Por qué la deficiencia de luz solar es tan mortal como fumar

Por Sayer Ji y GreenMedInfo
27 de Abril de 2023 4:33 PM Actualizado: 27 de Abril de 2023 4:33 PM

Un estudio pionero publicado en el Journal of Internal Medicine reveló algo absolutamente asombroso sobre el papel del sol en la salud humana: una deficiencia de luz solar podría ser tan perjudicial para la salud humana como fumar cigarrillos.

Un estudio titulado “Evitar la exposición al sol como factor de riesgo de las principales causas de muerte: un análisis de riesgos competitivos del Melanoma en la cohorte del Sur de Suecia”, fue realizado por investigadores suecos en una población de 29,518 mujeres.

Evaluaron las diferencias en la exposición al sol como factor de riesgo de mortalidad por todas las causas, dentro de un seguimiento prospectivo de 20 años del Melanoma en el Sur de Suecia. Las mujeres tenían entre 25 y 64 años al inicio del estudio y fueron reclutadas entre 1990 y 1992. Cuando se analizaron sus hábitos de exposición al sol mediante estadísticas modernas de supervivencia, se descubrieron varias cosas.

En primer lugar:

“Las mujeres con hábitos activos de exposición al sol tenían principalmente un menor riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV) y de muerte por causas no relacionadas con el cáncer o la ECV en comparación con las que evitaban la exposición al sol”.

Segundo:

“Como resultado de su mayor supervivencia, la contribución relativa de la muerte por cáncer aumentó en estas mujeres”.

El segundo hallazgo puede ser un poco difícil de entender, así que veámoslo un poco más de cerca.

Dado que el riesgo de cáncer aumenta con la edad biológica, cuanto más tiempo se viva, mayor será el riesgo de cáncer. Por lo tanto, dado que una mayor exposición a la luz solar aumenta la longevidad, también parece aumentar el riesgo de cáncer. Pero esto no significa necesariamente que la luz solar sea intrínsecamente “cancerígena”, como se suele suponer.

Dado que las enfermedades cardiacas son la primera causa de muerte en el mundo desarrollado y que la luz solar reduce esta causa de muerte prematura, aunque aumente el riesgo de la segunda causa de muerte (cáncer), el efecto neto de la exposición a la luz solar es que vivirá más tiempo, lo que ayuda a contextualizar y neutralizar el “mayor riesgo de cáncer” que se observa a menudo.

Tenga en cuenta también que un gran número de cánceres se diagnostican y tratan en exceso, sin el suficiente reconocimiento por parte de la clase médica, cuya culpabilidad rara vez se aborda. Estos “cánceres” inflan enormemente las estadísticas. Con millones de los llamados cánceres en estadios tempranos como estos -especialmente de mama, próstata, tiroides, pulmón y ovario- siendo diagnosticados y tratados erróneamente, la complejidad del tema hace que sea aún más difícil determinar el papel de la exposición a la luz solar y el riesgo de cáncer.

Tercero:

La tercera observación importante confirma las propiedades de la luz solar para promover la longevidad:

Los no fumadores que evitaban la exposición al sol tenían una esperanza de vida similar a la de los fumadores del grupo de mayor exposición al sol, lo que indica que evitar la exposición al sol es un factor de riesgo de muerte de magnitud similar al tabaquismo

Se trata de un hallazgo contundente con profundas implicaciones. Decir que “evitar la exposición al sol es un factor de riesgo de muerte de magnitud similar al tabaquismo” es señalar que la exposición a la luz solar, en lugar de ser la amenaza letal constante que se percibe como, lo que justifica el untarse, en todo el cuerpo, de protectores solares sintéticos prácticamente garantizados para causar daño por la exposición a tóxicos, es esencial para nuestra salud.

De hecho, según los CDC, el tabaquismo es responsable de 6 millones de muertes innecesarias al año, y la “mortalidad general entre fumadores y fumadoras en Estados Unidos es aproximadamente tres veces superior a la de personas similares que nunca han fumado”. Así pues, la exposición a la luz solar puede ser un ingrediente esencial tan poderoso para la salud humana que podría considerarse poco ético desde el punto de vista médico no facilitar el acceso a ella o no aconsejar una exposición más rutinaria a la misma.

Cuarta:

La cuarta y última observación del estudio fue que:

En comparación con el grupo de mayor exposición al sol, la esperanza de vida de quienes evitaban la exposición al sol se reducía entre 0.6 y 2.1 años

La luz solar recupera su antiguo estatus de componente indispensable para la salud

Si bien podemos decir que la deficiencia de luz solar puede contribuir a resultados letales a la par que el tabaquismo, podemos reformular la información de forma positiva afirmando que el sol y su luz pueden ser tan importantes para la salud humana como el agua o los alimentos limpios. De hecho, investigaciones convincentes sugieren que la energía del sol impulsa la bioenergética celular de la biomáquina de nuestro cuerpo a través de procesos no dependientes del ATP [trifosfato de adenosina].

Considere el trabajo de Gerald Pollack, Ph.D., autor de “La 4ª Fase del Agua” (ver vídeo más abajo), que explica cómo la energía infrarroja del sol carga las moléculas de agua dentro de nuestro cuerpo (el 99 por ciento de las moléculas de nuestro cuerpo en número son agua) como billones de baterías moleculares.

En lo que respecta a la salud cardiovascular, la energía solar en forma de moléculas de agua cargadas por infrarrojos ayuda al corazón a bombear la sangre a través de los vasos sanguíneos produciendo una forma de agua altamente estructurada y energizada conocida como agua de la Zona de Exclusión, o agua EZ, y que puede proporcionar más del 99.9 por ciento de la energía biomecánica necesaria para impulsar los 1.2-1.5 galones de sangre en el cuerpo adulto medio a través de los literalmente miles de kilómetros de vasos sanguíneos.

Provocadoras investigaciones sugieren también que el cuerpo contiene una variedad de fotoaceptores/cromóforos (por ejemplo, citocromo C oxidasa) capaces de aceptar y utilizar la luz solar para generar la llamada “síntesis extra” de ATP. Además, la melanina puede absorber una amplia gama del espectro electromagnético del Sol, convirtiéndolo en energía útil y quizás también en información biológicamente importante, incluso quizás tomando la dañina radiación gamma y convirtiéndola en energía biológicamente útil.

Incluso algo tan común en la dieta humana como la clorofila se ha descubierto recientemente que actúa como un medio para mejorar las propiedades de recolección de luz de las células animales. De hecho, hace poco informamos de un estudio que descubrió una mayor producción de ATP (sin el esperado aumento concomitante de la producción de especies reactivas del oxígeno) a través de un intermediario de metabolitos de clorofila que acaban en las mitocondrias de nuestras células tras procesos digestivos mediados por microbios.

Los defensores de la salud natural han cantado las alabanzas de la luz solar para la salud desde tiempos inmemoriales. Aunque en los tiempos modernos la fobia a la luz solar es omnipresente, y los padres de las etnias de piel más clara obligan a sus hijos a ponerse trajes espaciales que les protegen todo el cuerpo, además de rociarles o untarles con derivados petroquímicos extremadamente tóxicos y nanopartículas metálicas con propiedades potencialmente cancerígenas, cada vez se reconoce más que necesitamos el sol como alimento, energía e información.

Este estudio puede allanar el camino para una comprensión más profunda de lo que los seres humanos necesitan para estar verdaderamente sanos, siendo la deficiencia de luz solar un ejemplo perfecto de lo que está más mal en nuestra encarnación moderna como criaturas centradas principalmente en el interior, lo que lleva a nuestra degeneración física y psicoespiritual.

A medida que surgen nuevos modelos de bioenergética celular, que tienen en cuenta la capacidad del cuerpo para aprovechar directa o indirectamente las distintas longitudes de onda de la luz solar, la exposición diaria directa a la luz solar puede considerarse un paso tan importante como “tomar vitaminas” o hacer ejercicio para mantener la salud. Por el contrario, la deficiencia y/o la falta de luz solar probablemente se consideren tan peligrosas o letales como fumar.

Publicado por GreenMedInfo.com

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de The Epoch Times.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.