Primer vuelo espacial tripulado desde EE.UU. en casi 10 años, listo para su lanzamiento

Por Zachary Stieber
27 de Mayo de 2020
Actualizado: 27 de Mayo de 2020

El primer vuelo espacial tripulado que sale de Estados Unidos desde 2011 despegará este miércoles, dependiendo del clima.

“Una vez más estamos lanzando astronautas estadounidenses en cohetes estadounidenses desde suelo estadounidense”, dijo Jim Bridenstine, administrador de la NASA, a los periodistas del Centro Espacial Kennedy de Florida el martes. “Este es un gran momento en el tiempo. Han pasado nueve años desde que tuvimos esta oportunidad”.

Las posibilidades de un clima favorable para el lanzamiento aumentaron a 60 por ciento, dijeron los funcionarios de la NASA unas 24 horas antes de que se abra la ventana de lanzamiento instantáneo.

Si el vuelo necesita retrasarse, se identificaron ventanas de reserva el 30 y 31 de mayo.

Desde 2011, los astronautas estadounidenses que iban a la Estación Espacial Internacional despegaron de Rusia. Ahora saldrán de Estados Unidos en cápsulas SpaceX, impulsadas por cohetes que pueden aterrizar en plataformas y ser parcialmente reutilizadas.

La empresa californiana SpaceX, fundada por el multimillonario Elon Musk, será la primera empresa privada en llevar humanos a la estación espacial. Orbitando a unos 250 kilómetros sobre la Tierra, la estación, del tamaño de un campo de fútbol, normalmente alberga a seis astronautas que realizan experimentos científicos.

Trabajadores preparan el cohete SpaceX Falcon 9 con la nave espacial Crew Dragon adjunta para su despegue de la plataforma de lanzamiento 39A en el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, Florida, el 26 de mayo de 2020. (Joe Raedle/Getty Images)

El cohete Falcon 9 de SpaceX impulsará la cápsula Crew Dragon que lleva a los astronautas de la NASA Doug Hurley y Bob Behnken a la estación, acelerando a una velocidad de aproximadamente 27,358 kilómetros por hora durante un viaje que durará alrededor de 24 horas.

La misión, Demo-2, es el paso final para certificar la cápsula para misiones más largas, con planes de llegar a la Luna y a Marte en los próximos años.

La NASA construyó y operó su propia nave espacial durante décadas hasta el final del programa del transbordador espacial el 8 de julio de 2011. La agencia espacial se está convirtiendo en un cliente, comprando cohetes, cápsulas y otras naves de SpaceX, con el interés de hacer lo mismo con otras empresas en el futuro.

Los planes están bien encaminados para la segunda misión operacional de Crew Dragon, programada para un lanzamiento en agosto. Uno de los astronautas de esa cápsula será japonés, dijo Bridenstine.

La mayoría de los puestos de la estación están ocupados por estadounidenses o rusos. Cada uno de los dos países es dueño de la mitad de la estación, que fue construida a lo largo de 10 años a partir de 1998.

Una representación por computadora del SpaceX Crew Dragon anclado en la Estación Espacial Internacional. (NASA)

El presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence estarán entre los que observen en persona en el centro espacial. El número de espectadores allí se reducirá debido a la pandemia de COVID-19.

El Crew Dragon permanecerá en la estación espacial por un tiempo indeterminado antes de llevar a Hurley y Behnken de vuelta a la Tierra.

La prioridad principal de la misión es probar la cápsula y llevar a los astronautas a la estación y volver a salvo.

Los paneles solares de la cápsula se limitan a unos 114 días, según Bridenstine. Los pronosticadores e ingenieros también necesitan precisar un día con el clima adecuado para el vuelo de regreso.

“Si tenemos una buena ventana para volver a casa, y ellos ya no son necesarios en la Estación Espacial Internacional, la tomaremos”, dijo.

El fundador de SpaceX, Elon Musk (2º Izq.), se dirige a los medios de comunicación junto con el administrador de la NASA, Jim Bridenstine (Izq.), y los astronautas Doug Hurley (2º Der.) y Bob Behnken (Der.), durante una conferencia de prensa en la que se anuncian los nuevos desarrollos de la nave espacial reutilizable Crew Dragon, en la sede de SpaceX en Hawthorne, California, el 10 de octubre de 2019. (Philip Pacheco/AFP vía Getty Images)

Behnken, de 49 años, expiloto de pruebas de la Fuerza Aérea de EE.UU., voló dos veces a la Estación Espacial Internacional, la más reciente en febrero de 2010, registrando más de 708 horas en el espacio.

“Estoy muy emocionado”, dijo Behnken en una conferencia de prensa el 1 de mayo. Llamándolo “un sueño de todo estudiante de la escuela de pilotos de pruebas el volar en una nueva nave espacial”, dijo que desearía que su hijo estuviera con él.

Hurley, de 53 años, expiloto de combate en el Cuerpo de Marines de Estados Unidos, también voló dos veces al espacio.

“Nosotros como astronautas, apreciamos cada asignación de vuelo si quieres seguir volando en el espacio”, dijo Hurley. “Estoy emocionado de ser parte de la misión”.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Estados Unidos y China después del coronavirus

TE RECOMENDAMOS