Preocupados por no poder concebir deciden perder peso, casi 200 kg después lucen espectaculares

Por EMG Inspired Staff
05 de Septiembre de 2019 Actualizado: 05 de Septiembre de 2019

Cuando nos proponemos realizar cambios en Año Nuevo, a veces, ni siquiera nosotros mismos lo decimos en serio, porque realmente no creemos en nosotros tanto como deberíamos. Tal vez, como dicen, tienes que realmente, verdaderamente querer cambiar antes de que pueda suceder.

Lexi Reed, de Terre Haute, Indiana, pesaba aproximadamente 220 kg a los 25 años, y cada pequeña decisión en su vida parecía girar en torno a su peso. Con el paso de los años, se había acostumbrado a renunciar a muchas cosas que sus compañeros daban por sentadas. Con obesidad mórbida, no podía nadar, caminar, andar en bicicleta o incluso caminar una cuadra sin cansarse. Entrar en los asientos de los restaurantes o incluso en su propio coche se habían convertido en momentos públicos humillantes que ella temía todos los días.

Agasajándose con una dieta de comida rápida y refrescos, Lexi había tratado de perder peso, pero el tipo de cambio de estilo de vida que se requería no se podía lograr sin una enorme motivación y apoyo. Lexi se encontró repetidamente comenzando una nueva dieta o ejercicio y luego siendo forzada a dejarlo, y se veía atrapada en un ciclo de auto-derrota.

“Sentí que si no cambiaba mi vida, no viviría para ver mi cumpleaños 30”, dijo Lexi a Inside Edition.

Hablando a Today, añadió: “Sabía que nunca podría ser una mamá con el tamaño que tenía y eso fue algo que me motivó”.

Así que, poco después, cuando el 2015 llegó a su fin, Lexi y su esposo, Danny, que pesaba aproximadamente 127 kg, establecieron una resolución de Año Nuevo para perder peso y comenzar a hacer algunos cambios hacia una vida más saludable.

“Al principio la idea no sonaba bien porque siempre era bueno ir a casa, sentarse, comer y no tener que preocuparse por nada”, dijo Danny a People. “Pero cuanto más lo pensaba, decía: ‘Es un nuevo año y algo por lo que trabajar mientras ayudo a Lexi también'”, agregó.

Antes de hacer su resolución de pérdida de peso, la pareja “pasaba la mayoría de las noches sentada en el sofá viendo la televisión y comiendo comida chatarra sin pensar”. Lexi señaló: “Pedíamos una pizza entera, palitos de pan, alitas y un litro de refresco”.

La pareja se dedicó entonces a deshacerse de sus hábitos alimenticios poco saludables y se desafió a perder peso juntos.

Lexi recordó que el primer mes había sido el más duro. La pareja estaba acostumbrada a comer fuera o a pedir para llevar en todas sus comidas. A ninguno de los dos les gustaba cocinar, pero decidieron que eso tenía que ser lo primero que cambiara en ellos mismos. Investigaron la ingesta calórica ideal para ambos y comenzaron a aprender a preparar versiones caseras de comidas ricas en proteínas con muchas frutas y verduras.

Ese cambio ayudó a impulsar una transformación completa en su estilo de vida. Dejaron de salir a comer con amigos o ir al cine solo para evitar la comida chatarra que se había convertido en una parte intrínseca de su vida diaria.

Es difícil al principio. “Estaríamos cansados y adoloridos porque nuestros cuerpos no estaban acostumbrados”, dijo Lexi. “Pero teníamos un sistema de compañeros, así que en cada paso del camino, en cada kilo, estábamos allí para motivarnos el uno al otro. Nos hicimos responsables el uno al otro”.

Con la motivación del otro, después de un tiempo, los antojos de tales alimentos comenzaron a desaparecer lentamente.

Ver esta publicación en Instagram

#motivationmonday At 25 years old, a bmi of 78, and 485lbs I was afraid that I wouldn’t live to see my 30th birthday. I feared that if I didnt fight for my life that I could die, have health complications, and just miss out on my life in general. I set a New Years Resolution and then I started showing up. I gave up fast food, eating out, soda, netflix and my couch for blood, sweat, and tears at the gym. I put in the work and with diet and exercise saved my life. I’m proof that you dont have to be great to start, but you do have to start to be great. Start today! _______________________________________ MY NEXT DIETBET OF 2019 STARTS JULY 15TH! Who’s ready to slim down this summer? Time to get paid to get lean! This year is half way over so why not bet on yourself? Lose weight, share tips/recipes, giveaways, & more! Plus get paid to get lean in 2019!  Link in bio or dietbet.com/fatgirlfedup #discipline #lifting #weightloss #exercise #motivation #lift #fitness #diet #grind #health #weightlossjourney #workoutjourney #fatloss #fattofit #fitfam #fedup #fit #fitnessmotivation #gym #gains #gymlife #gymtherapy  #plussize #extremeweightloss #workout #dietbet

Una publicación compartida de Lexi Reed (@fatgirlfedup) el

Además, Lexi y Danny visitaban el gimnasio cinco veces por semana. Fue una batalla cuesta arriba. Todo lo que Lexi podía hacer en esos primeros días era permanecer en la cinta de correr durante media hora. En un video que Danny grabó en esos primeros meses, Lexi intentó mantener una postura de tabla lateral durante un minuto, pero se arrugó justo antes de que se acabara el tiempo.

Un año después, la historia era diferente, Lexi y Danny se ejercitaban en el gimnasio solo para relajarse después de un largo día.

La promesa que se habían hecho el uno al otro el 1 de enero de 2016, llevó a Lexi a perder aproximadamente 106 kg y a Danny a perder aproximadamente 26 kg a finales de año.

Después de otros 11 meses, la pareja, que pesaba aproximadamente 347 kg, logró una pérdida total de peso de casi 179 kg entre los dos. Lexi ahora pesa aproximadamente 83 kg, bajó de una talla 28 a una talla 10, mientras que Danny pesa aproximadamente 87 kg, bajando de una talla 46 a una talla 32.

A medida que la pareja pierde los kilos de más, recuperan el control de su vida, haciendo cosas que antes no podían hacer, como andar en canoa o subir en una montaña rusa.

Hablando con ABC News, Lexi dijo: “No hay palabras para explicar el sentimiento de salvar tu propia vida”. Con la felicidad recientemente encontrada, “ya no soy prisionera de mi propio cuerpo”. Y añadió: “Por fin estoy viva. Cada día que despierto es una bendición”.

A lo largo de sus años de aprendizaje y cambio, Lexi catalogó su viaje de vida en Instagram como @fatgirlfedup, que se ha convertido en una inspiración para más de 1,2 millones de seguidores.

Su mensaje era simple: en lugar de depender de cirugías, píldoras o dietas de choque, comienza a cambiar un hábito a la vez hasta que alcances tu meta de llevar una vida saludable. La pérdida de peso seguirá inevitablemente, y tendrás una relación mucho mejor con tu propio cuerpo.

Mira el video a continuación:

La cúrcuma tiene muchos beneficios medicinales. Intégrala en tu dieta y serás mas fuerte

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS