Primer ministro chino insta a los líderes locales a “decir la verdad”

Por Frank Yue
26 de Noviembre de 2020
Actualizado: 26 de Noviembre de 2020

El primer ministro chino Li Keqiang pidió a los líderes locales que dijeran la verdad sobre la situación económica de sus regiones durante una reciente videoconferencia, según el Consejo de Estado de China.

El 20 de noviembre, Li organizó un seminario en línea sobre la situación económica actual de China, y los líderes locales de las provincias de Heilongjiang, Shandong, Hunan, Guangdong y Yunnan asistieron a la reunión.

Li comenzó su discurso con tres preguntas: “¿Cómo está la situación económica de su área local desde principios de este año?”, “¿Cuál es su próximo plan de trabajo?” y “¿Alguna sugerencia sobre la política macroeconómica de China?”.

Li advirtió que la comunidad internacional, incluida China, se enfrenta actualmente a una gran incertidumbre económica, según los informes de los medios de comunicación chinos.

Asimismo animó a los participantes a hablar libremente. “Solo cuando se dice la verdad podemos desplegar políticas sólidas”, enfatizó.

Cabe destacar que el llamado de Li a una discusión abierta y honesta no fue reportado en el sitio web en inglés del Consejo de Estado, sino solo en la versión en chino.

Decir la verdad “es tan peligroso como el tráfico de drogas”

La historia del Partido Comunista Chino (PCCh) ha demostrado que aquellos que se atreven a decir la verdad pueden ser duramente castigados e incluso asesinados.

En julio de 1957, Mao Zedong, entonces líder del PCCh, lanzó una campaña política para purgar de disidentes o críticos que hablaban contra el régimen. Con el fin de identificar a los disidentes, se alentó a los intelectuales chinos a “criticar al PCCh” y a “ayudar a identificar sus vulnerabilidades con el fin de hacer mejoras”. Sin embargo, los críticos francos pronto se vieron etiquetados como “derechistas” o “antirrevolucionarios”. Fueron perseguidos hasta la muerte, encarcelados, enviados a campos de trabajo y humillados en público. Muchos quedaron en la indigencia después de que las autoridades les quitaran su sustento. Según un registro oficial, al menos 550,000 personas fueron asesinadas durante la Campaña Anti-Derechista que duró hasta 1959. Pero los investigadores estiman que el número real de víctimas podría ser de más de dos millones.

El PCCh también ha purgado a sus propios miembros que no han seguido la línea del Partido o han cuestionado a los altos mandos. Por ejemplo, Peng Dehuai, el exministro de defensa de Mao, fue crítico de las políticas agrícolas del Gran Salto Adelante de finales de los años 50. Durante la campaña, más de 30 millones de personas murieron de hambre. Peng fue perseguido hasta la muerte por presuntamente haber expuesto las producciones de granos falsificadas en ese momento.

El PCCh continúa ocultando la verdad. Ha encubierto la propagación del coronavirus cuando estalló por primera vez en la ciudad de Wuhan a finales del año pasado, y que pronto se extendió por toda China y a más de 200 países y territorios de todo el mundo. La pandemia ha cobrado casi 1.4 millones de vidas, hasta el 23 de noviembre.

Los denunciantes, entre ellos el Dr. Li Wenliang, fueron etiquetados como “esparcidores de rumores” y silenciados por la policía local cuando intentaron alertar al público sobre el brote en Wuhan.

La gente asiste a una vigilia de duelo por el doctor Li Wenliang en Hong Kong el 7 de febrero de 2020. (Anthony Kwan/Getty Images)

El alcalde de Wuhan, Zhou Xianwang, admitió que el gobierno de la ciudad no reveló las noticias sobre el brote de manera oportuna e indirectamente criticó a sus superiores por manejar mal la crisis, según una entrevista con la emisora estatal CCTV el 27 de enero.

En una entrevista exclusiva con The Epoch Times el 13 de septiembre de 2017, Tan Song, exprofesor adjunto de periodismo en la Universidad Normal de Chongqing, dijo: “Decir la verdad es algo muy arriesgado en nuestro país. A veces es tan peligroso como el tráfico de drogas”.

Tan ha entrevistado a más de 500 personas de todos los ámbitos a lo largo de su carrera. Fue despedido de la universidad por escribir libros que criticaban la historia moderna de la China comunista.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Más de 250,000 personas firman una petición para poner fin al PCCh

TE RECOMENDAMOS