Corte Suprema rechaza por segunda vez intervenir en caso de la ley del aborto de Texas

Por Mimi Nguyen Ly
21 de Enero de 2022 6:44 AM Actualizado: 21 de Enero de 2022 9:26 AM

La Corte Suprema de Estados Unidos se ha negado, por segunda vez, a intervenir en una demanda que cuestiona la prohibición del aborto en Texas.

Este jueves, en un fallo de 6-3 (pdf), la Corte rechazó la solicitud de los proveedores de aborto para intervenir en el caso que desafía la prohibición del aborto en el estado, sostenida por la Ley del Latido del Corazón de Texas o Proyecto de Ley del Senado 8 (S.B. 8).

La ley entró en vigor en septiembre de 2021 y prohíbe los abortos después de que se detecte el latido del corazón —normalmente en torno a las seis semanas de gestación— a menos que exista una emergencia médica. No hay excepción para los embarazos debidos a incesto o violación.

El 1 de septiembre de 2021, cuando la ley entró en vigor, la Corte Suprema denegó ese mismo día un intento de bloquear la medida, en una sentencia de 5-4.

Whole Woman’s Health, que opera cuatro clínicas de aborto en Texas, así como otras clínicas en otros cinco estados, había demandado para anular la ley.

El proveedor de abortos argumentó que la ley viola las sentencias Roe vs. Wade de 1973 y Planned Parenthood vs. Casey de 1992. El caso Roe vs. Wade veta a los estados prohibir los abortos antes de que el feto fuera considerado “viable”, es decir, alrededor de las 24 semanas de embarazo. Planned Parenthood vs. Casey reafirmó la sentencia Roe y prohibió las leyes que suponen una “carga indebida” para la capacidad de una mujer de obtener un aborto.

Whole Woman’s Health también impugnó el singular mecanismo de aplicación de la prohibición del aborto en Texas. En virtud de esta medida, los funcionarios estatales no intervienen en su aplicación, pero los ciudadanos particulares (excepto los que hayan dejado embarazada a una mujer por incesto o violación) pueden presentar demandas contra cualquiera que supuestamente “colabore” en un aborto que viole la ley.

Dado que ningún funcionario estatal participa en la aplicación de la ley, los proveedores de servicios de aborto han tenido dificultades para presentar demandas contra personas concretas.

La Corte Suprema escuchó los argumentos orales del caso el 1 de noviembre de 2021. La corte se negó a suspender la ley y desestimó la mayoría de los argumentos contra la ley, pero permitió que una demanda limitada siguiera adelante, dictaminando que ciertos funcionarios estatales que otorgan licencias podrían tener autoridad indirecta para hacer cumplir la S.B. 8, por lo que la demanda solo podría proceder contra ellos.

El 16 de diciembre, el juez de la Corte Suprema, Neil Gorsuch, devolvió la impugnación a la Corte de Apelaciones del 5º Circuito de EE. UU., que envió el caso a la Corte Suprema de Texas el lunes, a petición de los funcionarios de Texas. En una votación de 2-1, el panel de la corte del 5º Circuito pidió a la Corte Suprema de Texas que interpretara la S.B. 8 y determinara si los funcionarios encargados de otorgar las licencias estatales son los demandados apropiados bajo la ley estatal.

La decisión de la Corte Suprema de Texas permite que la prohibición del aborto siga vigente en medio del litigio en curso. Tras esta decisión el caso vuelve al 5º Circuito. En la actualidad, no hay un calendario para que el Corte Suprema de Texas se ocupe del caso.

Los proveedores de abortos, en su última petición a la Corte Suprema de Estados Unidos, argumentaron que la Corte de apelaciones del 5º Circuito debería haber enviado el caso a una corte federal de distrito en Austin, donde un juez previamente había bloqueado la ley por unos días. Los proveedores de abortos pidieron a los jueces que intervengan y desvíen el caso para evitar retrasos indebidos.

En la decisión del jueves, que se emitió sin comentarios, la mayoría denegó la petición. Tres de los nueve jueces disintieron: Sonia Sotomayor, Stephen Breyer y Elena Kagan.

“En lugar de impedir que un panel del Quinto Circuito consienta las nuevas tácticas de demora de Texas, la Corte permite al Estado una vez más extender la privación de los derechos constitucionales federales de sus ciudadanos mediante la manipulación procesal”, escribió Sotomayor en su disenso.

“¡Buenas noticias! La Corte Suprema de EE. UU. denegó hoy la petición de los abortistas de enviar la demanda de la Ley de latidos del corazón de Texas a un juez liberal. El caso permanece en la Corte Suprema de Texas, de mayoría republicana”, anunció Texas Right to Life.

Amy Hagstrom Miller, directora general y fundadora de Whole Woman’s Health, dijo en una declaración tras el fallo que “El SCOTUS vuelve a dar la espalda a los texanos que merecen una atención segura del aborto. El 10 por ciento de las personas en edad reproductiva de nuestro país viven en Texas. Esta prohibición del aborto es radical, extrema y muy, muy equivocada. [Whole Woman’s Health] seguirá luchando por ustedes. Los texanos se merecen algo mejor”.

Por su parte, Alexis McGill Johnson, presidenta y directora general de Planned Parenthood Federation of America, dijo en una declaración que “una vez más, la Corte Suprema ha traicionado al pueblo de Texas, al que ha despojado cruelmente de su derecho constitucional al aborto desde hace más de cuatro meses”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.