya que estás sinceramente decidido a cultivarte espiritualmente, tienes que cocinar una ‘piedra Zhongnan’ (esto es una roca histórica donde el héroe de la dinastía Song del Sur Wen Tianxiang luchó contra las tropas de Yuan), tienes un plazo de 49 días para hacerlo, si no lo consigues, eso demostraría que no tienes la relación predestinada”.

“¡Cocinar una piedra! ¿Pero… cómo,  con qué…  usando qué…?” Cuando el tío justo iba a preguntarle, el sobrino desapareció, entonces vio flotando en el cielo una esquela que tenía escrito un mensaje: “Cien peldaños, agua, lirios, 49, si no hay transformación, reencarnar en el mundo”.

Si el tío quiere convertirse en un inmortal, de acuerdo a las instrucciones de su sobrino, cada día debe subir cien escalones de piedra cargando cubos de agua, escalar montañas y ríos escarpados recogiendo lirios para hacer leña y quemar, y nunca tener un momento de descanso; de esta manera, recogiendo agua con una pértiga al hombro, atando manojo tras manojo de lirios, cocinando durante 49 días hasta que piedra se abra.

A los 49 días por la tarde, Han Xiangzi vino volando.Viendo que su tío estaba alrededor del fogón, ansioso y sudando mucho, que a “la piedra Zhongnan” le restaba aun un poco, que no tenía lirios para quemar y que el fuego estaba por extinguirse, Hanxiangzi preguntó: “Tío, ¿qué pasa? Aún resta un poco de la piedra,¿ cómo es que el fuego no tiene fuerza?”

El tío dijo: “¡Sí! No hay flores de lirio, ¿qué puedo hacer?” A lo que Han respondió: “Como puedes ver, el sol ya se pone tras la montaña, ¡no se pueden perder los frutos ya ganados!”.

Su tío levantó la cabeza, y con pesar vio cómo el Sol ya se ponía por la montaña, y pensó, ¿qué otra cosa podría reemplazar a los lirios? Apretando los dientes, metió una pierna en el fogón, y al instante el fuego de la hoguera llameó ardiente y furioso, y al ver que la fuerza del fuego aún no era suficiente, extendió la otra pierna y la metió también en el horno. Luego se escuchó un ruido “pum”, las llamas ya chocaban contra el cielo, y en ese instante el tío se desmayó y murió.

Cuando despertó, se encontró junto a su sobrino de pie en las nubes. Han Xiangzi señaló un cadáver en el suelo, y dijo: “Tío mira, ¡esa es tu cáscara!” “¿He muerto quemado ya?”, y Han dijo: “Correcto, tú has usado tus piernas para cocinar la piedra zhong nán shí, por eso te has convertido en un inmortal”.

El tío de Han se puso muy contento, y junto con su sobrino viajaron por el mundo de los inmortales, fueron a visitar y conocer varios dioses, y también fueron a participar en el Festival Anual de la Fiesta del Durazno. Viajaron hasta el incomparable Pabellón Enjoyado de los Inmortales, el Palacio de las Damas de Honor, el de las Damas Selectas, bebieron mucho Néctar de Jade delicioso, y después de haber viajado, Han le preguntó: “Tío, ¿qué tal el paraíso de los inmortales?” Y el tío respondió: “Bien, pero tu tío tiene un deseo: si tu tía pudiera venir esto sería mucho mejor”.

Pero esta frase fue oída por el inmortal Zhang Guolao, que le dijo a Han Xiangzi: “Tu tío tiene ciertos deseos humanos sin cumplir, ¡permitámosle que regrese entonces!” Diciendo esto, lo empujó con la mano y el tío cayó al mundo de los mortales. Después de despertar, sintió un gran arrepentimiento de lo último que había dicho, sentía que no sabía dónde meterse de vergüenza, se levantó y empezó a correr sin parar. Los ocho inmortales que lo vieron desde las nubes empezaron a reír a carcajadas. Corría cada vez más rápido, y de cabeza se tiró dentro de un horno que había a un lado en el camino, para ocultarse.

Muy apenado, Han Xiangzi desde las nubes dijo:”¡Deplorable! ¿Por qué no ingresó en un gran templo?” Si hubiera entrado en un gran templo, mi tío podría haber sido nombrado su dios protector, pero ya hizo su elección”. Y así fue que a partir de entonces, el Templo del dios de la Tierra es tan pequeño y tosco.

TE RECOMENDAMOS