Presentan la quinta demanda legal en China contra autoridades de Wuhan por encubrir el COVID-19

Por FRANK YUE
25 de Septiembre de 2020 9:51 AM Actualizado: 25 de Septiembre de 2020 11:07 AM

La madre de una víctima de COVID-19 presentó el 23 de septiembre una demanda ante un tribunal intermedio contra los gobiernos de la ciudad de Wuhan y la provincia de Hubei y el Hospital de la Unión de Wuhan, pidiendo alrededor de 2,000,000 de yuanes (292,880 dólares) en concepto de indemnización.

La Sra. Yang Min, madre de Tian Yuxi, afirmó que su hija fue al hospital para una operación el 16 de enero y como no se le informó de la transmisión de persona a persona del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), no tomó ninguna precaución.

El 19 de enero, Tian desarrolló una fiebre alta que duró varios días. Sin embargo, el hospital no le hizo los correspondientes análisis para determinar si se trataba de COVID-19.

La demanda dice que el encubrimiento temprano de las autoridades locales condujo a un aumento de los casos de COVID-19 y a la falta de personal en todos los hospitales locales.

Tian comenzó a desarrollar graves síntomas, incluyendo tos sanguinolenta y una fuerte caída de los niveles de oxígeno en la sangre. Ella dio positivo para el virus en un test realizado recién el 1 de febrero, lo que se confirmó en otra prueba el 2 de febrero. La hija murió el 6 de febrero a los 24 años.

La demandante solicitó al juez que responsabilice a los gobiernos de la ciudad de Wuhan y de la provincia de Hubei por la muerte de su hija debido al encubrimiento del virus. Yang también solicitó que el juez investigue al personal de los demandados por posible abuso de poder y negligencia, exigiendo que las autoridades implicadas se disculpen por ocultar información a través de los medios de comunicación.

Personal médico con ropa de protección traslada desde un apartamento a un paciente sospechoso de tener el virus del PCCh en Wuhan, en la provincia de Hubei, China, el 30 de enero de 2020. (Hector Retamal/AFP vía Getty Images)

De acuerdo a los reportes previos, la primera demanda por el encubrimiento del virus fue presentada por Tan Jun, un funcionario público de la ciudad de Yichang en la provincia de Hubei. Luego vino la demanda de Zhang Hai el 11 de junio. Sin embargo, dada la falta de independencia del sistema judicial chino del PCCh, las víctimas de COVID-19 y sus familias tienen pocas posibilidades de éxito en sus demandas, según los activistas de derechos humanos de China.

Chen Jiangang, exabogado en China, destacó los conocidos esfuerzos del PCCh para intimidar a los demandantes, en una entrevista con VOA. “La policía de Wuhan dejó claro a las familias de las víctimas que se harán detenciones si más de cinco se acercan para hablar de la enfermedad (…) Si siguen presentando cargos o pidiendo una indemnización, el siguiente paso será perjudicar a otros miembros de su familia, incluidos sus hijos”.

Yang Zhanqing, un experto legal chino que huyó a Estados Unidos desde donde todavía proporciona asesoramiento legal a los abogados clandestinos en China, señaló que ninguna de las demandas fue formalmente aceptada por los tribunales locales de China. Los cinco casos acaban de ser notificados oralmente de su rechazo, y los tribunales chinos no han dado ninguna notificación de desestimación ni explicación por escrito. Esta práctica es inequívocamente contraria a la ley china, dijo Yang.

Yang señaló en una entrevista con Skynews el 1 de septiembre que el tribunal “escuchará al gobierno y tratará los casos como casos políticos y no seguirá el proceso legal”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


Descubra a continuación

“Aún estaba vivo”: el estremecedor relato de un médico que sustrajo órganos en China

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.