Tuvo problemas para hacer del ‘número 2’ durante 22 años, hasta que le quitan 14 kilos de heces

Por Michael Wing - La Gran Época
30 de Junio de 2019 Actualizado: 30 de Junio de 2019

Sí, esto es tan malo como parece.

¿Alguna vez has comido tanto que has sentido que estás a punto de explotar? ¿Qué tal esa sensación de que tienes de hacer del número 2, pero no puedes sin importar qué?

Bueno, si los combinas a ambos y los multiplicas por 90, entonces podrías entender cómo se sintió este joven.

Un joven de 22 años, de Shangai, China, que sigue siendo anónimo, sufrió de estreñimiento durante años. Usó laxantes y medicina para el estreñimiento para aliviar la carga, pero nada alivió la obstrucción que se producía en sus intestinos.

Imagen ilustrativa. (Crédito: Thunderstock/Shutterstock)

Obviamente estaba ocurriendo algún tipo de acumulación, ya que su intestino se agrandó hasta el punto en que se veía como si estuviera “embarazado”. Sin embargo, cuando el dolor se hizo demasiado fuerte, el joven fue al décimo Hospital Popular de Shangai para que la examinaran y, con suerte, sacaran lo que estuviera alojado en su interior.

Dirigido por el cirujano Dr. Yin Lu, un equipo médico lo abrió para descubrir una enorme sección del intestino que fue inflada como un globo, lleno de …. si… “número dos. No había podido pasar y se había acumulado y endurecido a lo largo de los años. Durante el transcurso de ese tiempo, el tejido intestinal se había estirado a un tamaño masivo.

¿Qué es lo que parece? Contemplen:

El Dr. Lu dijo que “parecía que podría explotar en cualquier momento”.

Si el enorme globo de heces en su vientre hubiera explotado de verdad, habría sido catastrófico. Tiene mucha suerte de que no lo hiciera.

En un procedimiento que duró tres horas, los cirujanos extirparon la sección agrandada del intestino y su contenido antes de volver a coser ambos extremos del tracto intestinal.

La carga que fue extirpada de las entrañas del hombre se extendió 76 centímetros de largo y tenía un colosal peso de aproximadamente 14 kg. Imagina caminar con 14 kg extra de heces en el intestino.

Ahora, ¡imagina el alivio que debe haber sentido después! ¿Conoces esa sensación después de haber ido al baño? Bueno, multiplica eso por… no importa.

Afortunadamente, se espera que el joven se recupere completamente.

Entonces, la gran pregunta es: ¿qué es lo que pudo haber causado esta increíble acumulación? La respuesta es igual de mala que te puedas imaginar.

Los médicos creen que el joven sufría de una enfermedad llamada enfermedad de Hirschsprung. Es una condición muy desafortunada en la que faltan los nervios responsables del transporte de las heces en el intestino. De este modo, los residuos no son empujados y se convierten en un bloqueo.

Esto empeora las cosas cuando la materia se compacta en una sustancia dura que puede permanecer en su lugar durante años. Los laxantes y los líquidos pueden ayudar, pero tienden a causar flujos alrededor de la sustancia densa.

La enfermedad de Hirschsprung se observa típicamente en los bebés poco después de nacer o tan tarde como a los 1 ó 2 años de edad, y todos requieren cirugía. Puede causar estreñimiento severo o incluso llevar a una infección bacteriana grave llamada enterocolitis, la cual es más probable que sea tan horrible como suena.

Bueno, te lo advertimos.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Un conductor ayuda a un anciano que se estaba congelando al lado de una carretera en Alaska

TE RECOMENDAMOS