¿Por qué ha desaparecido el “calentamiento global”?

Por Cheng Xiaonong
13 de Mayo de 2021
Actualizado: 13 de Mayo de 2021

Comentario

Después de que el presidente Joe Biden entrara en la Casa Blanca, creó un puesto que nunca antes había existido en la historia de la Casa Blanca: “Enviado del Clima”, y la política climática fue elevada a un nivel de importancia sin precedentes por Biden y las fuerzas que lo respaldan.

¿Por qué es tan importante la política climática para los políticos de izquierda? En los últimos años, las políticas climáticas de Estados Unidos y de los países de la Unión Europea parten de la misma hipótesis, el “calentamiento global”. Hace varios años, el calentamiento global era una conclusión casi incuestionable desde el punto de vista científico; pero en los últimos años, la hipótesis del calentamiento global ha desaparecido silenciosamente de varios documentos, eslóganes y propaganda de las políticas climáticas de los gobiernos de los países que antes la defendían.

¿Qué pasa con la hipótesis del calentamiento global y qué significa su desaparición? Si intenta analizar el pasado y el presente de las políticas climáticas de varios países, llegar a entender por qué ha desaparecido el “calentamiento global”.

El origen de la hipótesis del calentamiento global

¿Qué es exactamente el calentamiento global? Wikipedia lo explica de la siguiente manera:

“El cambio climático incluye tanto el calentamiento global provocado por las emisiones de gases de efecto invernadero inducidas por el ser humano como los cambios a gran escala en los patrones climáticos resultantes. Aunque ha habido periodos anteriores de cambio climático, desde mediados del siglo XX el ser humano ha tenido un impacto sin precedentes en el sistema climático de la Tierra y ha provocado cambios a escala global”.

Esta redacción indica que el término “calentamiento global” no es una conclusión definitiva, científicamente indiscutible. Por lo tanto, solo puede servir como un concepto vago en el que algunas personas deciden creer. Además, nadie puede demostrar que sean definitivamente las actividades humanas las que provocan el calentamiento global.

Ahora que hemos observado que este término está desapareciendo de los documentos gubernamentales, implica que la hipótesis del calentamiento global puede no estar bien fundamentada.

¿Fluctuaciones de la temperatura superficial o calentamiento global?

La temperatura de la superficie de la Tierra siempre está cambiando: los cambios de temperatura suelen ser fluctuantes y existen ciclos climáticos naturales. Cada ciclo puede durar varias décadas o incluso millones de años. La fluctuación de la temperatura de la superficie puede ser regional o global, y los factores que causan estos cambios son muchos, en su mayoría factores naturales, como la radiación solar, los cambios en la órbita de la Tierra, la deriva continental, los cambios en las corrientes oceánicas y los movimientos orogénicos.

Estos factores naturales están fuera de nuestro control. Por supuesto, los cambios en la temperatura de la superficie también pueden estar relacionados con las actividades humanas, como las emisiones de gases de efecto invernadero.

Sin embargo, si atribuimos todos los cambios de la temperatura de la superficie a las actividades económicas humanas, o exageramos los cambios de temperatura a corto plazo como cambios permanentes irreversibles, e interpretamos las fluctuaciones de la temperatura como una tendencia lineal, sería gravemente engañoso.

Un lago de agua de deshielo visto bajo un glaciar al este de Kangerlussuaq, Groenlandia, en septiembre de 2007. Los científicos creen que Groenlandia, con sus capas de hielo que se derriten y sus glaciares que desaparecen, es un termómetro preciso del calentamiento global. (Uriel Sinai/Getty Images)

En cuanto a los factores naturales que afectan a la temperatura de la superficie, en primer lugar, la deriva de las placas continentales provocará cambios en la ubicación y la superficie de la tierra y el océano, afectando así a la circulación atmosférica global, lo que dará lugar a cambios de temperatura globales o regionales.

En segundo lugar, el movimiento orogénico de la corteza terrestre puede formar montañas o valles, y los cambios en la topografía provocarán precipitaciones en el terreno e incluso la formación de glaciares alpinos.

En tercer lugar, el sol es la fuente de energía externa más importante para la Tierra, y las actividades del sol afectarán a la temperatura de la superficie terrestre. Sus fluctuaciones de radiación a corto plazo, como la actividad de las manchas solares con un ciclo de 11 años y un cambio de radiación con un ciclo de más de 20 años, tienen un impacto en el clima de la Tierra. Los cambios en las manchas solares con un ciclo de 11 años inducirán un cambio de 1.5 grados centígrados de la temperatura estratosférica de la Tierra, haciendo que las latitudes altas sean más frías y las bajas más calientes. Según las observaciones de los cambios de temperatura entre 1900 y 1950, este cambio fue probablemente la causa de la Pequeña Edad de Hielo.

En cuarto y último lugar, las corrientes oceánicas tienen un enorme impacto en la temperatura de la superficie de la Tierra. Solo la corriente del Golfo de México emite más calor que la quema anual de carbón del mundo. El ciclo del cambio climático de las corrientes oceánicas es de varios años o décadas. Los cambios en las corrientes oceánicas también pueden provocar cambios climáticos, entre los que se encuentra el fenómeno de El Niño en el Pacífico oriental, ampliamente conocido en la actualidad.

Hasta ahora, la comunidad científica tiene un conocimiento muy limitado de cómo estos factores naturales afectan al cambio climático, y los científicos no pueden describirlos ni explicarlos con claridad. Sin embargo, como los cambios de temperatura pueden medirse fácilmente en la superficie de la Tierra, algunos se centran en el estudio de los registros de temperatura de la superficie ignorando la influencia de todos los factores naturales y utilizan las emisiones de dióxido de carbono para explicar los cambios de temperatura a corto plazo en la Tierra, lo que conduce a la hipótesis del calentamiento global.

¿Podemos confiar en la evaluación climática de la ONU?

A lo largo de la historia de la humanidad, siempre se ha creído que el cambio climático se debe a factores naturales.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas organizó una evaluación del cambio climático global en 1990. En 1992, el organismo publicó el primer informe de evaluación del cambio climático, en el que se anunciaba que las continuas emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de las actividades humanas conducían a la acumulación de gases de efecto invernadero, lo que a su vez provocaría el cambio climático.

Sin embargo, antes de la Conferencia sobre el Clima de Copenhague en 2009, los medios de comunicación de algunos países condenaron al IPCC, porque cuando el comité descubrió que el modelo matemático elaborado por los expertos que contrató mostraba una tendencia de descenso de la temperatura en el futuro, estos expertos borraron todos los datos relevantes del informe para encubrirlo.

La predicción de la organización en 2007 era que los glaciares del Himalaya desaparecerían por completo en 2035. Pero en 2010, el comité del IPCC tuvo que admitir que su informe tenía cinco errores en el cálculo de la tasa de deshielo de los glaciares del Himalaya, y el resultado recalculado fue que el glaciar del Himalaya no desaparecerá por completo en 2035, sino que la desaparición puede producirse en 2350.

El glaciar Khumbu, uno de los más extensos del mundo, en la región del Everest-Khumbu, a unas 87 millas al noreste de Katmandú, el 4 de diciembre de 2009. El IPCC ha retirado las afirmaciones de que los glaciares del Himalaya se están derritiendo rápidamente. (Prakash Mathema/AFP/Getty Images)

¿Puede el dudoso modelo matemático del comité predecir con exactitud el clima de la Tierra dentro de 300 años? Ni siquiera una previsión a 30 años es fiable.

Calentamiento global” significa literalmente que la mayoría de los lugares de la Tierra seguirán siendo cada vez más calurosos, y nunca volverán al clima fresco anterior.

Sin embargo, en 2009 hizo un frío inusual en muchas partes del mundo. Desde entonces, cada vez más personas comenzaron a cuestionar el concepto de calentamiento global. Algunos miembros de la comunidad científica también empezaron a cuestionar el informe del IPCC sobre el cambio climático.

Por ejemplo, Michael Mann, climatólogo y geofísico de la Universidad Estatal de Pensilvania, siempre ha defendido la teoría del calentamiento global. Tras calcular el clima de los últimos 1000 años, llegó a la conclusión de que la temperatura alcanzará su máximo a finales del siglo XX. Sin embargo, un equipo de expertos del Comité de Estadísticas Nacionales de las Academias Nacionales anunció que el método de Mann violaba principios matemáticos básicos.

Lo que resulta aún más sorprendente es que cuando se hackearon y filtraron las comunicaciones por correo electrónico de Phil Jones, director del Centro de Investigación Climática de Reino Unido y uno de los principales defensores del calentamiento global, se descubrió que pidió a un colaborador que encubriera los problemas con los datos de temperatura de las estaciones meteorológicas chinas, para validar el calentamiento global. La manipulación de los datos no solo exageró el calentamiento del clima, sino que también eliminó los datos relativos a los anillos anuales de los árboles antiguos que muestran los cambios de temperatura durante un largo período de tiempo.

Además, muchas regiones de Estados Unidos experimentaron un clima gélido en febrero de este año, lo que desmintió una vez más la afirmación del calentamiento global.

Intereses privados detrás del calentamiento global

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París sobre el cambio climático poco después de asumir el cargo. Cree que el calentamiento global es un engaño, y tiene una buena base para este juicio, como se ha comentado anteriormente.

Pensemos en esta cuestión: ¿tiene Estados Unidos que acatar la política climática global especificada por las Naciones Unidas y seguir a los “políticamente correctos” que pregonan la crisis del calentamiento global?

Parece que mientras una declaración lleve el sello de las Naciones Unidas, conlleva inmediatamente una sensación de autoridad que deja a la gente asombrada. En realidad, los organismos de la ONU no representan una autoridad mundial, porque la reputación de las Naciones Unidas no es nada buena. Durante mucho tiempo se ha reducido a una herramienta de los países en desarrollo para chantajear a los países desarrollados. Por ejemplo, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU no ha conseguido impedir que regímenes malvados cometan abusos contra los derechos humanos, como ayudar al autoritario Partido Comunista Chino a eludir la justicia.

Las Naciones Unidas funcionan según la regla de “un país, un voto”, y muchos países en desarrollo apoyan la afirmación del calentamiento global simplemente porque apoyarían cualquier argumento que acabe otorgándoles dinero.

El Acuerdo de París, destinado a responder al cambio climático global, exige a los países desarrollados que aporten dinero a los países en desarrollo para ayudarles a reducir las emisiones de dióxido de carbono. China también es uno de los beneficiarios.

No hace mucho, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores del PCCh, Zhao Lijian, declaró que China exigiría a Estados Unidos que compensara el “pago largamente atrasado al Fondo Verde para el Clima” que se le debe a China durante el mandato de Trump.

El PCCh puede conseguir básicamente lo que quiera en las Naciones Unidas porque sabe cómo atender y comprar a las élites corruptas de los países en desarrollo. Por supuesto, también hay élites corruptas en los países desarrollados. El PCCh es capaz de manipular las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales, consiguiendo lo que exige, precisamente porque sabe cómo sobornar a las élites influyentes de varios países.

Mientras esos países en desarrollo obtienen el dinero que quieren de los países desarrollados al apoyar el Acuerdo de París, las élites de los países desarrollados occidentales también pueden haber aumentado su riqueza gracias a estos proyectos de fondos climáticos. Al igual que décadas de proyectos de desarrollo alimentario sin cambios por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación para los países africanos, no importa cuánto dinero se haya inyectado en estos proyectos, nunca mejorará el estado de atraso de la agricultura en esos países, pero definitivamente puede mejorar la riqueza familiar de los funcionarios corruptos en los países involucrados.

¿El calentamiento global es real o falso? ¿La temperatura global se está calentando o enfriando? Siempre es un debate prolongado. Hay que señalar que la investigación sobre el calentamiento global se ha convertido en realidad en una industria y una oportunidad de trabajo para un grupo de personas. Para estas personas, solo si se atiende a la atención del gobierno sobre los impactos negativos del calentamiento global pueden obtener fondos de investigación para mantener su instituto de investigación. Por lo tanto, siempre alinean las conclusiones de sus investigaciones con las indicaciones del gobierno.

En cuanto a la razón por la que los políticos abogan por la política climática, hasta el punto de que se ha convertido en algo políticamente correcto en Estados Unidos, es porque esta cuestión tiene una relación muy complicada con su agenda política y económica.

El exvicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 2007 por defender el calentamiento global. Dos años más tarde, la hipótesis del calentamiento global fue cuestionada por la realidad del enfriamiento global. El informe sobre el cambio climático del IPCC de las Naciones Unidas, la hipótesis del calentamiento global y la inversión anticarbono de Gore son considerados por muchos como un caso típico de conspiración.

Lo absurdo de la teoría del calentamiento global radica en que carece de validación científica sólida, pero sus defensores se atreven a exagerar hasta el extremo para adoctrinar al público en general.

Creo que las cosas cambiarán cuando lleguen al extremo, y la verdad sobre el calentamiento global saldrá pronto a la luz.

Cheng Xiaonong es un académico sobre política y economía de China con sede en Nueva Jersey. Cheng fue investigador político y asistente del exlíder del Partido Comunista Chino, Zhao Ziyang. También fue editor en jefe de Modern China Studies.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS