“Por qué perdimos la Casa Blanca”: Exasesor de Trump “no se anda con rodeos” en su nuevo libro

Por Frank Fang y Steve Lance
08 de Septiembre de 2022 1:46 PM Actualizado: 08 de Septiembre de 2022 1:47 PM

El exasesor de la Casa Blanca Peter Navarro dijo que las malas elecciones en cuanto al gabinete condenaron a la Administración Trump.

“Lo llamo el talón de Aquiles del jefe. Amo al jefe a pesar de estas malas elecciones de personal. Es el mejor presidente que hemos tenido”, dijo Navarro, refiriéndose a Donald Trump, durante una reciente entrevista en el programa “Capitol Report” de NTD, medio asociado de The Epoch Times.

Añadió que la campaña de Trump para las elecciones presidenciales de 2020 no debe ser el “prólogo” de una posible candidatura a la presidencia en 2024.

Navarro compartió lo que escribió en su nuevo libro, “Taking Back’s America: Why We Lost the White House and How We’ll Win” (Retomando América: por qué perdimos la Casa Blanca y cómo la ganaremos), que se publicará el 20 de septiembre.

En su libro, Navarro escribió sobre cómo Trump, poco después de ser elegido, comenzó a rodearse de “globalistas, republicanos Nunca-Trump, locos del Caucusde la Libertad [de la Cámara de Representantes]” y “transaccionistas de Wall Street”, que “llegarían a plantar tantos árboles venenosos de mala política” durante su administración.

Navarro, que dijo que fue uno de los tres asesores principales que permanecieron con Trump desde la campaña de 2016 hasta la transición de poder, añadió que “no se anda con rodeos” en su libro al comentar los errores de Trump en la elección del gabinete.

Epoch Times Photo
El entonces secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis (izq.), y el entonces secretario de Estado, Rex Tillerson, realizan una rueda de prensa en el Departamento de Estado de Estados Unidos, en Washington, el 21 de junio de 2017. (Paul J. Richards/AFP vía Getty Images)

Durante la entrevista, Navarro nombró a Rex Tillerson y Jim Mattis, primer secretario de Estado y secretario de Defensa de Trump, respectivamente, como ejemplos de las “elecciones tontas” de Trump en lo que sería parte de lo que llamó un “Gabinete de payasos”.

Según su libro, Tillerson y Mattis se habían opuesto al esfuerzo de Trump por renegociar un acuerdo comercial con Corea del Sur, con el argumento de que hacerlo podría alterar “el delicado cálculo militar” o la “alianza diplomática” entre ambas naciones.

A pesar de su oposición, Trump y el entonces presidente coreano, Moon Jae-in, firmaron un acuerdo de libre comercio revisado en septiembre de 2018, que fue bien recibido por los fabricantes de automóviles y los exportadores de carne estadounidenses.

Trump había dicho que el antiguo acuerdo, que fue aprobado por el Congreso en 2011 y entró en vigor al año siguiente, era un “trato horrible” hecho por Hillary Clinton, quien promovió la versión final del pacto comercial como secretaria de Estado durante la Administración Obama.

Según la Oficina de Comercio de Estados Unidos, el déficit comercial de Estados Unidos con Corea del Sur aumentó de 16,700 millones de dólares en 2012 a 27,700 millones en 2016.

China

Uno de los “Nunca-Trump” que Navarro mencionó en su libro fue Steven Mnuchin, exsecretario del Tesoro en la Administración Trump.

Navarro dijo que Mnuchin y el yerno de Trump, Jared Kushner, “destruyeron sin ayuda” la política de Trump en China “con sus tratos por la espalda con Wall Street y los propios chinos comunistas”.

“Lo hicieron simplemente para acumular riqueza para ellos mismos”, dijo Navarro.

En su libro, Navarro escribió que Mnuchin “siempre se negó” cuando Trump le pidió a su secretario del Tesoro que etiquetara a China como manipulador de divisas. Mnuchin finalmente accedió a dar esa etiqueta a China el 5 de agosto de 2019.

Sin embargo, Navarro dijo que el momento era demasiado tarde. Explicó en su libro que si Mnuchin hubiera accedido a hacer la designación contra China en enero de 2017, “habría golpeado justo en el corazón a uno de los peores abusos de la China comunista”, y habría dado a los funcionarios estadounidenses “una pieza de negociación invaluable para las negociaciones comerciales con China”.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos retiró la designación el 13 de enero de 2020, dos días antes de que Trump y el viceprimer ministro chino, Liu He, firmaran un acuerdo comercial de primera fase.

El Partido Comunista Chino (PCCh) no cumplió sus promesas en el marco del acuerdo comercial. Según el Instituto Peterson de Economía Internacional (PIIE), China solo compró el 57 por ciento de las exportaciones estadounidenses que había prometido.

Epoch Times Photo
El entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, flanqueado por su yerno Jared Kushner (D) y el entonces secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, encabeza una reunión en la Casa Blanca en Washington, el 25 de julio de 2017. (Tasos Katopodis/AFP vía Getty Images)

“La realidad de ese acuerdo era el acuerdo delgado. Eso es lo que era”, dijo Navarro a NTD. “Era una pálida sombra de lo que debería haber hecho”.

Navarro dijo que Kushner tuvo la culpa del mal acuerdo comercial.

“Él estaba haciendo un doble juego con Steve Schwarzman en Wall Street y John Thornton, estos tipos, junto con los negociadores del Partido Comunista Chino, a espaldas de mí y de [el ex representante comercial de Estados Unidos Robert] Lighthizer, e incluso del presidente para llegar a este mal acuerdo”, dijo Navarro.

Schwarzman es el director ejecutivo de la firma de inversiones estadounidense The Blackstone Group, y Thornton es el presidente ejecutivo de la minera canadiense Barrick Gold y expresidente de Goldman Sachs.

Si Trump volviera a ser presidente, Navarro sugirió que Estados Unidos debería desvincularse de China.

“Puedo asegurar que una de las primeras cosas que va a hacer (…) es bloquear los aranceles a la China comunista”, dijo Navarro. “Simplemente cortaremos el cordón con ellos porque cada dólar que pagamos en Walmart por un producto hecho en China, hecho en China comunista, va a su maquinaria militar de guerra para acabar con Taiwán”.

“Creo que es realmente importante, si queremos recuperar la Casa Blanca en 2024, que gobernemos durante los próximos cuatro años de forma que se hagan las cosas”, continuó Navarro. “El tiempo es precioso, cuando estás en la Casa Blanca, como hemos aprendido, y hubo cosas que dejamos pendientes que ojalá no hubiéramos hecho”.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con Mattis, Mnuchin, Kushner, Schwarzman y Thornton para que comenten.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.