Primera Dama de EE UU. usa una chaqueta para enviar un mensaje a los medios de prensa

Por Ivan Pentchoukov - La Gran Época
22 de Junio de 2018 Actualizado: 22 de Junio de 2018

La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, llamó la atención de los medios nacionales el 21 de junio con un mensaje en una chaqueta que llevaba durante su viaje para visitar a los niños extranjeros que entraron en modo ilegal al país, y que se encuentran alojados en instalaciones cerca de la frontera sur.

El mensaje en la parte posterior de la chaqueta de la Primera Dama se puede traducir de la siguiente forma: “no me importa. ¿Y a ti?”.

Según el presidente Donald Trump, el mensaje es un golpe a los principales medios de comunicación que ignoran en gran medida a la Primera Dama o eligen ángulos negativos para cubrirla.

El mensaje “escrito en la parte posterior de la chaqueta de Melania, se refiere a los medios de noticias falsos”, escribió Trump en Twitter. “¡Melania ha aprendido cuán deshonestos son, y realmente ya no le importa!”

El viaje es la primera aparición pública de alto perfil de la Primera Dama desde que se sometió a cirugía por una afección renal el 14 de mayo.

Melania Trump lució la chaqueta con capucha de Zara cuando abordó el avión.

“Es una chaqueta”, dijo Stephanie Grisham, la portavoz de Melania Trump. “No hubo ningún mensaje oculto. Después de la importante visita de hoy a Texas, espero que los medios de prensa no elijan centrarse en su vestuario “.

La visita no anunciada de la Primera Dama se produjo un día después de que el presidente firmara una orden ejecutiva para modificar una práctica de la era de Clinton que separa a los niños de sus padres cuando ingresan ilegalmente a los Estados Unidos.

La Primera Dama de EE. UU. Melania Trump llega en avión desde Washington, en el aeropuerto de McAllen, para visitar lugares en el área fronteriza de EE. UU.-México en McAllen, Texas, EE.UU., 21 de junio de 2018. (Reuters / Kevin Lamarque)

Melania Trump se reunió con el personal encargado de los niños alojados en McAllen, Texas, y se reunió con funcionarios y empleados de la instalación, donde se encuentran 55 niños entre 12 y 17 años. Seis de ellos fueron separados de sus padres al cruzar la frontera, dijeron las autoridades a los periodistas.

El año pasado, los medios nacionales publicaron una cobertura intensiva de la Primera Dama que llevaba tacones altos cuando abordó el Air Force One camino a Texas para una sesión informativa sobre la devastación que siguió al huracán Harvey. Al aterrizar, la Primera Dama salió con jeans y zapatillas de deporte.

“Es triste que tengamos un desastre natural activo y continuo en Texas, y la gente esté preocupada por sus zapatos”, dijo Grisham en ese momento.

TE RECOMENDAMOS